sábado, 21 de febrero de 2009

Como es sabido, Ignacio de Loyola (1491-1556) era militar y durante el sitio de Pamplona fue herido en una pierna. Durante la convalecencia le fue entregado un libro de vidas de santos que leyó y sobre el que meditó profundamente. "¿De qué me vale ganar el mundo si pierdo mi alma?", fue la gran cuestión que se planteó y que le decidió a entregarse enteramente a trabajar "A la mayor gloria de Dios", lema de los jesuitas.Fundador de la orden religiosa llamada Compañía de Jesús, en 1540, para contrarrestar el avance de la reforma protestante. Esta orden se caracterizaba por su perfecta disciplina y obediencia , casi de tipo militar (de ahí el nombre de Compañía), no para matar al enemigo, sino para defender y propagar la fe cristiana por medio de escritos, predicaciones y misiones.Dejó la espada a los pies de la Virgen y luego paseó su cojera y su recio espíritu por París, Tierra Santa y Roma. Finalmente presentó al papa Paulo III los estatutos de una orden con gran aliento militar. Por esto la llamó "Compañía". El año 1540 fueron aprobados los estatutos, y los jesuitas comenzaron a levantar casas en España, Europa y América. Una de las armas de conquista y apostolado más interesantes ideadas por el ilustre fundador fue el libro Ejercicios Espirituales, que es un verdadero autoanálisis del alma en busca de la perfección cristiana. Si la obra del Concilio de Trento fue larga, también fue eficaz.



La Compañía de Jesús, fundada por Ignacio de Loyola y confirmada por el Papa en 1540, formó una clase de misioneros tan especial, que pronto se destacó entre todas las órdenes. La rigurosa preparación y disciplina de sus miembros, el orden jerárquico existente entre ellos y los profundos estudios a que se dedicaban, tanto en las ciencias teológicas como en las ciencias exactas y naturales, prepararon a un conjunto de hombres que en pocos anos se destacaron en los territorios donde desarrollaban su misión: Asia, Africa y América. En el Nuevo Continente extendieron su acción desde Canadá y Alaska hasta el Brasil y la Patagonia.



La Corona española consideró suficiente el número de misioneros que trabajaban en América, por eso retardó la autorización a los jesuitas, que no ingresaron sino hasta ¡a segunda mitad del siglo XVI. Se destacaron, en las ciudades pobladas por españoles, a causa de la fundación de colegios y universidades y, en las zonas selváticas y apartadas, por la evangelización de los indios.
Según los reglamentos de la Compañía de Jesús, el general de la orden nombraba a los provinciales, cuya función era organizar y dirigir las tareas misionales y controlar el desempeño de los miembros de la orden en sus respectivas provincias.

Los jesuitas en el Río de la Plata:

Brasil fue la primera provincia jesuítica de América del Sur; estaba a cargo del padre Nóbrega, a quien algunos pobladores de Asunción pidieron el envío de misioneros, pero el gobernador portugués se opuso.

El problema fue estudiado por el secretario del padre Loyola y por el Consejo de Indias; éste último, en virtud del derecho de Patronato, decidió que el envío de los sacerdotes debía contar con la expresa autorización de la Corona. Para evitar mayores conflictos, Felipe II, que desde 1580 era también rey de Portugal, ordenó la separación de las misiones españolas y portuguesas. Por ese motivo, el general jesuita decretó que la región del Río de la Plata dependiera del Perú.
Los primeros misioneros llegaron al Tucumán en 1585 procedentes del Perú; dos años después arribó un grupo procedente del Brasil. Los dos grupos fueron pedidos por el obispo de Tucumán, Francisco de Vitoria.

Cuando llegó el decreto de separación, el Provincial de Brasil regresó a su jurisdicción y quedaron’ en el Tucumán tres sacerdotes que fueron designados para trasladarse a Asunción. Como la provincia jesuita del Perú era demasiado extensa, el Provincial envió a España al Padre Diego de Torres con la propuesta de dividir en dos la región. En 1607 quedó fundada la provincia jesuítica del Paraguay, que abarcaba los actuales territorios de la Argentina, Paraguay, Uruguay, la mayor parte de Chile, el sur de Bolivia y Brasil. Su primer Provincial fue el Padre Torres. En 1625, Chile fue separada.


Los jesuitas dependían de la generosidad de los pobladores españoles para su subsistencia. El Padre Torres recibió del General de la orden la recomendación de no permitir el servicio personal de indios en encomienda. Por su defensa de los indígenas, los misioneros estuvieron expuestos a peligros y sufrieron la enemistad de os encomenderos, quienes ¡es quitaron su ayuda económica. Por esta razón y para asegurar la subsistencia, el Padre Torres fundo una estancia en Córdoba, con cuyas rentas y algunas donaciones, los jesuitas pudieron fundar colegios en casi todas las ciudades importantes.

