domingo, 21 de diciembre de 2014

A TODOS LOS RETIRADOS QUE CON HONOR ORGULLO y DIGNIDAD HEMOS VESTIDO UN UNIFORME MILITAR,Y LO SEGUIMOS VISTIENDO EN OCACIONES.

.

ESTE POEMA ABARCA A TODOS LOS RETIRADOS QUE 
CON ORGULLO Y DIGNIDAD EN ALGÚN MOMENTO 
VESTIMOS EL UNIFORME MILITAR

EL CORONEL RETIRADO

Estírate Subteniente y endereza tu caballo
que allí viene hacia nosotros un coronel Retirado.
En su ropa de civil que ahora viste con desgano,
casi no puede captarse lo que en sí lleva guardado.
¡Qué emociones sentirá al llegar a nuestro lado,
si vistió nuestro uniforme casi, casi cuarenta años…!
¡Qué de recuerdos tendrá de este cuartel legendario
que acuñó en sus mocedades, de muchachito soldado,
con las mismas ilusiones que nunca pasan de largo!
Baja el talón Subteniente que estos jinetes de antaño
descubren a cualquier falla al dar el primer vistazo.
Corrígete Subteniente y coloca tu caballo,
para que mi Coronel no te vea mal montado.
Mira… sus ojos se empañan cuando pasa saludando
y al izarse la bandera al son de nuestro Himno Patrio,
hace todo lo posible por mantenerse aplomado
y evitar que los mirones lo descubran sollozando.
Porque esta fe militar es una sola, muchacho,
que empieza de calcetines y acaba en el camposanto.
Poca cosa se consigue con vestirse de paisano,
si adentro la procesión sigue firme desfilando.
Saquen pecho los soldados como nunca lo han sacado;
muestren bien su gallardía, como jamás lo han mostrado,
que allí viene a la derecha, con su ropa de paisano,
un hombre que es un recuerdo de nuestras glorias de antaño.
Que prestigió al Regimiento donde sirvió muchos años;
un hombre que luce un título que debiéramos llevarlo
grabado bien en el alma con acento venerado
y que solo en sus palabras dice resumen sagrado,
de la entrega de una vida, como fiel apostolado,
sin buscar otras conquistas que el honor de ser soldado.
Atención el Regimiento!, que allí llega, a nuestro lado,
un crisol de nuestra patria, Un Coronel Retirado.
.

Autor anónimo
Me puse el uniforme por última vez el Día del Reservista del Ejército Argentino, el 26 de noviembre de 2016 en el Regimiento 1 de Infantería Patricios.

Ver en la Plaza de Armas flamear la Bandera Nacional es EMOCIONANTE. Cuando se entonaron las estrofas del Himno Nacional tomé la posición militar de firmes. Saludé enérgicamente mirando la bandera y mientras esta flameaba imágenes de mi vida en el Liceo Milita General Belgrano, Colegio Militar de la Nación y Escuela de Gendarmería Naciona General Don Marín Miguel de Guemes, comenzaron a recorrer mi mente.

Entonces se hizo realidad el verso “Mira… sus ojos se empañan cuando pasa saludando y al izarse la bandera al son de nuestro Himno Patrio, hace todo lo posible por mantenerse aplomado y evitar que los mirones lo descubran sollozando”.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario