lunes, 30 de marzo de 2015

CEC RECUERDO DE MALVINAS.“El desfile del 2 de abril sera este año, como nunca, un acontecimiento emocionante".

.




CIRCULO DE EX CADETES DEL 
LICEO MILITAR GENERAL SAN MARTIN

Estimados Amigos Liceistas

El próximo 2 de abril se cumplen 33 años de la gesta de Malvinas. Nos parece este,  un momento propicio para recordar a todos los que combatieron en esas lejanas Tierras Argentinas, y a los que dejaron su vida allí,  como señal, para que algún dia volvamos a honrarlos en paz.  Por tal motivo, solicitamos al Coronel Daniel Stella (Prom 103), Veterano de Malvinas, Ex Jefe de Cuerpo, Ex Subdirector, y Ex Director del Liceo Militar General San Martin y Socio Honorario del CEC, para que nos acerque un texto alusivo que adjuntamos, sobre este acontecimiento histórico, tan importante para la Sociedad Argentina.

  33 AÑOS DE LA GESTA DE  MALVINAS


“El desfile del 2 de abril sera este año, como nunca, un acontecimiento emocionante.
Una multitud reunida en la engalanada Plaza de Mayo vera desfilar a los hombres de la Armada, Ejército,  Fuerza Aérea, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional y civiles que combatieron en nuestras Islas Malvinas, ovacionándolos a su paso y demostrando que pese a la derrota militar, ellos representan un ejemplo que el pueblo argentino no está dispuesto a olvidar.

Actos similares, con la misma adhesión popular, se desarrollaran en ciudades y pueblos de todo el país.

Más allá de las cuestiones políticas, más acá de una derrota, estos argentinos y su coraje recibieron un merecido homenaje de un pueblo que nunca dejó de pensar en ellos”.

Esto es lo que nos hubiera gustado  que ocurriera.

El escribir algo que no sucedió no es una dar rienda suelta a la fantasía. Es una expresión de impotencia.

En realidad, el 2 de abril no habrá desfiles militares, ni marchas cívicas, ni brillo, ni la presencia de esos uniformes que encienden la imaginación de los niños y jóvenes y el orgullo de los  padres de los soldados. Sí habrá ceremonias muy íntimas.

Vamos promediando el trigésimo tercer  aniversario de la gesta de Malvinas como diríamos “sin pena ni gloria”. Una oportunidad que es única que nos sirve a los argentinos a reencontrarnos con casi lo único que nos une, hoy por hoy; y que ha sido casi la única política de Estado que hemos mantenido a lo largo de la historia y que se encuentra incorporada a nuestra Constitución.

La responsabilidad de que esto ocurra ha sido de toda la sociedad en general, pero hay más responsables que otros. La clase dirigente en general no ha estado, a la altura de las circunstancias. Todo se  ha ido tergiversando. Todo pasa a ser vulgar, ignorado y hasta menospreciado.

La política de feriados es una muestra de ello.

Este es solo un ejemplo de cómo se va perdiendo el significado de las fechas y los grandes acontecimientos,  que son los que unen a un pueblo y le dan su identidad como Nación de entre las demás.

Más de un cuarto de siglo justificaba que se hicieran actos importantes.

Hubiera correspondido que al más alto nivel nacional se hicieran ceremonias que dieran marco a este acontecimiento. Existiendo veteranos de guerra que hoy están entre nosotros, deberían haberlos reconocido no solo de manera pecuniaria, sino con ese “regreso con gloria” que aún siguen esperando de parte de una sociedad y sus representantes. Esto se ha venido negando desde hace 33 años.

¡Lástima! La vida continúa y los veteranos seguiremos esperando que algún día ocurra.

No sabemos si debemos esperar otros treinta y tres años, pero para entonces muchos ya no estaremos para verlo.

Por eso este austero y emocionado homenaje a los 649 héroes que murieron defendiendo su Patria, para todos aquellos que no pudieron recuperarse y tomaron decisiones drásticas, para los heridos y mutilados  y  para los que tuvieron que ponerle el cuerpo a una realidad inesperada: la guerra.

