miércoles, 29 de junio de 2011

Batallón de Arsenales 604 "Tcnl JMR""José María Rojas" (Abuelo chozno del Dr hc D CARLOS GUSTAVO LAVADO RUIZ y ROQUÉ LASCANO SOMCHSIL)

.


El Batallón de Arsenales 604 "Tcnl JMR" es en la actualidad la prosecución viva, de la Fábrica Nacional de Pólvora creada por decreto del Año 1879, por quien fuera entonces el Presidente de la República Argentina Doctor NICOLAS AVELLANEDA y que se inaugurara oficialmente el 06 de Noviembre del año 1883 con la presencia del Ministro de Guerra y Marina General BENJAMÍN VICTORICA, nombrándose como director al Ingeniero Don FEDERICO CARULLA.

En 1898 el Presidente de la Nación, JOSE EVARISTO URIBURU, la convirtió en el Arsenal Regional del Centro y con fecha 10 de Mayo de 1917 pasa a denominarse Arsenal José María Rojas, ese Decreto fue firmado por el Presidente de la República Hipólito IRIGOYEN y refrendado por el Ministro de Guerra ELPIDIO GONZALEZ.

En esta época se incrementa la importancia del Arsenal como órgano proveedor, haciendo en consecuencia la necesidad de dotarlo de una unidad propia que tenga a su cargo la seguridad, creándose así la Compañía del Arsenal "José María Rojas" que pasa a cumplir misiones que hasta entonces tenían las unidades con asiento en Río Cuarto.

Ya en el año 1943, se amplían los talleres, se crea el Taller Mendoza en la ciudad de ese nombre y dependiente de éste Arsenal; también en ese periodo, inicia sus actividades la Escuela de Aprendices Artesanos y la Escuela de Talabartería con el fin de lograr obreros especializados escasos en la zona para cubrir las necesidades internas.

La 2da Compañía de Reparaciones Motorizadas, dependientes de éste Arsenal fue creada en el año 1950, para colaborar con la reparación de los distintos materiales. Posteriormente la Compañía fue trasladada con todos sus efectivos a la ciudad de Córdoba, en el año 1958.

A partir de 1965, se convierte en el Batallón de Arsenales 141 "José María Rojas" proporcionando apoyo de mantenimiento en toda la jurisdicción del Comando del Tercer Cuerpo de Ejército "Ejército del Norte".

En ocasión del Conflicto Bélico del Atlántico Sur, esta Unidad cumplió con su misión recibiendo el reconocimiento de la superioridad. En esta circunstancia trasladó un gran volumen de munición al sur del país, contando con la colaboración de distintos camiones y medios de transporte de firmas comerciales y propietarios particulares en nuestra ciudad y de la zona, conjuntamente con elementos provenientes de la Dirección de Arsenales y elementos de Ferrocarriles del Estado.

El 01 de Enero de 1996, se reestructura como Compañía de Munición 141, y a partir del 01 de Enero de 1998 pasa a denominarse Batallón de Arsenales 604 "Tcnl José María Rojas", con dependencia orgánica de la Dirección (hoy Comando) de Arsenales, constituyéndose en uno de los CUATRO (4) Batallones más importantes de nuestro Ejército que ejecutan el 2do y 3er Nivel de Mantenimiento de Efectos, como así también el abastecimiento de los Efectos Clase II, IV y V a la Fuerza.

Tanto hoy como ayer, la capacidad operativa del Batallón nos ha brindado la facilidad de acompañar silenciosa pero trascendentalmente la transformación que viene realizando el Ejército con el objeto de responder a las exigencias que demanden los tiempos presentes y venideros.

"Vale la pena expresar que JOSÉ MARÍA ROJAS se incorporó como Soldado al Regimiento 1 "Patricios" y participó contra las Invasiones Inglesas, fue un estudioso de la física y de las matemáticas, llegando a ser Subdirector del Parque, con el grado de Capitán, ascendiendo luego por méritos y designado Director del Parque con el grado de Sargento Mayor. Debido a una enfermedad terminal, abandona su cargo pasando a retiro otorgándosele el grado de Teniente Coronel."
.

sábado, 25 de junio de 2011

Casa del Señor Lascano. - Juan de Anchieta, Nieto de Lope Garcia de Lazcano y Murgia y Tio abuelo de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús, capellán y cantor de la capilla de la Reina Isabel la Católica - Cancionero de Palacio en el Palacio Real de Madrid

.




Martín García de Anchieta vivió en Urrestilla, barrio de Azpeitia (Gipuzkoa), a mediados del sig1o XV. Contrajo matrimonio con Urtaizaga de Loyola (hija de Lope García de Lazcano y Murguia y de Sancha López de Oñaz y Loyola, casados en Azpeitia el 4-III-1413). Fueron padres de

-1. Rodrigo García de Anchieta, que sucedió en la casa de su apellido en Urrestilla. Casó con María Ochoa de Acharan y ambos fueron padres de

-1.1 García López de Anchieta, a quien su tío Juan de Anchieta nombró en 1515 Rector de la iglesia parroquial de Azpeitia. Murio asesinado en 1519.
-1.2 Ana de Anchieta.
-1.3 María de Anchieta. Monja del Convento de Clarisas de la Asunción de Azpeitia.
-1.4 Catalina de Anchieta. Monja del Convento de Clarisas de la Asunción de Azpeitia.
-2. Juan de Anchieta, que sigue la línea (II).