Hernandarias, primer criollo que ejerció el gobierno del Río de la Plata seis veces (entre 1592 y 1617), proyectó desde Asunción el dominio de la región sudeste hasta llegar al mar y fundar un puerto en Santa Catalina. Se dio cuenta pronto de la importancia que tenía la presencia de los misioneros para cumplir ese objetivo.

Después de inspeccionar las reducciones franciscanas del Padre Bolaños, Hernandarias resolviò, junto con el obispo, pedir al Padre Torres el envío de misioneros a las zonas del Chaco, el Guayrá y el Paraná. Se acordó que cada misionero recibiría medio sueldo de un párroco. Se estableció también que los indígenas reducidos no serían obligados al servicio personal ni pagarían tributo durante los primeros diez años después de su conversión.
En 1609 se inició la fundación de reducciones jesuíticas. Los intentos realizados en el Chaco entre los guaycurúes fracasaron porque no practicaban la agricultura. En cambio, entre los guaraníes que sí la conocían, los jesuitas pudieron organizar sus poblaciones. La primera fue San Ignacio Guazú, a fines de 1609, a la que siguieron Encarnación de Itapúa, Concepción, San Nicolás, San Javier y Yapeyú. Más al norte, en el Guayrá, se fundaron otros pueblos gracias al esfuerzo del Padre Antonio Ruiz de Montoya, pero fueron atacados por los paulistas, que destruyeron varios y llevaron cautivos a muchos indios. Esta situación obligó a trasladar las reducciones más al sur.

viernes, 13 de febrero de 2009

Inca Garcilaso de la Vega


Born in Cuzco in 1539, Garcilaso de la Vega was the son of Spanish conqueror Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas and Inca princess Palla Chimpu Ocllo. He grew up in the earliest years of the Spanish empire, just when the conquered Incas were becoming used to Spanish rule. He lived among and was related to indigenous Peruvians who were alive in the days of Huascar’s rule in Cuzco and his subsequent battle with half-brother Atahualpa, as well as those who were alive during the rule of Huayna Capac.

He grew up learning both Quechua and Spanish while living with his mother - until he turned 10. It was then, with the death of his father who had long since abandoned the family, he decided to go to study in Spain with the 4,000 pesos he had received as an inheritance.

He was taken in by his father’s brother and received his education in Madrid. But Spanish life was not so easy. As marriages between the Spanish and indigenous peoples of the Americas were not recognised by the Spanish crown, he was considered and illegitimate child and had to spend years protesting for the rights of his father - which included a payment for services to the crown.

His greatest achievement was the detailed documentation of Inca history, from its founding of Cuzco by the sun-child Manco Capac to the death of Atahualpa at the hands of the Spanish. His early years in the Andean city and his firm grasp of Quechua gave him ample time to learn the customs and stories of his indigenous family members.
The Inca

His troubles in Madrid and his upbringing by royal Quechua natives in the conquered city of Cuzco during a time of great levels of Spanish cruelty made the chronicler fiercely proud of his Incan heritage. He was often refered to as Inca Garcilaso or just El Inca - literally meaning The Royal - intended to let Spaniards know he was royalty.

His writing made it clear who was in the right and who was in the wrong during the Spanish conquest and no amount of Spanish education and influence could change this. While Spanish propaganda prefered to vilify the Incas “barbaric” practices and belittle their achievements, Garcilaso de la Vega praised their fair, honest and advanced society.

When, in the 1700s, Tupac Amaru II attempted a rebellion, the Spanish authorities under orders from the king banned Garcilaso’s now famous book Comentarios Reales, declaring it “dangerous”.
As the son of Inca royalty, historians argue that he had a somewhat biased opinion of life in the Andeans under Quechua Inca rule. Suggestions that the Incas were altruistic in their wish to expand their empire, and the positive light he place on the Inca conquering of free peoples create this doubt.
The Spaniard

As the son of a Spaniard who ended up spending most of his life in Spain and having been educated in Europe, more doubts over the accuracy of his work surface. He seems to demonstrate a seemingly simplistic European style of royal inheritance for example.

Like a good Spaniard and good Christian, in a previous work about the conquest of Florida, he seems to promote the benefits of Christian rule. In Comentarios Reales he ridicules the “simple” and “gullible” indigenous for believing the Incas were children of the sun.

He also fails to mention unfavourable (to him) Inca practices, such as human sacrifice, that wouldn’t go down too well with those in the new society in which he lived and religion he practised.

Comentarios Reales

His masterpiece, Comentarios Reales, is considered the be the best and most detailed account of Inca history and early colonial rule. Although santitsed and not entirely accurate, it is thanks to this book, and the first mestizo writer of colonial South America, that we even have a record Inca history and timeline to contrast with all other research now undertaken.
n - High Resolution available.

Royal and Imperial House of the Sun “Sacsayhuamán”

domingo, 8 de febrero de 2009

La Fortaleza o Real Casa del Sol





priorato general del perú





The Royal House of the Sun, La Real Casa del Sol, y toda la Ollantaytambo, todavía mantiene el diseño de la planificación urbana de los tiempos incaicos. Its rooms still remind us of the presence of Manco Inca, who confronted Hernando Pizarro in 1537, during the indigenous resistance that lasted many more years. Sus habitaciones todavía nos recuerdan la presencia de Manco Inca, que se enfrentaron a Hernando Pizarro en 1537, durante la resistencia indígena, que duró muchos años más.


The function of this precinct is still discussed, just as in the case of Sacsayhuamán. La función de este recinto sigue siendo discutido, al igual que en el caso de Sacsayhuamán. Some believe that it was a fortress destined for the protection of the city of Cusco; but others agree with a less martial function given the features of the place: cultivation terraces and finely carved walls on slopes. Algunos creen que es una fortaleza destinada a la protección de la ciudad del Cusco, pero los demás de acuerdo con una función menos marcial dado las características del lugar: el cultivo de terrazas y paredes finamente tallados en las pendientes.

The fortress or Indian temple is composed of seventeen superposed terraces made of large carved stones of red porphyry (pink granite) of over 4 meters high, 2 meters wide and two meters deep. La fortaleza o templo de la India está compuesto por diecisiete terrazas superpuestas, hecho de grandes piedras talladas de pórfido rojo (granito rosa) de más de 4 metros de altura, 2 metros de ancho y dos metros de profundidad.

The walls of the Royal House of the Sun have an internal inclination and the main one is composed of six large-stone blocks with small-stone couplings that are part of the Main Altar. Las paredes de la Casa Real del Sol tienen una inclinación interior y el principal se compone de seis grandes bloques de piedra con piedra pequeña acoplamientos que son parte del Altar Mayor.

It is believed that the main hewn stone, to build the place, was Cachicata, located at 6 km on the left side of the Vilcanota River. Se cree que el principal tallados de piedra, para construir el lugar, se Cachicata, ubicado a 6 km en el lado izquierdo del río Vilcanota. Rocks were partially carved at the hewn stones and then they were brought down to the valley. Piedras talladas fueron parcialmente tallados en la piedra y luego fueron llevados hasta el valle. However, some of them, known as "tired stones", did not get to their destination. Sin embargo, algunos de ellos, conocido como "piedras cansadas", no llegar a su destino.

The way in which the huge stones were transported from long distances is always impressive. La forma en que las enormes piedras fueron transportadas desde largas distancias es siempre impresionante. In this case, they required an artificial channel parallel to the river so as to transport the immense rocks and take them up through a steep slope. En este caso, se requiere un canal artificial paralelo al río para transportar las enormes piedras y se mantiene a través de una empinada cuesta. They used instruments such as log rollers, rolling stones, camelidae-leather ropes, lever, pulleys and the strength of thousands of men. Utilizaron instrumentos como rodillos de registro, Rolling Stones, camélidos-cuerdas de cuero, palanca, las poleas y la fuerza de miles de hombres.

It is believed that one of the backgrounds of this kind of construction is the architecture of Tiawanako, which could have been brought by the Collas from the region of the Titicaca Lake, since in the external surface of the room, to the southern edge, there are three carved symbols that belong to the pre-ceramic culture: the "Hanan Pacha" (The Heaven), the "Kay Pacha" (The Earth Surface) and the "Ukhu Pacha" (The Underground). Se cree que uno de los orígenes de este tipo de construcción es la arquitectura de Tiawanako, que podría haber sido traída por los collas de la región del lago Titicaca, ya que en la superficie exterior de la sala, en la margen sur, se son tres símbolos tallados que pertenecen a la cultura pre-cerámico: el "Hanan Pacha" (El Cielo), el "Kay Pacha" (la superficie de la Tierra) y el "Ukhu Pacha" (La Metro). But the Incan particularities are differentiated due to the use of couplings and finely polished external surfaces that were even used as mirrors. Sin embargo, el Inca se diferencian particularidades debidas al uso de los acoplamientos y finamente pulidas superficies externas que incluso se utiliza como espejos.

If you want to know the mysteries and the strength of its walls, you can enter to the fortress through a grand staircase made of stone (journey of 15 to 20 minutes) that will lead you to an esplanade and an arcade facing the Mañay Racay Square. Si quieres saber los misterios y la fuerza de sus murallas, se puede ingresar a la fortaleza a través de una gran escalera de caracol hecha de piedra (recorrido de 15 a 20 minutos) que le llevará a una explanada y una galería frente a la Plaza de Mañay Racay .


Although some authors consider that the construction was not finished due to the stones that were left in the middle of the road, others believe that, due to the quality and some features of the work, the temple was finished when the Spaniards arrived and the so-called "tired stones" were destined for other similar edifications. Aunque algunos autores consideran que la construcción no fue terminado debido a las piedras que quedaron en medio de la carretera, otros creen que, debido a la calidad y algunas características de la obra, el templo fue terminado cuando los españoles llegaron y lo que se se denomina "piedras cansadas" fueron destinados a otras edificaciones.






sábado, 7 de febrero de 2009

Casa Del Inca Garcilaso De La Vega.