Nuestras Fuerzas Armadas y en especial el Ejército sufren el estigma de la derrota en su dimensión más dolorosa, que es la emocional.

No hemos sido derrotados tanto como se cree al margen del resultado.

Lo que la propaganda ha logrado es una cosa y otra muy distinta el análisis objetivo de lo sucedido.

Basta leer lo que publican los  diarios  para apreciar el apoyo brindado por Estados Unidos, Francia y Chile, entre otros países, al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte durante la Guerra de Malvinas.

No es necesario recordar los duros y adversos episodios en que tuvo que desenvolverse el hombre combatiente argentino.

Es sabido que durante la guerra afloran en los hombres que luchan tanto lo malo como lo bueno de la naturaleza humana: el egoísmo y la debilidad, el altruismo y la fortaleza. Aun en un mismo combatiente podemos encontrar  momentos en que prevalecen las debilidades, mientras que, en otras circunstancias, ese mismo hombre sabe imponer la abnegación y fortaleza de su espíritu.

Lamentablemente, después de muchas décadas el hombre argentino había perdido o tenía adormecidas muchas de las virtudes que evidenció en las guerras de la Independencia, en la Organización Nacional o en la construcción pujante de fines del siglo XIX y principios del  XX.

Sin embargo, creo firmemente que al asumir, como combatiente, la defensa de la soberanía nacional, los oficiales, suboficiales, soldados y civiles revivieron aquellas virtudes y estuvieron a la altura de nuestras mejores tradiciones.

Es conveniente conocer lo escrito por distintos historiadores y autores especializados británicos. Son muy importantes los testimonios de algunos de los militares que participaron.   El Brigadier Julián Thompson Comandante de la Brigada  3 de Comandos en su libro “No picnic” publicado en 1985, reconoce los méritos de nuestros hombres  señalando: “para lograr la rendición de soldados

argentinos hubo muchas veces que matar a oficiales y suboficiales que querían proseguir la lucha” y más adelante: “tras la toma del cerro Harriet nos encontramos con 300 prisioneros, incluido el jefe del Regimiento 4  de Infantería y varios oficiales. Esto desmiente las informaciones de prensa según las cuales los oficiales huían dejando a sus soldados conscriptos para que fueran masacrados o se rindieran como ovejas”.

Thompson afirma, además, que en el cerro Harriet como en otros lugares “oficiales y suboficiales se batieron duramente”.

El Comandante de la Brigada 5 de Infantería británica, Brigadier Anthony Wilson, expresó: “sentimos una sensación espléndida porque, después de la larga y dura serie de batallas en las islas, sobre tan considerable  extensión de terreno especialmente inhóspito, todo haya concluido así. No cabe duda de que los hombres que nos opusieron eran soldados tenaces y competentes y muchos han muerto en su puesto. Hemos perdido muchísimos hombres”.

John Crosland, el Jefe de la Compañía B del Batallón 2 de Paracaidistas durante el combate de Darwin- Pradera del Ganso, en el libro “La batalla de las Malvinas” recordó: “hasta las primeras luces ganábamos completamente. Desde el amanecer, llevamos la peor parte”.

No olvidemos el heroísmo sereno, consciente y reflexivo, que sin vacilaciones mostraron durante más de 70 días, miles de hombres que sobrellevaron en las turberas toda clase de privaciones, bajo amenaza constante de mutilación o muerte hasta los duros combates finales.

Las naciones y los pueblos que a lo largo de su historia han evidenciado grandeza,  supieron honrar el sacrificio heroico y abnegado de sus combatientes, aún en la derrota.

Nosotros que combatimos en Malvinas, no concebimos una Argentina sin grandeza.

Hoy, a 33 años y en un momento que las relaciones diplomáticas entre Londres y Buenos Aires se han restablecido a punto tal que tropas de ambas naciones sirven una junto a otra como fuerzas pacificadoras en la Línea Verde de las Naciones Unidas en Chipre, es una excelente oportunidad para recordar que nuestro pueblo tuvo y tendrá la convicción de que las islas Malvinas y sus dependencias pertenecen a la República Argentina.

Por ello tengo la absoluta seguridad de que, alguna vez, cuando las circunstancias sean juiciosas y desapasionadamente evaluadas, la bandera Argentina volverá a flamear definitivamente en el archipiélago austral.

El Coronel (R) Daniel Eduardo Stella (Prom 103), se desempeño como Jefe del Cuerpo de Cadetes, Subdirector y Director del Liceo Militar “ Gral San Martín” y Director de Enseñanza Basica del Ejercito con juridicción sobre todos los Liceos Militares del país y el Instituto Social Militar “ Dámaso Centeno”, es veterano de guerra de Malvinas, donde se desempeñó con el grado de Teniente 1ro como jefe de la Compañía A del Regimiento de Infantería 5 en la isla Gran Malvina y fue condecorado por el Honorable Congreso de la Nación.

Saludos Cordiales
CEC
RELACIONES ENTRE CAMADAS


Al centro , Cte Pr (R) Carlos G. Lavado Roqué, junto al Cnl Daniel E. Stella Dir del LMGSM



ADHIERE CTE PR (R) D CARLOS GUSTAVO LAVADO ROQUÉ. 1er SECRETARIO FUNDADOR DEL CENTRO LICEISTA METROPOLITANO ARGENTINO (CLIMA)
.

FORO Li Mi GeBe


domingo, 22 de marzo de 2015

GRUPO DE LOS 100 PENSADORES RENOVADORES. PROPUESTA PARA LA REORGANIZACIÓN DE LA DEFENSA NACIONAL.



COMISIÓN DE DEFENSA NACIONAL
 Y 
SEGURIDAD INTERIOR.


REORGANIZACIÓN DE LA DEFENSA NACIONAL


(“…para proveer a la defensa común…” –Preámbulo de la Constitución Nacional)
    

Todo en la vida tiene su tiempo. La agudeza consiste en detectar cuándo llega en cada caso.

Entendemos que en 2015 ha arribado el momento para reflexionar, pensar y proponer el cómo de la reorganización de la Defensa Nacional, en cumplimiento de un mandato fundamental de la Constitución Nacional y conforme la dimensión de la Argentina, el octavo territorio político del planeta dotado de inconmensurables recursos humanos y materiales que es menester proteger y asegurar.

La Defensa Nacional tiene un principal objetivo: tutelar los INTERESES VITALES del país, desde sus ciudadanos hasta sus bienes, pasando por sus valores y cultura.

En este marco reorganizador de la Defensa Nacional se deberá atender a los siguientes objetivos:

 1.- Realizar el Planeamiento Estratégico de la Defensa Nacional para el mediano y largo plazo, 5/7 años y 10/15 años respectivamente. Este Planeamiento se sustentará en las Capacidades operativas que tendrán que ser funcionales a las metas estratégicas. Este Planeamiento deberá plasmarse con la participación de los Ministerios de Relaciones Exteriores, de Seguridad y de Planeamiento Federal.

2.- Actualización de las leyes de Defensa Nacional, Seguridad Interior e Inteligencia, coordinándolas por sus innegables vínculos, teniendo omnipresente la naturaleza democrática de nuestro régimen de gobierno.  Los deslindes entre Inteligencia interna y externa y entre seguridad interior y defensa nacional se mantendrán, sólo que se buscará la interacción en el marco del concepto de Seguridad Ampliada. Ello en virtud de las irrefutables relaciones de delitos y amenazas en el interior del país con las que devienen del mundo exterior. En materia de Seguridad Interior, las Fuerzas Armadas brindará exclusivamente apoyo logístico (Comunicaciones, Transporte, Sanidad).

Se sostendrá la política de defensa de los DDHH entre los cuales se encuentran la seguridad y la libertad personales.

Esta actualización debe contemplar a) las nuevas amenazas y desafíos, incluidos los no estatales (crimen organizado transnacional, en especial terrorismo, narcotráfico, trata de personas, contrabando de recursos vitales, expolio de los mismos, estragos al medio ambiente, guerra por las patentes, confrontación en el ciberespacio, tráfico de armas y de precursores químicos y demás); b) la ascendente y alarmante inseguridad interna que afecta vida, bienes y paz social; y c) la necesidad de disponer de inteligencia criminal- interior y exterior - y de preservación de los intereses vitales del país.

Esta actualización de las normas básicas debe preeminentemente tener en la mira la protección de nuestro pueblo, su trabajo, su producción, su paz y sus intereses vitales.

3.- Participación de las FF.AA. en la Defensa Regional Sudamericana y del subcontinente latinoamericano y Caribe con vistas a la creciente integración, comenzando por el Atlántico Sur que deberá erigirse en un inmenso espacio en el que reine la paz, la seguridad y la unidad de acción de los países ribereños, con exclusión de la potencia colonial extracontinental. En este contexto, se buscará articular con los países de África occidental subecuatoriales. La integración subcontinental deberá ser escrupulosamente prescindente de adoptar posturas partidista-ideológicas (la ‘ideología’ es el respeto al régimen democrático-republicano y la preservación de los intereses vitales). El sistema de Defensa – nacional y subcontinental – se encastra en nuestra pertenencia al Hemisferio Occidental.

4.- Intervención en las Misiones de Paz dispuestas por la ONU, especialmente en todo el espacio subcontinental latinoamericano y los océanos Pacífico y Atlántico.

5.- Reforzamiento de las Capacidades de modo de estar habilitadas profesional y operativamente para responder y brindar apoyo logístico a misiones secundarias, de protección civil y calamidades eventuales. velocidad de repuesta ante amenazas, desafíos, calamidades y emergencias graves.

6.- Alcanzar en 2019 el 1.5% del PBI destinado al presupuesto de Defensa, con un claro parámetro: 60% para atender remuneraciones y gastos administrativos y 40% para reequipamiento, sea originado en la producción local para la defensa o en adquisiciones al exterior. En este caso, se tendrá como meta sistemática que toda importación conlleve transferencia de tecnología e inversión en el país.

7.- Establecer objetivos para la Industria o Producción para la Defensa, por medio de la Secretaria de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa y de quien de ella dependa (CITADEF, PLANCAMIL, DGFM), Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR), Fabrica Argentina de Aviones (FADEA), interactuando con la industria nacional.

8.- Interactuar con el Ministerio de Planificación Federal en materia de Planeamiento de forma que exista coordinación y se evite duplicación de esfuerzos y costos del Estado Nacional.

9.- Organizar un sistema de servicio social militar que posibilite coadyuvar a neutralizar el desempleo joven, las adicciones, la deseducación, la indisciplina de la sociedad y paralelamente sustente la formación de las Reservas habilitadas para la Defensa Nacional y/o para dar respuesta a graves emergencias y contingencias excepcionales.

10.-  Las FF.AA. incorporarán la tecnología como elemento sustancial de su reorganización, con la meta de responder a los desafíos de nueva generación.

Los conceptos-pilares son: máxima profesionalización e incorporación tecnológica, permanente perfeccionamiento, rapidez operativa, capacidad disuasiva, previsión y prevención de las amenazas e integración con sus pares sudamericanos y latinoamericanos.

11.- Aprovechamiento integral del recurso humano pleno de experiencia y aptitud que configuran los retirados.

12.- Estructura del sistema de defensa:

Los integrantes del Sistema de Defensa Nacional serán los siguientes:

a) El Presidente de la Nación;
b) El Consejo de Defensa Nacional;
c) El Congreso de la Nación, en ejercicio de las facultades conferidas por la Constitución Nacional para el tratamiento de las Comisiones de Defensa de ambas Cámaras;
d) El Ministro de Defensa;
e) El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas;
f) El Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea de la Repúlica Argentina;
g) Gendarmería Nacional Argentina y Prefectura Naval Argentina
i)Defensa Civil, Reservistas, Seguridad Privada, Rescatistas, Emergencias Medicas, Bomberos, guardaparques (para el caso de graves emergencias).