Juan de Anchieta (Azpeitia (Guipúzcoa), ca. 1462 - Azpeitia, 30 de julio de 1523), sacertote y compositor español del Renacimiento. Fue uno de los mayores exponentes de la polifonía religiosa y profana en España desde finales del siglo XV hasta principios del XVI.


Anchieta perteneció a una de las familias más prominentes del País Vasco. Fue el segundo hijo de María Veraizas de Loyola y de Martín García de Anchieta y Urtayzaga de Loyola, tío abuelo de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús.

Se ignora la fecha exacta de su nacimiento y se sabe muy poco de su juventud y de dónde cursó sus estudios musicales y sacerdotales. Probablemente cantó en el coro de la capilla de Enrique IV de Castilla y posiblemente estudió en la Universidad de Salamanca, donde era profesor de música el hermano mayor de Juan del Encina, Diego de Fermoselle, quién ejerció este cargo desde 1481 hasta 1522.

El 6 de febrero de 1489 fue nombrado capellán y cantor de la capilla de la reina Isabel la Católica, con un salario anual de 20.000 maravedíes anuales que fue elevado a 30.000 el 30 de agosto de 1493. Se sabe que en 1492 estuvo presente en la conquista de Granada.

En 1495, Isabel la Católica le nombró maestro de la capilla musical de su segundo hijo, el infante Juan de Aragón y Castilla, de quién sería además maestro de música. Dado que la corte se trasladaba con frecuencia, Anchieta viajó constantemente durante estos años. Después de la muerte del infante, en 1497, volvió al servicio de la reina con la obligación de viajar con la corte. Fue recompensado con varias prebendas: obtuvo una canonjía en la Catedral de Granada; en 1499 se le nombró prestamero de Villarino, en la diócesis de Salamanca y en 1503, fue nombrado rector de la iglesia parroquial de San Sebastián de Soreasu, en Azpeitia.

Tras la muerte de la reina en 1504, pasó al servicio de Juana la Loca, lo que le obliga a realizar numerosos viajes tanto en España como al extranjero. En 1505 viajó a Flandes, lugar de donde procedía Felipe el Hermoso. De enero a marzo de 1506 estuvo en el sur de Inglaterra, donde se había detenido la flota real en su viaje de regreso desde Flandes. Durante este periodo se incorporaron a la Capilla Real los famosos compositores franco-flamencos: Pierre de la Rue, Alexander Agricola y Marbriano de Orto, procedentes de la capilla borgoñona de Felipe el Hermoso.

A comienzos de 1509 acompañó a Juana la Loca a su retiro en Tordesillas. Durante este periodo fue también maestro de música de los hijos de la reina, entre ellos del futuro rey Carlos I de España. En 1512, fue nombrado capellán y cantor de la Capilla Real de Fernando el Católico, cargo que mantendría hasta la muerte del rey en 1516. Su salario entre 1507 y 1516 fue de 45.000 maravedíes anuales. El 20 de febrero de 1515, durante una visita al hogar familiar en Azpeitia, tuvo un enfrentamiento con sus dos hermanos pequeños, a resultas del cuál pasó una breve temporada en la cárcel de Pamplona. En 1518 fue nombrado Abad de la Abadía de Arbas, en la diócesis de León, y su sobrino García de Anchieta le sucedió como rector de la parroquia de San Sebastián de Soreasu, aunque sería asesinado poco después. No se conoce la fecha exacta, pero en algún momento entre 1515 y 1520 tuvo un hijo con una vecina de Azpeitia llamada María Martínez de Esquerrategui, que se llamaría como él, Juan de Anchieta.

El 15 de agosto de 1519, a la edad de 57 años, Carlos I le separó de la Capilla Real por considerarlo mayor, pero le mantuvo el sueldo de 45.000 maravedíes anuales.

Ya enfermo, se retiró sus ultimos años a Azpeitia, de donde sería párroco. Mediante una dispensa papal se le permitió transferir sus ingresos obtenidos del beneficio de Villarino a un nuevo convento de hermanas franciscanas que él mismo había fundado en Azpeitia, donde residiría el resto de su vida y donde quería ser enterrado. El 19 de febrero de 1522 firmó su testamento ante el escribano de Azpeitia, Juan Martínez de Lasao, declarando a su sobrina Ana de Anchieta (hija de su defunto hermano Pedro García de Anchieta) su heredera universal y dejando a su hijo una renta de 400 ducados de oro, como consta en la siguiente cláusula de su testamento:

Item, digo que mando a Juan de Anchieta, mi hijo, que hube en María Martinez de Esquerrategui, vecina de esta vila, mujer suelta, cuatrocientos ducados de oro, por amor de Dios porque no le quedan otros bienes algunos, y para con que se críe y se alimente, y tenga con cual estudiar, e para su casamiento.

