sábado, 31 de diciembre de 2011

La Maison Roqué- María Inés Roqué.

.



 María Inés Roqué

María Inés llegó a México con su abuela y su hermano Iván en enero de 1977. Egresada de la Carrera en Ciencias de la Comunicación, a fines de los ochenta, participa como fotógrafa en proyectos de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Cultura y la Educación) y con el levantamiento zapatista del 1 de enero del ’94, filma en Chiapas el documental Las compañeras tienen grado (1995).  Es hija de Julio Ivan Roqué, nacido en Córdoba Argentina.

En la actualidad es docente en México del CCC (Centro de Capacitación Cinematográfica ) También realizó el documental, Un día más sobre la prevención del cáncer de mama, estrenado en su país de residencia.

Con el documental Papá Iván (2000), trata de entender quién era su padre, Julio Iván Roqué, “Lino”, fundador de FAR en Córdoba, quien luego integró la conducción de Montoneros, se inmoló en 1977. Su último filme es Cavallo entre rejas (2006)

martes, 27 de diciembre de 2011

Familias argentinas descendientes del conquistador Diego de Funes.

.

"Desde las luchas por la Independencia Nacional, hasta la guerra por recuperar las Islas Malvinas, fueron muchos los argentinos que dieron su vida por defender la Patria; lo hicieron por millones de compatriotas, contemporáneos y venideros, demostrando una valentía suprema y un amor inconmensurable. En los libros de historia sólo podemos encontrar unos pocos nombres, que se han destacado por su acción. Hoy nosotros queremos rendir un merecido homenaje a esos soldados desconocidos, que no figuran en libros, diarios y revistas, pero que murieron en suelo de nuestra Patria y nos representaron a todos los habitantes, tan dignamente, defendiendo nuestros derechos. Sólo podemos expresar, además de nuestro recuerdo, un

¡VIVA LA PATRIA!  



Click en el título


Del conquistador, cap. Diego de Funes descienden tambien, entre otras, las siguientes familias: Funes Bustos de Lara, Funes Allende, Bulnes Funes, Fun es Moldes, Funes Funes, Funes Lastra, Cortés Funes, Ferreira Funes, Funes Quiroga, Funes González, Sarmiento Funes, Torres Funes, Funes del Valle, Funes Solá, Deheza Funes, Martínez Zuviría Lazcano, Funes Ugarriza, del Castillo Funes, Funes Veéez, Vélez Funes, Funs Guesalaga, Cortés Funes Bascary, Ferreira Cortés, Bouquet Roldán, Echenique Funes, Tejeda Funes, Gómez Funes, Cortés Funes Crespo, Lagos Funes Lastra, Pizarro Lastra Funes, Funes Castro, Funes Riso Patrón, Funes Yalour, Núñez de la Torre Funes, Lazcano Cortés, Ferreira Cortés Navamuel, Páez de la Torre, Lanús Montes de Oca, Ferreira Cortés, Funes Lastra Ramos Mejía, Funes Lastra Arguello, Escalante Pose Funes, Torino Uriburu Funes, Cortés Funes Castro Escalada, Cortés Funes Molina, Luque Cortés Funes, Cortés Funes Páez de la Torre, Mariño Cortés Funes, Echeverría Lazcano, Páez de la Torre Lazcano, Reyna Almandos Lazcano, Arrieta Lazcano, Lazcano Chambeau, Buteler Lazcano, Igarzábal Funes, Igarzábal Usandivaras, Días e Igarzábal, Díaz de Molina, Ortiz de Ocampo Usandivaras, Usandivaras Igarzábal, Correas Usandivaras, Igarzábal Ortiz de Ocampo, Igarzábal González, Igarzábal Lazcano, Gigena Igarzábal, Igarzábal Alvarez, Igarzábal Loza, Centeno Igarzábal, Valdéz Igarzábal, Pizarro Diaz, Diaz Gavier, Lazcano Diaz, Diaz Jonte, Diaz Ordoñez, Diaz Pizarro, Diaz Usandivaras, Rodriguez de la Peña Funes, Rodriguez Peña Igarzábal, Zavala Rodriguez Peña, Cazón Rodriguez Peña, Machain Zavala, Machain Decoud, Machain Recalde,, Machain Abrego, Machain Barrios, Haedo Machain, Oliden Machain, Machain Gayoso, Cueto Machain, Machain González Moreno, Zuberbühler Machain, Zuberbühler Alzaga, Zuberbühler Ortiz Basualdo, Zuberbühler Saavedra Lamas, Paz Zuberbühler, Zuberbühler Oliden, García Fernández Zuberbühler, Marull Machain, Machain Marull, Meyer Machain, Machain Arrotea, Zorraquin Machain, Lafuente Machain,Lafuente Sáenz Valiente, Oro Funes, Núñez Funes, Funes Salcedo, Sarmiento Torres. Malllea Sarmiento, Sarmiento Oro, Molina Funes, Funes Pizarro, Funes Pardo, Funes González, Videla Funes, Funes Espejo, Funes Maldonado, Funes Tobar, Funes Cabral, Anzorena Funes, Rodriguez Funes, Funes Coll, Gordon Funes, Funes Silva, Carranza Funes, Quevedo Funes, Funes Gutierrez, Calderón Funes, Ruiz Funes Coll, Ortiz Funes, Funes Villanueva, Funes Cuitiño, Funes Urizar, Reta Funes, Rosas Funes, Pellet Lastra Funes, Puebla Funes, Funes Allende, Funes Echagüe, Funes Furno, Funes Lo Celso, López Jordán Funes, Cullen Funes, Pérez Funes, y otras.


viernes, 23 de diciembre de 2011

CASA SOLAR Y PALACIO DE LASCANO. Carta del Padre Daniel Alberto Lascano

Clickc
.


Malanje, 27 de Julio de 2010


Hna. Mariel y todo el equipo de OMP de Argentina:
.
Con mucha sorpresa y gratitud recibí tu mensaje de apoyo y amistad en el día de ayer que abrí mis correos electrónicos. Recién hoy llegué a mi cuarto y conecté mi compu para comenzar a relatar algunas experiencias vividas en este corto tiempo de mi presencia en Angola, un poco más de diez meses de estadía. Últimamente me reuní dos semanas en la ciudad de Benguela (a 530 Km. de Luanda, dirección sur y sobre la costa atlántica) con muchos padres africanos dedicados a la formación en los seminarios diocesanos; estuvimos participando de un curso de formadores organizado por la Comisión de Formación para el Clero de “Propaganda Fidei”, con dos disertantes venidos de Roma y un equipo de expositores locales, todos ellos sacerdotes angoleños. Ha sido mi primera “salida” del territorio donde desempeño el papel de educador en este seminario diocesano de la ciudad de Malanje (diócesis con el mismo nombre, a 430 Km. de la ciudad de Luanda), en la cual fueron días de compartir el “ser y sentir de la Iglesia angoleña”, en comunión y misión, junto a mis colegas sacerdotes, a través de charlas, reflexiones y estudio sobre la formación en los seminarios de Angola: “cuna de los futuros pastores y el corazón de la Iglesia” por quienes debemos rezar y acompañar todos en la perseverancia de las vocaciones sacerdotales de este continente.
.
Cuando dejé Benguela y llegué a Luanda, tuve la gracia de conocer a un gran hermano y provinciano cordobés de la Sociedad de Misiones Africanas, el Padre Ceferino (no sabía nada de él, ni lo conocía), quien me alojó en su casa en la localidad de Kikolo (a pocos kilómetros de Luanda) por tres días y compartimos prolongadas charlas hasta la madrugada, intercambiando nuestra vida y ministerio en estas tierras. Y como Dios “nos mima”, llegaron a su casa en horas del domingo por la tarde el equipo de Argentina: Monseñor Luis, Obispo de Concordia, el P. Osvaldo Leone (de OMP) y el P. Daniel (misionero en Benin), con quienes sentimos una gracia especial, una empatía inmediata, un abrazo incondicional de hermanos argentinos en el ministerio, una fuerza inusitada que desbordó el corazón de alegría y plenitud; sentimos la presencia de la Iglesia Argentina que nos acompaña y valoriza nuestra humilde entrega en la misión “ad gentes”. Con la presencia animosa del padre salesiano argentino Marcelo Ciavatti, fuimos fortaleciendo nuestras “redes de contactos de misioneros argentinos en Angola”, recibimos el “tríptico misionero” con la protección de San Francisco Javier y Santa Teresita de Lisieux, nuestros grandes intercesores ante el Señor; junto al tríptico llegó la revista: “Iglesia misionera” que en aquella noche “me la devoré” en su apacible lectura llena de impulso misionero. A todos ustedes: inmensamente gracias por este gesto amoroso!.
.
En ese mismo día, llegada la nochecita, nos fuimos a visitar a la hermana Lidia (de Neuquén) y a su comunidad de las Siervas Misioneras del Espíritu Santo. Ellas nos recibieron con empanadas, pizzas, unas “bombas de pollo” (como las de “papas”) y cenamos juntos en espíritu ameno, acrecentando nuestros vínculos de fraternidad. Y para rematar ese día, con la guía del Padre Ceferino, fuimos a dejar a nuestros flamantes hermanos visitantes en la Residencia Salesiana, con la sorpresa de llegar a “La Lixeira” en clima de fiesta: celebraban los 76 años del Padre argentino salesiano Roberto Musante… por lo tanto… “más argentinos nos unimos en este homenaje” junto a otros hermanos misioneros de diferentes tierras de América y Europa, entre ellos muchos laicos y familias misioneras que colaboran en las misiones ad gentes salesianas… ¡Cuantas emociones juntas!!! Por ello…demos Gloria al Dios de la VIDA que no se cansa de mostrarnos su rostro en aquellos que hacen el bien!. Luego regresamos llenos de júbilo con el P. Cefe y compartimos nuestra inmensa alegría del encuentro con tanta gente linda, especialmente nuestros hermanos que nos visitan desde lejos.
.
Aquí en Malanje la realidad eclesial es un gran desafío (en otra carta les contaré), y en lo social la Iglesia ha contribuido en los servicios básicos de salud y educación, por los estragos que ocasionó la guerra durante tantos años (27 años) que paralizó a todo el país. Sería un capítulo aparte a ser narrado. Mi aporte es pequeño, casi disimulado, sin mayores relevancias, que sólo Dios y los más próximos conocen, centrado fundamentalmente en el acompañamiento y la formación, sean de los seminaristas como de la vida consagrada, a partir de retiros, charlas, encuentros, etc. que me invitan a dirigir y animar. También ante la falta de profesores doy algunas clases en los niveles de enseñanza media, a jóvenes y “no tan jóvenes” que quieren completar estudios secundarios; luego coordino la pastoral vocacional de la diócesis con un equipo de frailes y hermanas de diversas congregaciones. Claro está que acompañamos a varias comunidades religiosas (hermanas Clarisas de clausura, Dominicas, etc) ofreciendo encuentros de formación y celebraciones semanales. En este segundo período del año (que no llueve), asistimos desde el seminario a unas aldeas que distan unos 30 Km de aquí, en caminos intransitables, donde no llega ningún cura. Tuve la oportunidad de llegar hasta allá en el mes de octubre pasado y luego, por causa de las lluvias, no se puede avanzar hasta allí. Desde el Seminario, junto con el Padre Goyo (español) y el Padre Freddy (congoleño) procuramos acompañar estas comunidades más distantes y abandonadas. Ya les contaré con más precisión lo que hacemos… los proyectos en marcha y los que aún están por venir… con fotos!!! Claro!.