Dr. Alberto Asseff
Diputado de la Nación

* El Cte Pr (R) Dr D Carlos Gustavo Lavado Roqué Ph.D, es Diplomado en Defensa Nacional, y ocupó varios cargos ejecutivos en la HCD del Centro de Egresados de la Escuela de Defensa Nacional.

Se desempeñó durante siete años como: Delegado por la Gendarmería Nacional Argentina, en el Comité Asesor en Protección Física de Instalaciones y Materiales Nucleares de la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.).. Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.), Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Autoridad Regulatoria Nuclear (A.R.N.).todos dependientes de la Presidencia de la Nación. Participó en representación de la República Argentina en la “International Conference On Security Of Material-Mesures To Prevent, Intercept And Respond To Ilicit Uses Of Nuclear Material And Radioactive Sources” organizado por la IAEA, e INTERPOL el 07-11MAY01 en Stockholm, Sweden.




sábado, 21 de marzo de 2015

PROPUESTA DE GOBIERNO A LA CIUDADANÍA ARGENTINA. Mario A. Cadenas Madariaga -




Doctor mario a. cadenas madariaga

índice


Fundamentos

I. La reforma en el orden social

II. La reforma en el orden económico

III. La reforma en el orden político e institucional

IV. La reforma en el orden cultural, científico y tecnológico.   


Fundamentos

Ninguna de las legítimas aspiraciones del pueblo argentino se puede satisfacer sin que nuestro país alcance los ingresos y las  condiciones  de una nación desarrollada. Por eso la esencia de esta propuesta es la transformación de la Argentina al fin del periodo de doce años, en una nación desarrollada, con un ingreso  casi tres veces superior al actual, corrigiendo el lento crecimiento de los setenta años anteriores.

El PBI se incrementará de 500.000 millones de dólares actuales a 730.000 en el 2019, a 1,065 billón en el 2023 y a 1,5 billones de dólares en el año 2027, con mayor igualdad cultural y social. El actual ingreso de 12.000 dólares por habitante se incrementará a 16.400 en el 2019, 22.800 en el 2023 y  31.200 dólares por habitante en el 2027, teniendo en cuenta el aumento de la población a 48 millones de habitantes en el 2027.

Por lo tanto en el 2027 Argentina será un país desarrollado, con un alto nivel de ingresos, posiblemente la segunda potencia latinoamericana, con una base cultural y tecnológica muy moderna y una democracia republicana consolidada. Para ello es necesario introducir las reformas que originaron el desarrollo de los países de Occidente, con el especial cuidado que en el breve período del cambio se transite sin costo social.

La economía argentina tiene un potencial natural para alcanzar este crecimiento, en un marco de gran  libertad, sin perjuicio del contralor indispensable. Cuando se invirtió la política argentina en las ultimas siete décadas y se negó sus tendencias naturales, pasó a ser un país de lento crecimiento, a pesar que  con anterioridad  había liderado el desarrollo de todos los países.

Los ensayos realizados en varias oportunidades -en el transcurso de los últimos setenta años- no tuvieron éxito porque por que no consideraron que el crecimiento se alcanza con la expansión de las actividades privadas, sobre la base de su eficiencia, igual que la del sector público, sin limitaciones a las exportaciones y además porque no atacaron la inflación en sus causas monetarias, es decir, en el control de la emisión en función de la evolución del PBI y del equilibrio fiscal. Fue una economía encerrada en un cuádruple corsé, la ineficiencia, la limitación a las exportaciones, sin estabilidad ni financiación interna.  

En forma más sintética: se trata de cambiar o sustituir la filosofía del consumo por la de la producción, la del gasto por la del ahorro y la inversión, la del facilismo por el de la responsabilidad, la de la ineficiencia por la creatividad.

En las últimas décadas otro error  esencial fue  defender un modelo de producción de baja tecnología, para dar trabajo a toda la población, con lo que se consiguió una baja producción, que no alcanza a ocupar a su pequeña población. La Argentina, que tiene el octavo territorio clasificado -en el mundo   por su extensión-, de gran fertilidad e inmensos recursos naturales y una reducida población, debe seguir –necesariamente- el camino inverso, de una gran  producción,  con  alta tecnología, para dar empleo de calidad y altos salarios a toda su población.