Finalmente, el 30 de julio de 1523, murió en la suntuosa casa de estilo mudéjar que había mandado construir a principios del siglo XVI, enfrente de la parroquia de San Sebastián de Soreasu y que aún se conserva. Contrariamente a sus deseos no fue enterrado en el convento franciscano, sino en la parroquia de de San Sebastián de Soreasu.

El compositor fue redescubierto para la historia de la música a finales del siglo XIX, cuando se descubrió el famoso Cancionero de Palacio en el Palacio Real de Madrid. El compositor y musicólogo Francisco Asenjo Barbieri lo transcribió y publicó en 1890 con el nombre de Cancionero musical de los siglos XV y XVI, proporcionando en la introducción del libro algunos datos sobre algunos de los compositores con obras en el manuscrito, entre ellos de Anchieta.

Como sucede con todos los compositores más representativos de su época, a excepción de Juan del Encina, compuso música profana con texto en castellano para los festejos y fiestas cortesanas y música religiosa en latín destinada al culto religioso. La música de Juan de Anchieta está influida por Francisco de Peñalosa, mostrando gran originalidad. Las austeras melodías y la alternancia entre polifonía y gregoriano, como puede observarse en el responsorio Libera me, Domine y en la antífona Salve Regina, tendrá gran influencia en la música española y su estilo perdurará incluso bajo la influencia del Barroco.

Sólo han sobrevivido 16 piezas en los manuscritos en los que figura el nombre de Anchieta a la cabeza: 4 obras de tema profano con texto en castellano, 2 misas, 2 Magníficat, un Salve Regina y 7 motetes. Dos de estas obras, aunque asignadas a Anchieta, podrían pertenecer a otros compositores. Además, basándose en consideraciones estilísticas, le han sido atribuídas varias obras anónimas: 4 pasiones, un Kyrie y 10 motetes. Tenemos por tanto alrededor de 30 obras que se han conservado, incluyendo las atribuídas


Casa del señor Lascano – Damas Patricias Argentinas - Doña Casilda Igarzábal de Rodríguez Peña (1774- † 1844) patriota argentina, esposa de Nicolás Rodríguez Peña

..
Casilda Igarzábal (1774- † 1844) fue una patriota argentina, esposa de Nicolás Rodríguez Peña, uno de los principales líderes de la Revolución de Mayo. Es considerada una de las Patricias Argentinas.

Casilda Igarzábal nació en Buenos Aires, Virreinato del Río de la Plata, el 6 de abril de 1774, hija de Domingo de Igarzábal, alcalde de primer voto en 1812, a su vez hijo y nieto de cabildantes, y de Josefa Echeverría.

Contrajo matrimonio en mayo de 1805 con Nicolás Rodríguez Peña. Su residencia, una añosa quinta sita en el perímetro de las actuales calles Callao, Viamonte, Ayacucho y Charcas fue punto obligado de reunión de los partidarios de la emancipación, entre los que se contaron Manuel Belgrano, Feliciano Chiclana, Juan José Passo, Hipólito Vieytes, Manuel Alberti y Juan José Castelli entre otros.

Junto con las señoras de Riglos de Irigoyen, Lasala de Riglos, Castelli, Agrelo, etc. se contaba entre las más decididas patriotas.

Fueron ellas quienes en la mañana del 18 de mayo de 1810 se presentaron en el lugar (posiblemente en casa de Juan José Viamonte) donde se intentaba de convencer a Cornelio Saavedra de que había llegado el momento de la revolución. En esa ocasión Casilda Igarzábal se dirigió resueltamente al comandante de las milicias y le dijo "Coronel, no hay que vacilar, la Patria lo necesita para que la salve. Ya sabe usted lo que quiere el pueblo, y usted no puede volvernos la espalda y dejar perdidos a nuestros maridos, a nuestros hermanos y a todos nuestros amigos".

Una de las decisiones adoptadas por el cabildo abierto del 25 de mayo de 1810 ordenaba a la Junta Gubernativa disponer el envío de una expedición a las provincias del interior con el objeto formal de asegurar la libertad en la elección de diputados que las representarían en el gobierno. Más allá de esa justificación razonable, era preciso evitar con rapidez la formación y consolidación de núcleos contrarrevolucionarios y demostrar a los partidarios en el interior del movimiento emancipador que serían sostenidos con decisión y preservados en sus vidas y hacienda por el nuevo gobierno.
El primer objetivo de la Expedición Auxiliadora sería la provincia de Córdoba, donde se organizaba la resistencia alrededor del héroe de la reconquista Santiago de Liniers.

Resolución del 7 de junio de 1810.

El Cabildo del 25 de mayo había asignado recursos para organizar el nuevo ejército: los sueldos del Virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y de otros altos empleados de su administración. No obstante, sea por resultar insuficientes, o como medio para movilizar y comprometer a los vecinos con la causa, se inició una suscripción pública.