Este lunes próximo vendrán a visitarme al Seminario de Malanje, Mons. Luis, P. Osvaldo y P. Daniel e iremos a la “caza” de dos hermanas argentinas: Juana y Bibiana en misión a casi 60 Km. de aquí, en Malanje, a una “comunidad-aldeas” de Caculama junto con Padres Verbitas. Allá nos vamos!!!.
.
Bueno, como verán… hay mucho por hacer: “ la mies es mucha y los operarios pocos… pedid al Dueño de la mies envíe más operarios!!!” Nuevamente gracias a OMP y a la comunidad eclesial de mi querido país por darnos esa fuerza que nace de la oración y nos llega hasta el corazón. Un abrazo fraterno en Cristo y María, Madre y misionera de los apóstoles, que siempre nos anime en esta tarea de sembrar su Palabra de Vida en tierras de misión. Los quiero mucho.
.
Padre Daniel Alberto Lascano
(Sacerdote Operario Diocesano)
Malanje – Angola

PD: Ya les contaré también alguna vez mi camino vocacional y misionero… ¡son tantas anécdotas donde Dios te conduce y te lleva con su ternura de Padre por los caminos que menos pensamos! … y son los mejores caminos!!! Amén.



http://www.ordendeloyola.org/
http://www.papalknights.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com

domingo, 18 de diciembre de 2011

LA MAISON ROQUÉ - Natasha Roqué Alsina.

.
Natasha Roqué Alsina

La Maison Roqué (Clickc)
.
.
(née à Paris en 1990) commence le piano dès l’âge de quatre ans avec sa mère. Deux ans plus tard elle entre au conservatoire du 14e arrondissement de Paris dans la classe de Dominique Kim, puis au conservatoire du 13e arrondissement où elle travaille avec Carine Zarifian.

À dix ans,elle est admise au CNR de Paris où elle obtient cinq ans plus tard un 1er prix de piano à l’unanimité (ainsi que son prix de musique de chambre, analyse et solfège.)

Elle poursuit ses études au CNR de St Maur des Fossés en cycle de perfectionnement dans la classe de Romano Pallottini. Après avoir gagné le concours Yamaha, elle se produit en soliste avec l’orchestre du CRR de St Maur dans le premier concerto de Beethoven. La même année, elle obtient son prix de perfectionnement à l’unanimité du jury avec les félicitations puis est admise à l’unanimité au CNSM de Paris dans la classe de Nicholas Angelich et Romano Pallottini (ainsi que Franck Braley avec qui elle travaille régulièrement.)
.
Dès lors, elle se passionne pour la musique de chambre et travaille à l’occasion avec Philippe Bernold, Jean Sulem, Vladimir Mendelssohn, Michel Moraguès, et se produit à de nombreuses occasions : concerts au CNSM, au festival du « printemps Roannais », au théâtre du Chesnay, au théâtre de Maisons-Alfort, au Musée de la Marine…

Elle est actuellement en cycle supérieur de musique de chambre au CNSM dans la classe de Claire Désert et Ami Flammer.

Elle se produit également en soliste en récital à St Maur, au conservatoire du 13e, à Narbonne, à Aix-en-Provence…

De plus, Natasha porte un intérêt particulier à l’enseignement,auquel elle passe une partie de son temps,ainsi qu’à l’accompagnement.Elle vient d’ailleurs de réussir le concours d’entrée en classe d’accompagnement au cnsm de Paris.

Elle a la chance de recevoir l’enseignement privilégié de son père Carlos Roqué Alsina*, pianiste et compositeur

martes, 13 de diciembre de 2011

¡¡¡ FELIZ NAVIDAD !!!

.
.
Queridos Amigos


Una vez más la llegada de esta gran Fiesta nos hace unirnos en el afecto y el recuerdo, para desear al otro lo mejor que hay en nosotros, porque en realidad, lo mejor que podría habernos ocurrido ha pasado justamente en esta fecha: Dios se ha hecho hombre, y su Majestad infinita ha querido unirse a nuestra humilde condición en el Niño Jesús, a través de la Virgen María, para venir a habitar entre nosotros.


Que el milagro de un nuevo nacimiento en el Espíritu se produzca también en nuestro interior, a fin de que podamos contarnos entre los "hombres de buena voluntad" y así recibir y obrar la Paz que Él trae al mundo.


Les deseo a todos un buen año 2012. Con mi afecto de siempre.


Carlos Gustavo

domingo, 11 de diciembre de 2011

Presidencia de la Nación - Secretaría de Cultura - Instituto Nacional Newberiano. Invitación a la Suprema Orden Militar del Temple de Jerusalén. Priorato Argentino Nuestra Señora de Lujan

Cnl (R) Prior D Carlos Alberto Ozarán KCMJ
A S.E. El Prior de la Suprema Orden Militar del Temple de Jerusalén Priorato Argentino Nuestra Señora de Lujan. Coronel (R) Don Carlos Alberto Ozarán KCMJ

De mi mayor Consideración

Por mi intemedio, S.E. el Gran Maestre de la “Orden de la Legión de Nuestra Señora la Virgen de Loreto” y Gobernador General de la Orden Militar de Caballería Ligera del Papa de San Ignacio de Loyola, Prof Univ Grad en RR II Don Salvador Roberto Martínez, Comandante Mayor Aviador EA-GNA-PBA, invita a S.E  el Prior de la Suprema Orden Militar del Temple de Jerusalén Priorato Argentino Nuestra Señora de Lujan, Cnl (R) Prior Don Carlos Alberto Ozarán KCMJ, y por su intermedio a los Dignatarios de vuestra Orden, y su familia, a la Santa Misa de Acción de Gracias a realizarse el martes 13 a las 11:00 horas, conmemorándose el Día de Nuestra Señora, la Virgen de Loreto, Patrona Universal de los Aeronavegantes, Imposición de la Unción Caballeresca de la “Orden de la Legión de Nuestra Señora la Virgen de Loreto” a los Caballeros y Damas, Recipiendarios 2011 y Recepción de una Reliquia de la Iglesia de Loreto del - “Muro dei Recanatesi” – en la Sede del Obispado Castrense, Iglesia Stella Maris, Avenida Comodoro Py1925, de esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires.



.

La República Argentina 1906 / 1907 - Benjamin Roqué -

.
La República Argentina 1906 / 1907
Editorial "Talleres Graficos L. J. Rosso"
Benjamin Roqué "El Payo"
.
Benjamín Roqué, tal era su nombre, había nacido en 1865 en la ciudad de Córdoba, vástago de una importante familia cuyos fundadores, los hermanos Juan Constantino y León, arribaron de Francia en la década de 1820 y se dedicaron con éxito a la minería en el norte de la provincia. El primero (Tatarabuelo del Don Carlos Gustavo, Prepósito General SOMCLPSIL), en particular, tuvo destacada actuación como maestro de dibujo en el Seminario de Loreto, edificó en 1840 el Coliseo y fue concesionario de la Casa de Moneda después de la caída de Rosas. El joven Benjamín, como era de uso en las familias distinguidas, estudió con los jesuitas y se vino a Buenos Aires en 1886, cuando su amigo y comprovinciano Juárez Celman fue elegido presidente. Digamos que esos eran amigos, pues, mientras duró en el cargo, Celman le otorgó una pensión anual de 400.000 pesos fuertes que le permitieron vincularse a la alta sociedad porteña y darse la gran vida. Y digamos también que el Payo era agradecido, pues nunca desmintió su amistad con Celman –como tantos hicieron– siendo uno de los pocos que lo siguió visitando y tratando en el ostracismo voluntario de su señorial palacio de la calle Lavalle, solar que ahora ocupa una feria de chucherías de baja calidad y peor precio.

http://www.ordendeloyola.org/
http://www.papalknights.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com
.

sábado, 10 de diciembre de 2011

S.E. Ing. Don Juan Constantino Roqué Frucanson*. Sus descendientes en Argentina

.

S.E. Don Belisario Roqué Greira 
Hermano de Benjamín Roqué (Payo)
(23 Jun 1867 - 23 Sep 1921)


Estimado Don Carlos Gustavo,

desde ya me alegra su respuesta y saber de la existencia de un primo hasta hoy desconocido. Ya iré descubriendo a través de que vículos llegamos a ser usted y yo primos.

Debo viajar por trabajo este fin de semana, pero con gusto le enviaré el material que me solicita en el curso de la próxima. Veo en el correo del Sr. Federico Roqué que el también es un primo 2° mío, ya que Belisario (su abuelo) era otro de los hermanos de Juan Eufemio, mi abuelo, casado éste con Sara Alsina Ocampo a su vez hija de Laurentina Januaria Ortiz de Ocampo de Alsina.

Entiendo que ud. es o ha sido militar. Me gustaría saber en que arma,ya que hay otro militar en mi familia cercana y quizás se hayan conocido sin saber de vuestro parentesco. Me refiero al Gral. José María Pizarro.

Lo saludo muy cordialmente con mi agradecimiento por su fina atención,

Juan C. Roqué Alsina

Referencias

Juan Eufemio Roqué Griera/Sara Ignacia Alsina Ocampo
María Susana Pizarro Roqué Alsina
José María Pizarro Roqué Alsina
María Teresa Roqué Alsina

*S.E. Ing. Don Juan Constantino Roqué Frucanson (1800 Sante Foy La Grande Bordeau Francia 12-11-1858 Cba Arg) Casado con Doña Paulina Josefa Gonzalez y Vélez Sarsfiel, nació el 22/06/1804,en Guayena Francia. Casada en matrimonio 14/04/1827, en P Cba, con Juan Constantino Roqué y Fruchanson, nacido en 1800 Sainte Foy La Grande, Burdeaux Francia, y fallecido el 12/11/1858 en PCba, hijo de Enrique Roqué (natural de Sainte Foy La Grande, Burdeaux Francia) y de Teresa Fruchanson (natural de Guyena Francia).Tatarabuelo de S.E el Prepósito General Dr hc Don Carlos Gustavo Lavado Ruíz y Roqué Lascano




http://www.noblecompany.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com
.

Juan Roqué Alsina. Violinista

.
Nació en Buenos Aires en 1958.
.
Comenzó sus estudios de música (solfeo y piano) en 1968 y los de violín en 1970 con la guía de Sebastián Cambón.

Los perfeccionó con maestros de la talla de Szympzya Bajour, Fernando Hasaj y Manfredo Krämer (entre otros). Actualmente, trabaja bajo la guía del maestro Jorge Risi.

Hizo su primera actuación pública en 1976 como solista del "Doble-Concierto" de J. S. Bach en el Salón Dorado del Teatro Colón. Desde entonces ha actuado en la totalidad de las salas de conciertos de Buenos Aires y numerosas de toda la Argentina, países limítrofes, Europa, Japón y USA, en las más variadas combinaciones instrumentales y géneros musicales tales como la música llamada "clásica" (de cámara, sinfónica, ópera y ballet), Tango, música para films de largometraje y publicidad, música contemporánea (acústica y electro-acústica), etc.

Fue miembro fundador de la "Orquesta del Tango de Buenos Aires". En esos años comenzó a trabajar con frecuencia (como miembro de la orquesta y como solista) con la mayoría de los más importantes cantantes, compositores y arregladores del género: Horacio Salgán, Leopoldo Federico, Osvaldo Fresedo, Mariano Mores, Roberto Goyeneche, Alberto Marino, Osvaldo Berlinghieri, Raúl Garello, Antonio Agri, Nestor Marconi, etc.

En el año 2002 forma su propio cuarteto de tango, "Milongueros Viejos"

Desde 1984 y hasta la actualidad, forma parte de la "Orquesta Filarmónica de Buenos Aires" (Teatro Colón), cargo al que accedió por concurso abierto.

En 1999 comenzó actividades como productor musical bajo la marca "ConciertosBAires", organizando grandes orquestas sinfónicas para artistas como Andrea Bocelli, Deep Purple, Lalo Schiffrin, Paloma Herrera, entre otros.

Ejerce la docencia de violín y música de cámara en forma privada en Buenos Aires. Se desempeñó durante 1999 y el 2000 como asistente del Maestro Jorge Risi en la "Escuela Universitaria de Música de Montevideo" (Uruguay).

Desde 1996 inició un contacto habitual e intenso con el medio musical uruguayo, actuando con notables artistas locales como Leo Masliah, el grupo "Kairós" y otros para organizaciones como el Centro Cultural de Música, Núcleo Música Nueva, SODRE, TV Ciudad, Mozarteum de Uruguay, etc.

Juan Roqué Alsina

Künstler-Porträt Juan Roqué Alsina

Der Violinist Juan Roqué Alsina gastiert mit dem Ensemble Quinteto tipico auch in Europa und interpretiert Tangostile aus allen Epochen. O-Ton: "Mr. Vogel and me travel frequently to Europe for play with this and other groups. For this reason we would like to know you and talk about future projects." Veranstalter mögen bitte Kontakt mit ihm aufnehmen.




http://www.papalknights.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com
,

viernes, 9 de diciembre de 2011

Juan Carlos Roqué Alsina desde Munich. Nuestro tío abuelo "El Payo Roqué"



Estimado Dr. Carlos Gustavo Lavado Ruiz y Roqué Lascano,
Le escribe Juan Carlos Roqué Alsina desde Munich, donde resido.

Llegué a su página web buscando nueva información sobre mis ancestros y en especial mi tío abuelo Benjamín Roqué.

Ante todo quiero agradecerle su trabajo de recopilar y publicar esa información.

Piano Napoleón Perteneció al "Payo Roqué"
Me surge una duda ya que mi padre, Carlos María Roqué Alsina (hijo de Juan Eufemio Roqué, hermano del Payo) siempre serefería al Payo como al "tío que no había llegado a conocer, porque había fallecido antes de su propio nacimiento", que fue en 1904. Es posible que por la vida alocada que llevaba, el Payo le hubiese sido ocultada su existencia por su familia, de una profunda fé y práctica católica...Pero eso me plantea una duda...

También me interesan mucho las referencias a los padres del Payo, ya que ellos vendrían también a ser mis bisabuelos, de quienes no tengo referencia alguna... Toda fuente que usted pudiera compartir conmigo respecto de este artículo, contribuiría a mejorar la información genealógica que estoy interesado en ampliar, por mi propio interés y el de mi hija y sobrinas. Quedo a la espera de sus comentarios con mis mejores saludos, desde ya muchas gracias.

VER
Click


http://www.ordendeloyola.org/
http://www.papalknights.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com
.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Pablo Lascano. Un precursor de la literatura regional

.
Había nacido en Salavina, tierra de originales perfiles autóctonos y antaño floreciente producción agrícola y comercial, en Agosto de 1854, y a pesar de no corresponderle la primogenitura, se le bautizó con el patronímico familiar, que desde entonces, deslindando los vínculos de sangre, cobraría por él, distinta y permanente relevancia. Pablo Lascano, combatiente político, opositor y revolucionario, parlamentario o funcionario público, diplomático y señor mundano de cautivante distinción, es para nosotros los santiagueños que le buscamos conocer por no haberle alcanzado físicamente, algo distante de todo eso, que sin ser más aquello, en el conjunto totalizador, confiere a su figura dentro de la cronología y no lejos de las valoraciones, el rol fundamental de iniciador y fundador de nuestra vida intelectiva; porque Pablo Lascano, nada más y nada menos; es quien inaugura como acto consciente y personalmente heroico de una vocación premonitoria, la faena literaria, en lo que hasta entonces era actividad virgen y hoy puede considerarse, autónomamente, calificada historia de las letras santiagueñas.
.
Verdaderamente sólo dos grandes escuelas formativas nutrieron su personalidad, pero con tan formidable y sentimental adhesión una, y tan dispar, errante y necesitado ejercicio la otra, que de ambas extrajo las dos grandes esencias de que constaban su carácter y su cultura. La primera, fue la del hogar, donde conoció el cultivo moral que dio rigidez insobornable a su conducta y fue preparado en los cánones de una educación desgraciadamente interrumpida por azares económicos, bajo el ejemplo permanente de sus dos mejores maestros: don Pablo Lascano padre, y su hermano mayor Manuel que dejó una huella imborrable en toda su vida.
.
La segunda gran fragua modeladora la constituyó el periodismo, que desde antes de los 20 años comenzó a ejercer como acuciante necesidad de expresarse y sacerdocio espiritual, mas que metódica profesión o vehículo proselitista; y antes que entrar a hablar de la obra impresa concreta que nos ha legado Lascano, tendremos que detenernos en estos dos especiales y confluyentes aspectos suyos que tanto explican sus posteriores inclinaciones, pues sin ello, tampoco podríamos interiorizarnos de las fuerzas gravitantes en su obra.
.
Ambulando por La Rioja y por las provincias vecinas, su fama y sus amistades fueron creciendo parejamente, hasta que reclamado en Buenos Aires aportó con su pluma en las lides metropolitanas, donde conoció a Sarmiento y a su lado, actuó como Secretario suyo en la Comisión Popular de ayuda a las víctimas del cólera, ganando su confianza y compartiendo su intimidad. En esos días comenzaron a ver luz en el periodismo, las primeras semblanzas, escritas como homenaje a la amistad, en forma de “medallones” sobre condiscípulos, amigos o políticos de su afecto, y en las que hacía resaltar las características más singulares de cada personalidad con gracia anecdótica a la par que valoración de méritos o talentos. Esto explica que versen sobre ejemplares no santiagueños del todo, aunque Lascano, emigrado de su tierra llevaba consigo ese “paisaje espiritual” que alentaría su autenticidad y sobre el que volvería en los temas inmediatos.
.
Llegarían como ecos extraños, en la tranquila fisonomía de sus habitantes, los comentarios que desde Buenos Aires hablaban de “Siluetas Contemporáneas” y los primeros ejemplares se exhibirían entre la curiosidad y la indiferencia de los demás, pero también, el estímulo confortante de algunos escogidos. Impreso por la casa Jacobo Peuser, en volumen de 343 páginas, no nos ha sido posible determinar la cantidad a que alcanzó su primera y única edición, de 1889. Las prensas locales, pocas e insuficientes, apenas cubrían las necesidades de periodismo o las hojas impresas, casi siempre políticas. De ahí que el mérito de este libro, corra parejo al de su edición, en aquellos tiempos, con la halagüeña advertencia preliminar que firmaban sus editores, donde se aclaraba: “Bajo el modesto título de “Siluetas Contemporáneas”, el autor ha reunido en páginas fáciles y abundantes, colores o notas que tienen un interés dramático a la par que histórico y sociológico. Cuando estudia un carácter, al punto aparece una costumbre, una situación especialísima de los hombres y cosas de este país, y con una franqueza sólo comparable a la sinceridad que le anima, fija los jalones para que los otros cultiven más tarde en los surcos de los terrenos por él explorados, la vida argentina en sus múltiples faces”.
.
En las “Siluetas” como es lógico, campea la valoración personal por el hombre, no abstractamente considerado, sino como sujeto activo de la comunidad y la historia, con sus alegrías, sus dolores y sus grandezas. Vibra ese humanismo individualista, que como herencia carlyleana, nos retrata actores, en grande o pequeña escala, de la epopeya vital a través de los tiempos; convertidos en palancas motrices de la evolución, y que para Lascano se pinta en la sobriedad de pocos trazos, sea humilde o famoso el agraciado. Desfilan sucesivamente los primeros compañeros de la juventud, las figuras relevantes nacionales, los personajes típicos del ambiente santiagueño y algunos personajes del pasado provinciano, en episodios de relieve tradicional en la anécdota lugareña, sumando un total de 24 capítulos, sin prelación sistematizada, con el órden que les adjudicamos nosotros.
.
Dentro de la primera categoría, sobresalen las que dedica a Luis Ponce y Gómez, Alejandro Vieyra y Julio Lezana, donde la gracia retozona de la mocedad se une a la calidad anecdótica que lleva a grave elocuencia en ocasiones trágicas y solemnes. Entre las segundas, las de Avellaneda por su justa valoración, la de Sarmiento, por la sencilla intimidad con que revela aspectos desconocidos de sus hábitos domésticos retratados con escorzo con sus costumbres familiares ignoradas por la idolatría póstuma y que por serle tan accesibles le hacen buscar en la silueta “el otro”- chez lui- Sarmiento; la del Dr. Manuel Lucero, Rector de la Universidad de Córdoba, cuyas discusiones parlamentarias, reformas educacionales y proverbial caballerosidad, están matizadas con una fina ironía que conmueve elegantemente por la vivacidad del cuadro; y la del don José Posse, una institución tucumana “el único” que tuteaba a Sarmiento, con quien eran “hermanos siameses en ideas, en temperamento literario, en genialidades”.
.
Salvo algunos condiscípulos de la infancia santiagueña que ocupan los primeros lugares, hasta aquí las “Siluetas” pudieran también llevar la firma de cualquier escritor de plástica habilidad para el buril por la universalidad de los momentos, sin definir aún a una literatura genuinamente local. Pero de improviso, los cuadros cambian con vivos contrastes y aparece frente a las pupilas, toda la expresividad soterrada del alma provinciana, expuesta con despreocupada sencillez por vez primera, y comienzan a desfilar los cuadros regionales, con fuerte impregnación del paisaje natal. Lo más interesante de esta parte verdaderamente nuestra de las “Siluetas” es que ellas se dirigen sin afectación ni falsa conmiseración hacia las vides humildes y los temas socialmente menospreciados de aquella época, para extraer de todo eso, con hábil pintoresquismo, las mejores descripciones del libro.
.
La imagen de “la negra Manuela” revendedora del Mercado de su manumisión de la esclavitud y víctima de las picardías infantiles, es una reivindicación al trabajo infatigable con que el elemento de color contribuyó en nuestra primera sociedad. La de Julicho “el ciego de Millij” mendigo callejero que junto a su ingénita pobreza guardaba en el fondo de su excelencia espiritual, la firme lealtad a sus ingenuas convicciones políticas por el partido “alcortista”, demuestra sobradamente como hasta las más ínfimas secciones de nuestra masas populares conservaban con lealtad su preocupación por el destino de las comunidades, con un antioligárquico concepto de la misión y representatividad gubernativa, que la larga incumbencia popular en el viejo régimen federal había sedimentado en el carácter de todo nuestro pueblo sin exclusiones. El capítulo se presta a la meditación sociológica, en los rasgos vitales que todavía no ha perdido el santiagueño autóctono, que como éste, antepone el ideal y la consecuencia a todo interés, pues como se expresaba: “gratis et amore se desgañitaba echando abajo a los que reputaba sus adversarios políticos. A don Bartolo, por ejemplo, lo ha muerto ciento y una vez, pues no le perdonó nunca el triunfo de Pavón”, lo que si bien era un reflejo de la protesta interior por la subordinación en la que habían caído nuestras regiones ante el centralismo, era también un índice de sensibilidad y advertimiento político para con los hombres responsables del nuevo órden.
.
El “maestro Bonifacio” viejo barbero de Santiago se nos aparece con su ruda franqueza, reclamando la benevolencia de los parroquianos “que aún recuerdan la sangre que perdieron al contacto con su cruel navaja”; y por último, Francisco Lares, alias “el negro Sina- Sina” chasque, mandadero y cantor de almacén, que “haciendo un número de 4 de sus luengas piernas, cantaba un triste con infinita delicadeza”. Esa estampa, verdaderamente antológica, nos reservaba otra sorpresa: Lascano refiere una aventura casi mitológica del protagonista y concluye explicándola con audacia anticipada, haciendo gala de razonamiento lógico digno de la más adelantada premonición científica moderna. Mientras Sina- Sina repicaba en la antigua Catedral para la procesión tradicional de la Virgen del Carmen, su fervorosa devoción lo lleva a inclinarse demasiado en la baranda del campanario y caer de ella, entre el pánico general. Más, restablecida la calma, los feligreses contemplan asombrados que la víctima ya dada por muerta, se levanta del suelo “contando a los que le rodeabanque podía bailar un gato zapateado… (y) más tarde el negro solía decir que cuando se sintió en el aire…hizo promesa… en nombre de la Virgen y que a eso se debía la integridad de sus costillas”. Lo menos que sed ijo allí, fue que milagro tan notable patentizaba fehacientemente el poderoso influjo de la Virgen, pero don Pablo se propone concluir con sus inquisiciones en busca de la verdad del episodio, y entonces apunta en tono precursor: “Lares estaba de poncho el día de su caída. Naturalmente, como el viento era recio, tomó al sujeto en circunstancias favorables convirtiendo al poncho en un excelente paracaídas y he aquí, explicado a la luz de la ciencia el fenómeno. Y desde entonces el joven pasó a la leyenda, y el hecho corrió de boca en boca, multiplicando devotos”.
.
Finalmente, la obra se adentra en algunos episodios tradicionales de la historia provinciana y emparenta la prosa del autor con las mejores inspiraciones narrativas de los “Retratos Históricos” de don Vicente Fidel López, por la intimidad sin dramatismo de las escenas y ese sabor de convivencia y frecuentación natural en que se mueven los personajes cercanos a nosotros. Así nos enteramos de las peripecias desgraciadas del francés Miguel Sauvage, boticario en la época de Ibarra y fusilado por falsificación de nuestra “moneda ibarrista” luego de haber intentado sin éxito el asesinato del Caudillo- Gobernador.
.
Así, también, detrás del romántico ejercicio médico del Dr. Sabino O’ Donell, somos interiorizados de la sociedad tucumana del año 40, “que después de Lima atraía con fuerza irresistible” por la belleza femenina y su generosidad amatoria, desde donde vino a anclar en Santiago aquel curador aventurero de corazones y percances.
.
La invasión unitaria de don Javier López a Tucumán en 1836, le sirve para describirnos las desventuras de uno de sus lugartenientes el comandante Balmaceda, que reclamado por Ibarra para saldar viejas deudas, terminó en el suicidio cuando fue deportado a Matará sumido en crueles padecimientos, y de paso, la reconstrucción se anima con la presencia del general Alejandro Heredia “doctor en ambos derechos” a quien, no es ociosos decirlo, conocía por la tradición familiar, pues fueron compañeros de estudios en Córdoba con don Francisco Javier Lascano, abuelo de don Pablo, a quien acogió brindando asilo cuando debió huir después, de la persecución de Ibarra, y el que transmitió a los suyos las muestras de aquella gratitud, junto con el justiciero juicio re- valorativo.
.
Con esta última parte finaliza este breve análisis de las “Siluetas Contemporáneas” para su ubicación actual en nuestra literatura. Obra de popularidad descriptiva, si cabe decirlo, sobrevivirá no sólo por su ubicación cronológica, sino también, debido a sus imágenes regionales que instrumentan y dan expresión al sentimiento y al paisaje vital de aquel Santiago. Con ella se inicia nuestra actividad intelectiva constante, y es digno señalarlo, que corre a su lado, en pareja genealogía, la presencia y la urgencia social que en ella palpita, con la bonhomía convencional de su época; pero denotando la cultivada aunque inmadura preocupación terrígena y popular que alienta la vida de Pablo Lascano, en demostración de que, ello no fue obstáculo nunca a la formación humanista clásica en estudiosos como éste, que al tecnicismo de su dominio estilístico agregaba el culto sentimental por las cosas del diario vivir provinciano, y se valía de esa aleación para la forja artística capaz de hallar siempre la veta de nobleza en los temas que acogían la humildad sencilla de nuestros bienes sedientes.
.
La militancia política que complementaba esta faceta de su personalidad, le sustrajo del quehacer intelectual para sumirlo, siempre con suerte adversa, en el torbellino pasional de aquellas horas convulsas. Interrumpida la creación del espíritu de manera consagratoria, perdimos al escritor para ganar al estadista de infructífera lucha, y solo en los días finales, ya retraído del vivir político al ser superada su vieja época por la democracia que renacía con otras direcciones, intentó volver a la faena creadora dando vida a nuestra novelística, pero ya cuando la fuerza se le escapaba de la pluma.
.
No obstante, en todas estas actividades, sacudió la medianía ambiente, para enaltecerse con su talento, y así, cuando es elegido candidato a Gobernador en 1912 presenta el primer y concreto programa de gobierno, adecuado a las necesidades económicas y a la reconstrucción hídrica y demográfica de Santiago que denotaban su caudal práctico de capacidades en una era de improvisadores, para la gobernación, malogradas por la derrota con que le victimaron los círculos oligárquicos del poder. Antes, cuando como Ministro de Gobierno preside las ceremonias conmemorativas del centenario del Coronel Lorenzo Lugones, enfrenta los formulismos protocolares y desde la tribuna inicia la reivindicación histórica del precursor y mártir de nuestro federalismo interior, Teniente Coronel Juan Francisco Borges, cuyo reconocimiento en la posteridad destruye los prejuicios facciosos del pasado. Luego, difunde en una conferencia de enjundiosa desde Lisboa, el potencial argentino en su desarrollo del primer siglo independiente, en 1910, y la tribuna europea le vale su entrada a la Sociedad Académica de historia Internacional que le hace miembro de ella, o estudia y propone una planificación adecuada para extraer los mejores beneficios del comercio argentino- portugués; y siempre, cualquiera fuese su actividad, en ella deja impresos los rastros de su espíritu superior, elevándola a la dignidad a la altura de su propio nivel intelectual.
.
Si Pablo Lascano no alcanzó a publicar más tarde, otra obra literaria orgánica, practicó en cambio, entre cada descanso que le permitía la militancia política, este otro tipo de labor intelectual, la que brinda el periodismo, no menos importante ni digna para el creador que lleva dentro un mensaje que transmitir, aún robándole tiempo al tiempo.
.
De la primera época referida, data su articulo costumbrista “Trajes y colores”, su ingeniosa introducción al “Almanaque Humorístico” de Daniel Soria en 1899, y su semblanza de “Luli Becerro” popular personaje del pasado, cargado de filosofía barata, descendido a motivo de burlas y que en la misma línea de su emoción correctora le hace exclamar: “A Luli le han cambiado todo, hasta el nombre de Lorenzo Santillán, lo han convertido en Luli Becerro; de comprador de frutos en regular escala, en vendedor de gallinas y cabritos que adquiere entrándose subrepticiamente en las casas o invadiendo los apriscos en las horas de las sombras densas; de hombre serio en algo risible y payasesco… y anda por ahí, en nuestras calles y plazas, ofreciendo el tristísimo espectáculo de la decadencia. La sociedad, el medio ambiente, tiene una principal colaboración en estas dolorosas mutaciones de la especie humana. Luli es tal vez, víctima del egoísmo o de la imbecilidad de los pueblos”. Es la misma docencia expresiva que a través de la literatura, servíale para deducir siempre la moraleja oportuna o el disconformismo social.
.
Al segundo período corresponden las páginas compiladas en 1927 por el Dr. Víctor Lascano, en el libro póstumo “Discursos y Artículos”, donde aparecen, entre otros, “La Chola Tucumana”, evocación y despedida de este original tipo racial que alegró los campamentos con la ligereza de su genio y que desaparecía “corrida por el progreso, por los ferrocarriles y las escuelas normales que modelan de otro modo el alama de las generaciones”; “En el país de los Tucus”, descripción de alto valor estético sobre la belleza del paisaje nocturnal santiagueño donde la inspiración literaria corre pareja a la hilación narrativa; “La lucha por el agua” visión dantesca del padecimiento de nuestros pueblos donde la sequedad de la tierra es tan viva que empolva nuestra emoción con la energía del relato, escrito con humanizado realismo; y “La Loretanita” figura de humilde rango a quien la belleza del retrato ennoblece con mística ternura por su contraste doloroso con el progreso mecánico que le es ilegible a su ingenuidad aniñada y campesina.
.
En estos relatos, como en todas las producciones de Pablo Lascano, el motivo central de sus temas, está dado por el relieve con que surgen a la efusiva exhibición del lector, las vidas anónimas y modestas, pletóricas de generosidad en sus rasgos, y elevadas más allá de los recursos del oficio, por la espontánea maestría de la pluma. Fue el cantor y el cultor del valor nativo, ascendido del pintoresquismo efectivista y satirizante, a una dimensión plástica ecuménica y a una jerarquización social eminente.
.
Lo notable de esta sección de los “Discursos y Artículos” es la incorporación de lo que pudo haber sido su mejor obra. Una novela de tinte histórico que titulaba “JUALLO” y que buscaba evocar las vicisitudes pobladoras de los colonizadores fundacionales llegados a la vieja villa de Salavina en el siglo 18, con sus afanes progresistas y productivos capaces de convertir a la región en próspera zona de los cultivos exportables del trabajo agrario provincial. Se fundaba para ello en viejas leyendas familiares, pues sus antepasados habían pertenecido al núcleo originario de Salavina, que fue cuna de su mismo nacimiento y estaba enclavada en lo profundo de su corazón.
.
Desgraciadamente su enfermedad y luego su muerte en 1925 impidieron la continuidad de su trama novelística y quedaron esas páginas iniciales y fragmentarias que su hijo el Dr. Víctor Lascano rescató del olvido y nos hizo conocer en ese libro póstumo. Y debemos recordar asimismo que por iniciativa del mismo Dr. Lascano se editó en 1970 una última publicación de los escritos de Pablo Lascano titulada “Mis Bosques” que tuvimos el honor de prologar con un exhaustivo estudio de la vida y de la obra del autor. Eran según su subtítulo “Cuadros y Tradiciones Solariegas”, en el estilo de sus “Siluetas”, con vívidas pinceladas sobre los viajes en mensajerías, el melero, el pintor Felipe Taboada o una evocación del clérigo de las misas y el viejo de provincia. De tal modo no le abandonó su vocación literaria y quedó a salvo de los ajetreos de su vida política, marcada siempre con signo adverso y una sentida premonición democrática. Ocupó tres veces el Ministerio provincial, en los gobiernos de Luis G. Pinto, Maximio y Adolfo Ruiz, Senador Nacional electo en 1892, Presidente del Consejo de Educación en 1893, Diputado a la Convención Reformadora de la Constitución Nacional en 1898, Secretario de la Junta Gubernativa en la revolución santiagueña en 1892, Cónsul argentino en Lisboa en 1910, candidato a Gobernador por el Partido Demócrata en 1912, Presidente de la legislatura y Gobernador interino en 1883, y funciones docentes, culturales, periodísticas y sociales en aquel Santiago, pero por sobre todo lo enaltece y confiere perdurabilidad el haber sido precursor de nuestra literatura regional con títulos indiscutibles que le confieren inmortalidad.
.
Tomado de Sitiales, de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Santiago, nota de Luis Celestino Alén Lascano.
http://www.ordendeloyola.org/
http://www.papalknights.org/
http://www.sjweb.info/
http://www.vatican.va/
ordendeloyola@gmail.com
.