.


(Click en el título para ampliar)
"Tahuantinsuyo"
.leyes básicas
Ama Sua (no seas ladrón)
Ama Llulla (no seas mentiroso)
Ama Kella (no seas perezoso).
.

Germán Suárez-Vértiz, Inca Garcilaso de la Vega
Foto: Cortesía de Gabriela Lavarello de Velaochaga


Casa Del Inca Garcilaso De La Vega


Construida sobre un muro inca, es un singular ejemplo de la arquitectura virreinal. En la actualidad es sede del Museo Histórico Regional. Contiene elementos prehispánicos y coloniales, como pinturas de la Escuela Cusqueña, y perteneció al ilustre cronista mestizo Inca Garcilaso de la Vega.
.
Nacido el 12 de abril de 1539 en el Cusco, Garcilaso fue hijo del capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega y Vargas y de la princesa cusqueña Isabel Chimpu Ocllo. Fue autor de dos obras: "Comentarios Reales" y "La Florida del Inca", ambas impulsadas por la necesidad de rescatar la historia del imperio Inca más allá de la visión eurocéntrica que, la más de las veces, observó peyorativamente los rasgos de su cultura materna.
.
Garcilaso habitó este solar hasta 1560, año en que partió definitivamente a España. Sus patios y estancias fueron escenario de largas tertulias con algunos parientes maternos, cuyos relatos le servirían de base para escribir la historia del imperio incaico. En los años dramáticos de las guerras civiles, la mansión sirvió de refugio al futuro escritor junto con su madre y su ayo, cuando el capitán Sebastián Garcilaso, su padre, tuvo que huir del Cusco para unirse a las tropas del virrey Blasco Núñez de Vela en 1544.
.
Entonces, los sublevados pusieron cerco a su casa. De acuerdo con el vívido relato del Inca, "no dejaron en ella cosa que valiese un maravedí, ni indio, ni india de servicio, que a todos les pusieron pena de muerte si entraban en la casa". El niño Garcilaso y quienes quedaron dentro, podrían haber muerto de hambre sin la ayuda de los nobles cusqueños que les alcanzaban alimentos valiéndose de pasajes secretos. Por si fuera poco, retomando las palabras del Inca, "Hernando Bachicao, capitán de la artillería, nos cañoneó la casa desde la suya…y así pasaron ocho meses."
.
A su importancia histórica se suma la evidente categoría arquitectónica del edificio, construido sobre un antiguo andén incaico. Tiene un singular pórtico abierto hacia la calle, que precede al zaguán. Es una galería a manera de loggia, que permaneció tapiada durante muchos años, hasta que una restauración reciente liberó la arquería y recuperó su aspecto primigenio. En cambio, el balcón abierto que ocupa la esquina es un añadido republicano. Como es usual, las habitaciones se distribuyen alrededor de un gran patio y una imponente escalera conduce a la planta alta. La mayor parte de sus estancias han sido acondicionada como salas de exhibición al convertirse en sede del Museo Histórico Regional.
. .
Doña María de Loyola y Coya Inca, era hija de Don Martín García de Loyola, señor de Oñaz y de Loyola y caballero de la Orden de Calatrava, Capitán General de la Guardia del virrey del Perú -en 1569-; Gobernador del Potosí -en 1579-; y Gobernador y Capitán General del Reino de Chile -en 1591-(Ibídem, I, p. 60), y de Doña Beatriz Clara Coya, señora del Valle de Yucay, hija única y heredera del Inca Sayri-Tupac, soberano del Tahuantinsuyu y de su mujer y sobrina la Coya Cusi Huarcay. Véase genealogía de los
marqueses de Santiago de Oropesa en: Ibídem, I, pp. 59-66.




domingo, 1 de febrero de 2009

Caballeros de Loyola Código de Honor 2010

.


Bandera de la Hispanidad en las Américas, 
adoptada como símbolo de las Américas 
por la séptima conferencia internacional 
Americana de Montevideo 
el 13 de diciembre de 1933.

Orden  Caballeros de 
 San Ignacio de Loyola




."CÓDIGO DE HONOR"
CAPÍTULO 1
PRINCIPIOS GENERALES
 .
1.01. Del honor. El honor es la cualidad moral que obliga al más severo cumplimiento del deber respecto de los demás y de sí mismo. Está por sobre la vida terrenal misma y los valores materiales, porque la primera termina con la muerte y lo material es transitorio. El honor sobrevive y trasciende como legado a través de las generaciones, constituyendo el insustituible patrimonio espiritual del hombre y sus instituciones.

Con estos principios rectores como guía, todos los miembros o integrantes deben asumir como propios los intereses de la Orden, las concepciones filosóficas, políticas y doctrinarias y las directivas emanadas del Gran Maestrazgo, tanto a nivel orgánico como a nivel personal, en el desarrollo y ejecución de los objetivos, metas y funciones que le fueran asignados dentro de sus atribuciones, ajustar sus conductas para evidenciar como propios el honor y buen nombre de la Institución a la que pertenece y que hará lo posible por defenderlos, honrarlos y enaltecerlos.

1.02. Jurisdicción y competencia. La jurisdicción y competencia del honor que deben observar los miembros e integrantes, se ejercerá a través del tribunal que este código establece.

1.03. Actos lesivos para el honor. Son lesiones al honor todas las acciones y/o omisiones cometidas por las personas sometidas a esta jurisdicción, que lesionen su propio honor, el ajeno o el de las instituciones a las que pertenezcan. Se considerarán lesiones al honor las siguientes:

1. Faltar a la palabra empeñada o a las normas que el honor impone.

2. Adoptar conductas equívocas o que deje dudas acerca de la honorabilidad que deben observar los funcionarios del Proyecto Fundacional.

3. Incurrir en actos de deslealtad para con sus superiores, subalternos o pares o para con la institución a la que pertenecen.

4. Faltar a la verdad o dar informes inexactos que perjudiquen a sus pares, considerándose un agravante cuando lo sea en beneficio propio o en perjuicio de subalternos.

5. Participar directa o indirectamente en hechos que ocasionen perjuicios económicos para la organización a la que pertenezca o para personas de la misma o ajenas a ella, considerándose un agravante cuando lo sea en beneficio propio o en perjuicio de subalternos.

6. Agredir de hecho a otra persona perteneciente o no a la organización, causándole la muerte o lesiones de cualquier tipo, sin mediar razones de defensa personal y considerándose un agravante cuando lo sea en forma premeditada.

7. Ofender a un superior, subalterno o par en forma que implique afrenta o menosprecio.

8. No tomar prontas medidas para dejar a salvo su propio honor lesionado por otros.

9. Contraer deudas y no saldarlas o eludir maliciosamente su pago o el de otras obligaciones contraídas, pudiendo hacerlo.

10. Participar directa o indirectamente en juegos de azar por dinero

11. Verter intrigas o versiones que perjudiquen el buen nombre, reputación o prestigio de superiores, subalternos o pares.

12. Refugiarse en el anonimato para criticar a superiores, subalternos o pares o a sus proyectos.

13. Hacer con cualquier finalidad publicaciones que afecten la jerarquía y funciones de superiores, subalternos o pares, siendo tanto más grave el hecho cuanto más elevada sea la jerarquía del afectado y la de quien las haga.

14. Hacer uso de estupefacientes o ingerir bebidas alcohólicas en forma inmoderada.

15. Presentarse en público o prestarse a publicaciones en forma que no condiga con la corrección que deben observar los funcionarios

16. Realizar actividades de las que resulte desdoro para su persona o para la institución a la que pertenece.

17. Integrar o haber integrado grupos o entidades que por su doctrina o acción lesionen los principios del honor o sean contrarios a la doctrina Católica, Apostólica y Romana.

18. Profesar en forma encubierta otra religión que no sea la Católica, Apostólica y Romana.

19. Hacer uso de títulos nobiliarios u otros que no le correspondan, para obtener ventajas personales.

1.04. Condiciones a cumplir por los procedimientos. Todas las tramitaciones y documentos que se sustancien relacionados con el juzgamiento de cuestiones de honor serán urgentes y de carácter confidencial.

1.05. Simultaneidad de delitos o infracciones con lesiones al honor. Cuando una lesión al honor se vincula a la comisión de un delito o infracción cuyo juzgamiento corresponda al fuero penal, al fuero civil o a las normas de conducta propias de la organización, podrá esperarse la confirmación de la sanción que pruebe la transgresión al honor cometida o, según las circunstancias, ordenar que el Tribunal de Honor proceda independientemente.

Debe tenerse en cuenta que el juzgamiento de lesiones al honor no siempre encuentra correlación con la comisión de delitos o infracciones de conducta.

1.06. Información preventiva al afectado. Cualquier funcionario jerarquizado que tenga información de rumores o versiones que afecten el honor de otro, deberá hacérselo saber en forma fehaciente dentro de las

48 horas hábiles, para que pueda aclarar su conducta sin demora. Ante cualquier impedimento para dar cumplimiento a este plazo, deberá justificar la circunstancia ante su superior directo.

1.07. Solicitud de actuación del Tribunal de Honor. Las solicitudes de actuación del Tribunal de Honor se tramitarán por escrito al superior directo de quien dependa el denunciante, quién lo elevará por la vía jerárquica a la máxima autoridad, según los procedimientos que se indican a continuación:

1. Por solicitud del afectado. El que, después de una ponderada consideración del o de los hechos conocidos, aprecie que lo afectan, lo solicitará por escrito a su superior dentro de las 48 horas hábiles de conocer la situación, dejando constancia de haber asimismo informado por escrito a quien o quienes lo hayan afectado. El funcionario que reciba tal solicitud, lo pondrá en conocimiento por escrito al superior del o de los ofensores.

2. Por una denuncia. El funcionario que tome conocimiento de hechos que lesionen el honor de otro, de otros o de la institución, deberá solicitarlo a su superior, por escrito, dentro de las 48 horas hábiles de haber tomado conocimiento, dejando constancia de haber informado, por escrito, de esta circunstancia al o los ofensores. En este caso el funcionario que reciba la denuncia, hará las comunicaciones a los superiores de fendido y ofensores.

3. Por decisión del superior respecto de sus subordinados. Los funcionarios que aprecien que un subordinado ha incurrido en actos que afectan su honor o el de otros o el de la institución, lo solicitará por escrito dentro de las 48 hora hábiles de haber tomado conocimiento, a su superior o a la autoridad con atribuciones para decidir la actuación del Tribunal de Honor.


CAPÍTULO 2
TRIBUNAL DE HONOR

2.01. Misión del Tribunal de Honor. Realizar el juzgamiento de las lesiones al honor que, por debida presentación, se impute a personas sometidas a esta jurisdicción, según el Art. 1.02.

2.02. Composición. Estará compuesto por la máxima autoridad del Proyecto Fundacional, quien actuará como Presidente del tribunal, acompañado como vocales por cuatrofuncionarios de jerarquía superior a la de los superiores de los ofendidos y de los sometidos a juicio, dos de ellos designados por el Presidente del Tribunal y los otros dos propuestos por las partes ofendida y ofensora respectivamente.

2.03. Carácter y asiento. El Tribunal de Honor tendrá carácter permanente y tendrá su asiento en el lugar que fije el Presidente.

2.04. Funciones de los miembros del Tribunal de Honor.

1. Del Presidente

1.2. Decidir si, de acuerdo con las circunstancias del caso, procede o no la constitución previa de una Comisión de Honor.

1.3. Decidir si corresponde la formación del Tribunal de Honor, en función de lo recomendado por la Comisión de Honor.

1.4. Dirigir las deliberaciones del Tribunal de Honor.

1.5. Firmar las comunicaciones y oficios en representación del Tribunal.

1.6. Requerir la comparencia de las personas que deban intervenir en las actuaciones.

1.7. Someter a la consideración del Tribunal cualquier causa de excusación o recusación.

1.8. Solicitar la presencia de personas especializadas, cuando a juicio del Tribunal sea necesario su asesoramiento.

1.9. Ordenar las investigaciones paralelas y la obtención de pruebas que sean necesarias para la resolución del caso.

1.10. Supervisar que todas las tramitaciones referentes al Tribunal de Honor se diligencien, en todos los ámbitos, dentro de los plazos establecidos.

1.11. Aplicar las sanciones que resulten del juzgamiento de los casos sometidos al Tribunal, como así también por las inconductas en que pudiere incurrir cualquiera de las personas que intervenga en las actuaciones, incluidos los vocales del Tribunal.

1.12. Emitir su voto que, en caso de empate de los votos de los vocales, tendrá doble valor.

1.13. Designar al vocal que ejercerá las funciones de Secretario.

2. De los vocales.

2.1. El de mayor jerarquía, reemplazar al Presidente en caso de ausencia o impedimento imprevisto de éste.

2.2. Poner en conocimiento del Presidente cualquier causa de excusación, fundamentándola por escrito.

2.3. Intervenir en los interrogatorios.

2.4. Proponer al Presidente toda medida tendiente a aclarar el hecho que se investiga.

2.5. Emitir su voto.

2.6. Formar parte de las comisiones investigadoras que designe el Presidente.

3. Del Secretario

3.1. Ejercer el refrendo de la firma del Presidente.

3.2. Formular las comunicaciones, oficios y pedidos que debe dirigir el Presidente en representación del Tribunal.

3.3. Efectuar el asiento de las declaraciones e informes verbales prestados ante el Tribunal
.
3.4. Realizar la preparación de las actas, resoluciones y demás diligencias.

3.5. Efectuar las citaciones pertinentes para la comparencia de las personas que deben intervenir.

3.6. Controlar al guarda de las actuaciones bajo la mayor seguridad.

3.7. Disponer y coordinar las tareas administrativas.


CAPÍTULO 3
COMISIONES DE HONOR

3.01. Misión

1. Las Comisiones de Honor tienen por misión:

1.1. Analizar exhaustivamente los hechos sometidos a su consideración, a fin de esclarecerlos debidamente.

1.2. Informar a la autoridad que la designó si corresponde que los hechos investigados sean juzgados por un Tribunal de Honor.

3.02. Dependencia. La Comisión de Honor depende de la utoridad que dispuso actuación.

3.03. Excusaciones y recusaciones. Si se plantearan a la Comisión de Honor, ésta las someterá a la consideración de la autoridad que la designó para su resolución.