El 7 de junio la Gazeta de Buenos Aires publicó una resolución en los siguientes términos: "No pudiendo mirarse con indiferencia los loables fines propuestos en la expedición que pidió e pueblo para las provincias interiores, y siendo un deber de la Junta llenar este encargo a que se le sujetó en las actas de su inauguración, avisa a los buenos patriotas que pueden concurrir al señor Vocal don Miguel de Azcuénaga, quien recibirá los ofrecimientos que voluntariamente se hagan, con reserva de reglar la Junta los destinos, con concepto a la calidad de los sujetos y nombrar la parte de fuerza efectiva y jefes que deben presidir la expedición".

Iniciada la suscripción para la también llamada "expedición de Unión de las Provincias interiores" la primera patricia que aparece en la lista de donativos publicada por La Gaceta es Casilda Igarzabal y Peña contribuyendo "con el haber de dos hombres durante la expedición"

Con esos donativos y los que se hicieron en varias provincias, un mes después la Junta pasaba revista en Monte Castro a más de mil hombres.

Tanto en los años previos como en los que siguieron a la Revolución de Mayo estuvo al lado de su marido a quien "acompañó en sus trabajos, en sus zozobras y en el triunfo de sus ideales, con entusiasmo y con una entereza que conservó en medio de las agitaciones y contrastes que por tantos años pasó este país"

Fue socia fundadora de la Sociedad de Beneficencia organizada por Bernardino Rivadavia, ministro del gobernador Martín Rodríguez, tras disolver la Hermandad de la Santa Caridad. Presidida por Mercedes Lasala de Riglos e integrada entre otras por Juana del Pino de Rivadavia, hija del ex Virrey y esposa del Ministro, María Rosario Azcuénaga, Bernardina Chavarría de Viamonte, esposa del general y Mariquita Sánchez, la Sociedad se hizo cargo de todas las instituciones de bien público destinadas a mujeres y niños, que hasta ese entonces habían regenteado las Órdenes y Hermandades, incluida la Casa de Expósitos. Casilda Igarzábal presidió la Sociedad de Beneficencia entre el 4 de febrero de 1838 y febrero de 1840 cuando renunció, probablemente en razón de que el gobierno de Juan Manuel de Rosas no sería afecto a su gestión por la oposición que le hizo su hijo Jacinto Rodríguez Peña, partícipe de la conspiración de Ramón Maza.

Falleció en su ciudad natal el 31 de julio de 1844 y fue sepultada en el Cementerio de la Recoleta.

Una escuela de Villa Santa Rita en la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre, así como una calle en Villa Bordeu, Bahía Blanca.

En el Museo Histórico Brigadier General Cornelio de Saavedra se conserva una mantilla de su propiedad.


Casa del Señor Lascano. Familias Argentinas descendientes del conquistador Cap Diego de Funes


 Francisco Javier de Lazcano de Igarzábal (1830-1879)

 

Bisabuelo del Gran Maestre

 


 


Del conquistador, cap. Diego de Funes descienden tambien, entre otras, las siguientes familias: Funes Bustos de Lara, Funes Allende, Bulnes Funes, Fun es Moldes, Funes Funes, Funes Lastra, Cortés Funes, Ferreira Funes, Funes Quiroga, Funes González, Sarmiento Funes, Torres Funes, Funes del Valle, Funes Solá, Deheza Funes, Martínbez Zuviría Lazcano, Funes Ugarriza, del Castillo Funes, Funes Veéez, Vélez Funes, Funs Guesalaga, Cortés Funes Bascary, Ferreira Cortés, Bouquet Roldán, Echenique Funes, Tejeda Funes, Gómez Funes, Cortés Funes Crespo, Lagos Funes Lastra, Pizarro Lastra Funes, Funes Castro, Funes Riso Patrón, Funes Yalour, Núñez de la Torre Funes, Lazcano Cortés, Ferreira Cortés Navamuel, Páez de la Torre, Lanús Montes de Oca, Ferreira Cortés, Funes Lastra Ramos Mejía, Funes Lastra Arguello, Escalante Pose Funes, Torino Uriburu Funes, Cortés Funes Castro Escalada, Cortés Funes Molina, Luque Cortés Funes, Cortés Funes Páez de la Torre, Mariño Cortés Funes, Echeverría Lazcano, Páez de la Torre Lazcano, Reyna Almandos Lazcano, Arrieta Lazcano, Lazcano Chambeau, Buteler Lazcano, Igarzábal Funes, Igarzábal Usandivaras, Días e Igarzábal, Díaz de Molina, Ortiz de Ocampo Usandivaras, Usandivaras Igarzábal, Correas Usandivaras, Igarzábal Ortiz de Ocampo, Igarzábal González, Igarzábal Lazcano, Gigena Igarzábal, Igarzábal Alvarez, Igarzábal Loza, Centeno Igarzábal, Valdéz Igarzábal, Pizarro Diaz, Diaz Gavier, Lazcano Diaz, Diaz Jonte, Diaz Ordoñez, Diaz Pizarro, Diaz Usandivaras, Rodriguez de la Peña Funes, Rodriguez Peña Igarzábal, Zavala Rodriguez Peña, Cazón Rodriguez Peña, Machain Zavala, Machain Decoud, Machain Recalde,, Machain Abrego, Machain Barrios, Haedo Machain, Oliden Machain,Machain Gayoso, Cueto Machain, Machain González Moreno, Zuberbühler Machain, Zuberbühler Alzaga, Zuberbühler Ortiz Basualdo,Zuberbühler Saavedra Lamas, Paz Zuberbühler, Zuberbühler Oliden, García Fernández Zuberbühler, Marull Machain, Machain Marull, Meyer Machain, Machain Arrotea, Zorraquin Machain, Lafuente Machain,Lafuente Sáenz Valiente, Oro Funes, Núñez Funes, Funes Salcedo, Sarmiento Torres. Malllea Sarmiento, Sarmiento Oro, Molina Funes, Funes Pizarro, Funes Pardo, Funes González, Videla Funes, Funes Espejo, Funes Maldonado, Funes Tobar, Funes Cabral, Anzorena Funes, Rodriguez Funes, Funes Coll, Gordon Funes, Funes Silva, Carranza Funes, Quevedo Funes, Funes Gutierrez, Calderón Funes, , Ruiz Funes Coll, Ortiz Funes, Funes Villanueva, Funes Cuitiño, Funes Urizar, Reta Funes, Rosas Funes, Pellet Lastra Funes, Puebla Funes, Funes Allende, Funes Echagüe, Funes Furno, Funes Lo Celso, López Jordán Funes, Cullen Funes, Pérez Funes, y otras.

FUNES

Este antiguo y noble linaje — según lo repiten los García Carraffa en su monumental Diccionario Heráldico y Genealógico — procede de la Casa de los Duques de Bretaña, en Francia, uno de cuyos Príncipes pasó a la corte de Navarra para luchar contra los moros. Sea de ello lo que fuere, lo cierto parece ser que el origen de dicha añeja familia es navarro, y que algunos caballeros tomaron el apellido Funes por ser Señores de la villa y castillo del mismo nombre — hoy perteneciente al partido judicial de Tafalla — que ganaron a los sarracenos durante la Reconquista.

Sus primitivas armas pintan un campo de plata sembrado de armiños de sable, cortado, con el jefe de gules.
Tras la esposición de estos antecedentes remotos, más o menos legendarios, nuestra genealogía comienza históricamente con:

I — DIEGO DE FUNES — “el Viejo” — nacido en 1522 en Ciudad Real — que fundara en 1255 Alfonso “el Sabio”, otorgándole a la villa en Carta Puebla el fuero de Cuenca, y “a los caballeros fijosdalgo que ahí moraren, que hayan aquellas franquicias en todas cosas que han los caballeros de Toledo”. Corridos tres siglos, aquellas franquicias y fueros habían perdido vigencia, y nuevos horizontes presentábanse a la vista de muchos “caballeros fijosdalgo” entonces sin destino. Impulsada por tales estímulos y esperanzas, el 17-X-1572, desde el puerto andaluz de San Lúcar de Barrameda, soltaba amarras y desplegaba velas hacia los horizontes del Río de la Plata, la flota del Adelantado Juan Ortiz de Zárate. En el alarde “de la gente de guerra y pobladores de dicho Adelantado” figura; Diego de Funes, alto, entrecano (contaba ya sus 50 navidades), casado aunque no trae mujer, y hace la travesía con su hijo Diego de Funes, de ocho años.

Las peripecias de esa expedición las tengo referidas en los capítulos que dedico a los conquistadores Izarra y Suárez Mexía; y creo que con éste último y cuarentitantos compañeros más, ambos Funes llegaron a Córdoba del Tucumán en octubre de 1576, huyendo de la “ciudad Zaratina de San Salvador”(en el actual departamento uruguayo de Soriano), cuyo reducto precario desmantelaron todos ellos para sustraerse de las barrabasadas que cometía el Gobernador interino del Paraguay, Diego Ortiz de Mendieta.

El relevante investigador Carlos Luque Colombres encontró las huellas de la presencia del “Viejo” Funes en Córdoba. El 6-II-1583, éste otorgó, siendo “Estante”, un poder a favor de Bartolomé Jaimes, suegro de su hijo, a fin que, entre otros cometidos, recibiera y cobrara cualquier maravedí que le perteneciera, “así por herencia de mi señor padre, que en santa gloria haya” (luego la familia poseía bienes en Ciudad Real), o por otro concepto.

II — DIEGO DE FUNES — “el Mozo” — vino al mundo en la castellana Ciudad Real hacia 1564. Niño de 8 años, emprendió de la mano de su padre, la peligrosa y fascinante aventura americana y, con éste, se estableció en la ciudad de Córdoba del Tucumán que acababa de ser fundada. Varias veces fue miembro del Cabildo lugareño, y allá casó con Inés González Jaimes, joven mestiza, hija bastarda del conquistador del Perú, Chile y Tucumán, Bartolomé Jaimes, habida en la india Isabel, nativa del Valle Vicioso, en La Rioja. (Ver el capítulo dedicado a Jaimes).

El 9-V-1588 el Capitán Pedro de Villalba, Teniente de Gobernador y Justicia Mayor de Córdoba; “Dixo que por quanto Diego de Funes vezino desta ciudad es casado e tiene hijos, y para el sustento de los quales no tiene tierras donde sembrar ... le hazía e hizo merced de un pedazo de tierras que está siete leguas desta ciudad, deste río abajo ... hacia una laguna que se llama Bilis-chaco”. Tales tierra limitaban por uno de sus costados con las concedidas a “Diego González y Miguel González y Alonso González e Isabel González y Marina Sánchez, hijos e hijas lexítimos de Bartolomé Xaymes”. medios hermanos, por tanto, de la consorte de Funes.

Cuatro años atrás (12-VI-1584) el Teniente de Gobernador Juan de Burgos le había encomendado al joven Funes varias poblaciones indias en el paraje llamado “Mogi-gasta”. En el respectivo título de otorgamiento estampábanse los siguientes considerandos honrosos para el favorecido; “Por cuanto vos Diego de Funes, residente en esta ciudad de Córdoba, sois hijo dalgo y aveis servido a su Magestad en esta ciudad de Córdova en la conquista y pacificación de los naturales della, y aveis acudido siempre a todo lo que los tenientes y justicias mayores desta ciudad os han sido mandado al servicio de su Magestad, y con vuestra persona, armas y cavallos y a vuestra costa e minción; e ansi mismo estais casado en esta ciudad con hija de un conquistador, que a más de cuarenta años que sirve a su Magestad en los Reynos del Pirú y de Chile y estas probincias, y teneis hijos y familia; por tanto, en alguna remuneración de lo que está dicho, y por virtud del poder del muy ilustre señor Licenciado Hernando de Lerma, Gobernador y Capitán General destas provincias de Tucumán, que por su notoriedad no va aquí inserto, en nombre de su Magestad y del dicho señor Gobernador, deposito en vos Diego de Funes, en términos desta ciudad, los pueblos e indios ... de Moxigasta”; en tierras extendidas detrás de la “Sierra Grande”, en el amplio valle que los comechingones denominaban “Salsacate”, cuya comarca aislaba la sierra de “Achala”.

Según se lee en la Historia del Valle de Traslasierra de Víctor Barrionuevo Imposti, Diego de Funes realizó, como encomendero en dichas tierras, una meritoria obra civilizadora; sobre todo en “Changane” (hoy Chancaní), a cuyos indios “les hizo iglesia e puso cruces e los tuvo quietos y pacíficos y sacó acequias en el dicho pueblo, e plantó algarrobales e hizo huertas e tuvo telares e hilaban e texían ... e tenían ganados”. La misma Inés González Jaimes, esposa de Funes, estuvo en el pueblo de “Moxigasta”, adonde llevó algunas personas de servicios que el cura de las sierras “bautizó e casó”. El propio sacerdote manifiesta en una declaración del 1600 que, tiempo atrás, él “entró en el dicho pueblo de Moxigasta a petición del dicho Diego de Funes, adonde éste testigo entró con dos o tres soldados, y halló iglesia y cruz muy bien aderezada y enramada, y altar con algunas imágenes, donde juntó este testigo toda la gente que estaba allí reducida y les predicó, bautizó y casó, por hallar en ella capacidad; razón por la que este testigo, desde allí adelante, pretendía entrar a doctrinar, por hallarse el pueblo tan bien puesto”.

“No obstante sus nobles afanes — añade el historiador Barrionuevo Imposti — don Diego de Funes encontró la muerte junto a su cuñado Gaspar González, a manos de los indios de su propio repartimiento. Ambos fueron asesinados por los aborígenes de Chiga (unas dos o tres leguas de Mogigasta) el 12 de agosto de 1595”.

En su matrimonio con Inés González Jaimes, nuestro desventurado encomendero hubo los siguientes hijos:

1) Cristóbal de Funes y Jaimes — mi antepasado — que sigue en III.
2) Diego de Funes y Jaimes.
3) Isabel de Funes y Jaimes, la cual fue dotada para casarse en Córdoba, el 28-IX-1598, con Luis de Ribera y Ponce de León (hijo de Luis Ponce de León, nacido en España, y de Catalina de Rivera). Al enviudar Isabel de dicho marido pasó a 2as nupcias con el Capitán Damián Pérez de Villarroel, vecino de La Rioja.

. 

viernes, 24 de junio de 2011

Familia Lascano Colodrero - Descendientes de Agustín Díaz Colodrero quién falleciera en la célebre batalla de "La Tablada"



Pedro de Alcántara Díaz Colodrero (Corrientes, c. 1779 – íd., marzo de 1859), abogado y político argentino, que participó en varios de los gobiernos de la provincia de Corrientes y en la sanción de la Constitución Argentina de 1853.


Batalla de "La Tablada"

Hijo de Felipe José Díaz Colodrero, alcalde de primer voto y regidor de Corrientes, y de la patricia María Antonia Fernández Chavez y Frutos, cursó sus estudios primarios en Asunción del Paraguay, e inició estudios eclesiásticos en Córdoba, que no terminó. Tuvo una educación autodidacta.

Se dedicó a las tareas rurales en su estancia de San Roque. En 1810 se ofreció como voluntario para la expedición de Manuel Belgrano al Paraguay, pero no fue aceptado.