3.04. Constitución y funcionamiento.

1. Constitución. Las Comisiones de Honor se constituirán por disposicón del Presidente del Tribunal de Honor y estarán integradas por tres funcionarios de mayor jerarquía que el ofendido y el ofensor y ajenos, además, a las organizaciones a las que pertenecieran aquéllos.

2. Funcionamiento.

2.1. Salvo casos de fuerza mayor o complejidad del caso que deberán documentarse, la Comisión de Honor se expedirá dentro de las 48 horas hábiles de su designación.

2.2. Las actuaciones y diligencias que realice la Comisión de Honor quedarán consignadas en actas que serán firmadas por todos los que intervengan.

2.3. Las actuaciones de la Comisión de Honor deben concluir con un informe fundamentado que recomiende o nó la actuación del Tribunal de Honor.

2.4. Cuando las constancias que recabe la Comisión de Honor dependan de la resolución de causas en lo penal o civil, se suspenderán las actuaciones hasta tanto ello ocurra, debiendo los documentos existentes quedar depositados en el Tribunal, hasta la reapertura delas diligencias.


CAPÍTULO 4
FUNCIONAMIENTO DE LOS TRIBUNALES DE HONOR

4.01. Iniciación de la causa. La causa se iniciará cuando lo disponga el Presidente del Tribunal, al recibir el informe de la Comisión de Honor recomendando su actuación o en forma directa, cuando no haya sido necesaria la actuación de ésta.

4.02. Excusaciones y recusaciones. Están excusados y son recusables para integrar el Tribunal de Honor, las personas que se encuentren en las siguientes circunstancias:

1. Las que estuviesen ligadas entre sí por parentesco con el imputado o con el denunciante, hasta el tercer grado de consanguinidad.

2. Las que hayan intervenido en otro Tribunal de Honor en carácter de denunciado por el imputado o de denunciantes contra éste.

3. Las que tengan amistad o enemistad manifiesta con el imputado o denunciante.

4. Las que por haber tenido participación directa o indirecta en los hechos estén inhabilitadas para pronunciarse libremente.

5. Todas aquellas que por sus funciones hayan tenido que pronunciarse sobre los hechos sometidos a consideración del Tribunal de Honor.

6. Las que estén ligadas por alguna forma de interés común con el denunciante o con el imputado.

Salvo lo establecido precedentemente, son irrenunciables las obligaciones que esta normativa asigna a los funcionarios del Proyecto Fundacional.
Los casos de excusación o recusación serán resueltos por el Tribunal en forma inapelable.

4.03. Carácter de las declaraciones e informes. Toda declaración o informe que se dé ante un Tribunal de Honor, se considerará hecho bajo palabra de honor.
El Presidente del Tribunal hará presente previamente esta circunstancia a los declarantes.

4.04. Citaciones y comparecencias

1. Del imputado. El Presidente del Tribunal de Honor citará al imputado por un medio fehaciente. Si no se presentara en primera instancia sin mediar causal válida, será pasible de una “Amonestación por falta grave al honor”. En caso de reiterar la no presentación ante una segunda citación, el mismo será “Descalificado por falta gravísima al honor”, con todas las accesorias correspondientes para su no continuidad en el Proyecto Fundacional. Al comparecer, el imputado se identificará ante el Secretario y acto continuo el Presidente le informará de los cargos que se le imputan, de los que tomará conocimiento por escrito. También se le entregará la nómina completa de los miembros del Tribunal; cumplidos estos requisitos, el imputado dispondrá de una plazo de 72 horas hábiles para formular recusaciones, contestar las imputaciones y ofrecer pruebas de descargo, entregando las que obren en su poder.

2. De los testigos. El Presidente del Tribunal de Honor citará a los testigos por un medio fehaciente. Si no se presentara en primera instancia sin mediar causal válida, será pasible de una “Amonestación por falta leve al honor”. En caso de reiterar la no presentación ante una segunda citación, el mismo será “Amonestado por falta grave al honor”, quedando sujeto a su propio juzgamiento por un Tribunal de Honor. Al comparecer, el testigo se identificará ante el Secretario y acto continuo el tribunal le tomará declaración. Las declaraciones serán verbales o escritas según lo fueran los cuestionarios.

4.05. Suspensión de actuaciones. Los Tribunales Honor suspenderán actuaciones cuando lo juzguen conveniente, dejando las debidas constancias en aquellas.

4.06. Comisiones Investigadoras. En el caso de que deban ealizarse indagaciones o investigaciones fuera del lugar donde funciona el Tribunal, el Presidente designará una Comisión Investigadora integrada por dos vocales del Tribunal, la que informará por escrito.

4.07. Cargos contra terceros. Si durante las actuaciones se formularan cargos contra terceros no involucrados en la causa, ésta seguirá su curso sin perjuicio de que por tales cargos se deban tomar otras medidas.

4.08. Votaciones y cuestiones previas a la Resolución. Cuando el Tribunal haya resuelto que el hecho que motiva su reunión está suficientemente aclarado, el Presidente someterá a votación, separadamente y por escrito las cuestiones siguientes:

1. Si el imputado ha incurrido en los hechos que se le atribuyen.
2. Si el hecho en que ha incurrido constituye falta al honor.
3. Si lo que se le imputa es un acto aislado o es, por el contrario, su conductahabitual.
4. Si tiene atenuantes.
5. Si tiene agravantes.

Si fueran varios los imputados, se establecerá el cuestionario correspondiente para cada uno de ellos. Una vez resueltas por el Presidente las cuestiones planteadas se pasará a votar la resolución del Tribunal.

4.09. Resolución. Antes de adoptar una resolución se determinará mediante una votación la ausencia o nó de gravedad en la falta cometida. Para ello se tendrá en cuenta que en cuestiones de honor aumenta la responsabilidad del imputado en relación con su jerarquía.
Los integrantes del Tribunal emitirán su voto por escrito con su fundamento, encuadrándolo en alguno de los siguientes términos.

1. Absolución del imputado. Este encuadre podrá deberse a que la votación determina que el imputado no ha incurrido en los hechos que se le atribuyen o que éstos, probados total o parcialmente, no constituyen faltas al honor. El Tribunal dejará expresa constancia en la Resolución que queda a salvo el buen nombre y honor del imputado. Esta Resolución es definitiva.
2. Amonestación por falta leve al honor. Se aplicará por mayoría de votos y comprende a aquellas faltas que representan una inconducta atenuada. Será anotada en el legajo del sancionado e implicará un demérito automático del 25% en la calificación que le hubiera correspondido en su próxima foja de concepto. La reiteración en la comisión de una falta leve al honor, determinará que ésta última sea sancionada como falta grave al honor.

3. Amonestación por falta grave al honor. Se aplicará por mayoría de votos y comprende a aquellas faltas que representan una inconducta grave. Será anotada en el legajo del sancionado e implicará un demérito automático del 50% en la calificación que le hubiera correspondido en su próxima foja de concepto. La reiteración en la comisión de una falta grave al honor determinará la descalificación automática del sancionado, con todas las accesorias correspondientes para su no continuidad en el Proyecto Fundacional.

4. Descalificación por falta gravísima al honor. Se aplicará por unanimidad de votos y comprende a aquellas faltas que pongan de manifiesto una carencia total de honor y, por ende, implican la expulsión del sancionado del Proyecto Fundacional.
Cuando no mediare unanimidad de votos pero sí mayoría, el imputado quedará encuadrado en el inciso 3. anterior.

4.10. Notificación a los imputados. Las resoluciones del Tribunal serán notificadas por escrito a los imputados, pudiendo éstos enterarse de los fundamentos de la resolución y de los resultados de la votación previa.
Cuando el encuadramiento recaiga en los incisos 2. y 3. del Artículo 4.09. anterior, el Presidente ante el Tribunal reunido, procederá a exhortar al sancionado en la forma que estime conveniente, en procura de una rectificación de su conducta.

CAPÍTULO 5
RECONSIDERACIÓN

5.01. Carácter de las resoluciones del Tribunal de Honor. Las resoluciones del Tribunal de Honor podrán ser objeto de pedido de reconsideración por parte del sancionado.

5.02. Solicitud de reconsideración. El sancionado tendrá derecho a solicitar reconsideración ante el mismo Tribunal, exponiendo por escrito sus fundamentos dentro de las 48 horas hábiles siguientes a la notificación respectiva.

5.03. Tramitación de la reconsideración. En caso de que el Tribunal encuentre atendibles los fundamentos expuestos, loo resolverá por simple mayoría de votos; de lo contrario la resolución recurrida quedará firme.

5.04. Vencimiento del plazo para interponer reconsideración. Vencido el plazo de 48 horas hábiles para interponer el recurso de reconsideración, sin que el mismo haya sido interpuesto, la resolución del Tribunal de Honor quedará firme.


CAPÍTULO 6
NORMAS COMPLEMENTARIAS

6.01. Constancia en los legajos personales. El Tribunal de Honor hará las comunicaciones necesarias para que todas la resoluciones y reconsideraciones sean asentadas en los legajos de los involucrados.

6.02. Información a los superiores de los involucrados. De las resoluciones del Tribunal de Honor también serán informados los superiores directos de los involucrados.

6.03. Prioridad de las actuaciones. Las actuaciones del Tribunal de Honor tendrán prioridad sobre otras actividades.

6.04. Cuestiones no reglamentadas. Si durante la actuación del Tribunal de Honor se presentara alguna duda por inexistencia de normas de procedimiento, el mismo Tribunal las solucionará en la forma que mejor convenga, por simple mayoría de votos



ordendeloyola@gamil.com