En 1814 apoyó la causa federal de José Artigas, pero no participó en los gobiernos de Genaro Perugorría, de Juan Bautista Méndez, ni de Francisco Ramírez. Casi todo el tiempo, en cambio, era miembro del cabildo de la ciudad, y aconsejaba por escrito a las autoridades, con consejos extraños que hacían que se lo tomara por un excéntrico.

Desde 1824 fue diputado provincial, destacándose por su independencia de los jefes del partido unitario, Pedro Ferré, y del partido federal, Pedro Cabral y Rafael León de Atienza. Sólo brevemente fue ministro.

Su hermano Agustín Díaz Colodrero fue un militar que debió abandonar la provincia por una serie de motines a favor y en contra suyo. Se radicó en Córdoba, donde se casó y formó familia. Posteriormente moriría durante la batalla de La Tablada. De él desciende la familia Lascano Colodrero*.

La célebre batalla de La Tablada, donde el general José María Paz, posiblemente el mayor estratega de las armas argentinas, derrotó dando muestras de su genio militar a las montoneras de Juan Facundo Quiroga, que lo duplicaban en número, el 23 de junio de 1829.

domingo, 19 de junio de 2011

Invitación de la Casa de Salta en Capital Federal, a la presentación del libro de Martín Güemes

.
La Casa de Salta en Capital Federal a través de su Delegado Dr.Sergio Etchart y la Comisión Provincial "Década Bicentenaria 2006 -2016" a través de su Presidente Ejecutivo Dr. Pablo Kossiner, invitan a S.E. el Dr Carlos Gustavo Lavado Roqué PhD SOMCHSIL, a la presentación del Libro: "Gral. Martín Miguel de Güemes (1785/1821) La Soledad de la Misión y la Fuerza de la Gloria" (Mundo Editorial, ediciones del Bicentenario 2010) de Martín Miguel Güemes Arruabarrena, que se presentará en la Ciudad de Buenos Aires, el martes 21 de Junio del 2011, a las 12 Horas, en Roque Sáenz Peña 933,siendo los comentaristas del mismo: Lic. Jorge Sanz, Secretario Coordinador Dn. Alberto Barros Blanzaris y el Sr. Secretario de Estado Dr. Sergio Etchart, el autor explicará la génesis de su obra yentregará un ejemplar a los presentes, luego se realizará un brindis por nuestra Patria.

Organiza: Casa de Salta en Buenos Aires
Auspicia: Secretaría de Coordinación General de la Comisión Provincial del Bicentenario.
Adhieren: Sociedad Regional de Geografía e Historia por la Integración Cultural: Salta - Jujuy - Tucumán Argentina), Tarija - Tupiza - Sucre (Bolivia), Asociación Fundadores de la Patria, Centro de Estudios Históricos Dr. Indalecio Gómez, Asociación "La Orden del Poncho",Fundación Carlos Abán, Centro de Estudios Históricos Huacalera -Jujuy, Marcha Patriótica "Salta de Pie", Sociedad de Mayo, Centro de Políticas Públicas, Junta Promotora del Natalicio del Gral. Güemes -Departamento Gral. Güemes, Comisiones del Bicentenario de Tartagal y Orán, Radio FM Fleming (88.7), CEDSA (Centro de Educación a Distancia), Diario Opinión Calificada On line, Semanario Redacción,Mensuario Claves, Programa Alta Política, Consejo Provincial de la Mujer, Librería San Pablo Salta, Farmacia Sudamericana, Caruso
Seguros, Instituto Seguros de Salta.
Salta, 18 de Junio del 2011

Martín Miguel Güemes Arruabarrena
Secretario
Comisión Provincial "Década Bicentenaria 2006 - 2016"
Ministerio de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos
.

jueves, 16 de junio de 2011

"Cien Años de le Revelación Mundial de Machu Pichu (1911-2011)". S.E. la Embajadora del Perú en Argentina Dra Judith de la Mata y el Director Provincial de la Casa de la provincia de Buenos Aires, señor Rodolfo J. Valenta. invitan al Excmo Gran Maestre Dr Carlos Gustavo Lavado Roqué PhD.

.

Casa del Señor Lascano . El economista Marcelo Lascano sostuvo que las provincias del Norte argentino tienen que “ponerse de acuerdo en un modelo” en el marco de un plan estratégico productivo que aproveche la salida al Pacífico.



En una entrevista exclusiva con Jujuy al día, el economista Marcelo Lascano sostuvo que las provincias del Norte argentino tienen que “ponerse de acuerdo en un modelo” en el marco de un plan estratégico productivo que aproveche la salida al Pacífico. Asimismo, reconoció que en el Gobierno nacional hay “un esfuerzo”, pero no una conducción planificada del mismo.

Lascano, quien estuvo este jueves en Jujuy para disertar en el Consejo de Ciencias Económicas, respondió a algunos interrogantes planteados por nuestro medio, advirtiendo, en principio, que en el plano nacional “yo creo que no hay que hablar de modelo. Porque hablar de modelo requiere de ciertas consistencias técnicas que el Gobierno no las buscó –y esto no es pecado-, pero era mejor si las buscaba”.

“Además, veníamos de principios de los 2000, cuando Argentina era una catástrofe, después de la convertibilidad, el ensayo menemista, los fracasos de Duhalde y de Alfonsín. Se aprovechó un viento de cola, como se dio en llamar, que no es ofensivo, porque cuando los productos que uno vende se revalorizan, no hay un milagro en el sentido de que fue uno el que descubrió algo, como Walt Disney que descubrió los dibujos animados y todavía sigue con el negocio. Lo aprovechamos”.

“Lo que pasa es que hubo en el medio un tema que es un despropósito: al sector económico se lo castigó. No digo que no se le regale nada, pero, a pesar de todo lo que se ha dicho de la soja, que era un yuyo, un veneno, la soja le ha dado de comer al mundo, a nosotros nos salvó el balance de pagos, nos salvó las recaudaciones y respondió a un grado de enriquecimiento brutal de la tecnología agropecuaria reconocido en todo el mundo”.

“Nosotros aportamos tecnología sobre ciertos tipos de productos. De modo que hay un esfuerzo. Lo que no hay es una conducción del esfuerzo. Es raro, porque hay gente que dice que es progre, que la planificación no les asusta como a los liberales, pero esto no existió”.

“El viento de cola se podría haber aprovechado mejor. Porque se distribuyó, se incentivó el consumo. La gente contenta, pero sin invertir. Hoy tenemos la economía peleando una frontera productiva. Por eso los precios están así, más allá de que Moreno quiera con toda buena voluntad y lealtad disimular. Cuando los gremios piden el 30% es porque la inflación no es 6% ó 7%”.

Consultado sobre en qué medida se puede hablar de intervencionismo del Estado, Lascano expresó que “hay dos tipos de intervencionismo. Uno, que se llamó la Escuela Alemana con la nueva fórmula, y otro que es salir a atajar el ciclo”.

“Un intervencionismo que vea que las variables no se vayan, que maneje la política monetaria, la política fiscal, la tasa de cambio, los acuerdos bilaterales, mercados comunes, es algo inteligente. Se está planeando el futuro en acuerdo con lo que ven las fuerzas vivas. Porque hay que escuchar a la gente de negocios”.

“Si yo quiero hacer tal cosa para Brasil, tengo que escuchar a alguno de los hombres de negocios que dirán: esto en Brasil no entra, porque es estratégico para ellos. Ellos sí manejan la estrategia. Lo otro es salir al cruce del ciclo como se pueda, a los ponchazos. Creo que eso ya se hizo en el capitalismo en la crisis de los años 30, que está bien, pero a los ponchazos toda la vida después no rinde”.

Preguntado, en consecuencia, cuál es la etapa por la que ahora se debería transitar, Lascano dijo que “ahora hay que poner cierta jerarquía de objetivos. Hay que privilegiar algunas cosas. Como no se puede hacer todo, hay que ver si vamos a combatir la inflación, dónde está. Los que se equivocan dicen que no se puede hacer, pero cuando uno tiene tantos recursos ociosos, sobre todo mano de obra, ahorros en el exterior; lo que hay que hacer es aprovecharlos rápidamente para que produzcan”.

“¿Y dónde encauzarlos? Panadería, bueno. Sastrería, no me interesa. Distribuir población en zonas geográficas con potencial, está bien. Construir viviendas. Pero rápidamente todo lo que significa cuello de botella hay que atacarlo, incluso con importaciones de choque hasta tanto maduren las inversiones internas”.
“Porque nadie va a venir a invertir si nosotros no blanqueamos que vamos a proponer que esos sectores crezcan. Nadie va a venir a invertir cuando me gusta importar el producto. Lo que no hay que hacer es cerrar la economía, porque si se encierra, los empresarios tienden a jugar de monopólicos”.

“Es un tema que hay que refinarlo. ¿Cuáles son las jerarquías? Entonces, nos preguntamos, ¿qué pasa con la ganadería? Está diezmada. ¿Qué hay que hacer? Comer jirafas, cambiar la dieta. Educación, ¿para qué? ¿No hay médicos, abogados, contadores? Hay demasiados. ¿Qué hay que privilegiar? Ciencia y técnica”.
“Porque nosotros los financiamos y se van al exterior. Yo tengo dos hijos que trabajan para firmas externas, no porque no sean patriotas, sino porque acá no se pagan. Una doctora en física y un ingeniero en transporte”.

“No hay un ente estatal diseñando el transporte. Moyano lo tiene a su diseño, que es lo más anticuado y yo estoy en contra, que es seguir dándole manija al camión y al auto, en vez del ferrocarril, porque con una locomotora se trasladan 300 camiones”.

“Esto tiene que ser estratégicos, pero no pueden poner a los gremios, porque cada gremio va a pretender lo que le conviene. Esto lo tiene que hacer el Estado, una cabeza clara. No el estado para los amigos, sino como hizo Lula, Cardoso, Vargas en el 30 del siglo pasado”.

Consultado cómo deberían inscribirse en este proceso las provincias del Norte argentino, dijo: “Las provincias del Norte deben ponerse de acuerdo en un modelo, haber salido al Pacífico hace mucho. El Paso de Jama está hace cinco años, cuando antes era una fantasía”, finalizó.

.