Por tal motivo -en el nuevo período- el crecimiento será liderado por las exportaciones, la estabilidad de precios, el crecimiento del crédito interno sin crecimiento de la emisión monetaria, la modernización industrial y de la infraestructura, la contracción del gasto público pero con mejores servicios y el mejoramiento de la capacitación de toda la población. Se complementará con la superación del default, las inversiones externas y el crédito internacional. Esta conjunción de factores nos permitirá un crecimiento del 10% anual, durante tres períodos presidenciales, para compensar el atraso económico y social anterior.

Con esta política no habrá fugas de capitales al exterior, tendremos un alto ahorro interno, no habrá industrias ineficientes y sí un gran desarrollo industrial de alta tecnología. La financiación bancaria interna al sector privado aumentará de 65.000 millones de dólares actuales (en pesos) a 360.000 mil millones de dólares en el 2019, (en pesos); a 850.000 millones de dólares (en pesos) en el 2023 y 1,5 billones de dólares en el 2027, también en pesos. Este nivel de expansión del crédito interno es propio de todos los países en su período de rápido crecimiento, con estabilidad, como Irlanda, España, Chile o Corea del Sur. 

El período más difícil será el de la transformación, por que se deben eliminar todas las causas  responsables del estancamiento  económico -como el atraso cambiario, los subsidios económicos, la imposición a  las exportaciones y la inflación-.

Sin embargo tal como esta planificado, su duración será  limitada a los seis primeros meses del 2016; en los cuales los salarios -incluido el sector público -  y jubilaciones,  serán incrementados en 3,5% en valores constantes, proyectados al año y el presupuesto anual del sector público nacional se equilibrará y se reducirá del 27% del PBI al 22%. Se invertirán 5.000 millones de dólares en 10.000 kilómetros en una red de hidrovías, autovías y viviendas que cubran todo el país y se construyan en un año y se duplicará el crédito bancario al sector privado, sin aumentar la emisión monetaria, con lo que se terminará con la inflación. Las empresas de construcción tendrán cien segmentos de autovías, distribuidas en todo el país, para presentarse en las licitaciones y cobrarán al finalizar las obras, previo certificación de la calidad, debiendo finalizarlas dentro del año.

En vez de un ajuste se tendrá una fuerte expansión y la Argentina se habrá liberado del populismo,   para ingresar a un capitalismo moderno y competitivo, sin costo social.

En  el orden cultural y ético  el esfuerzo se centrará en la enseñanza de los valores tradicionales en el orden de la familia, la conducta personal y frente a la sociedad con la apertura que enseña el Papa Francisco. Al mismo tiempo se espera alcanzar un nivel de capacitación de la población a la altura de los países desarrollados.  

Desde el punto de vista institucional la Argentina se ajustará estrictamente a la concepción occidental de una democracia republicana. Más adelante se explican las reformas en el orden de la justicia, de la seguridad, de la salud, de los derechos humanos, la administración pública y otros temas.   

En el orden de la relaciones exteriores la primera prioridad será restablecer las mejores relaciones con los EEUU y la Comunidad Económica Europea, por afinidad con sus valores políticos y culturales y por su capacidad financiera y tecnológica para complementar nuestro desarrollo, sin perjuicio de una apertura a todos los países y mercados del mundo, en particular los de nuestra región y los grandes mercados del Asia.

En el orden de la defensa nacional recuperaremos la capacidad defensiva, con el nuevo equipamiento necesario, la profesionalidad de las FFAA y el restablecimiento de las hipótesis de conflicto, como base de la Estrategia.  

El federalismo argentino se fortalecerá, modificando el centralismo de la geografía argentina, haciendo que todas las regiones del oeste tengan  acceso  transitable y de bajo costo a los puertos chilenos del Pacifico, como Alemania tiene a los puertos de Holanda y la construcción de una red ferroviaria, vial, fluvial y aérea moderna, de menores  costos, para beneficio de todo el interior, además de la revalorización de su producción.
   
Además se cambiará la distribución territorial de la población -acondicionamiento geográfico-,  de un modelo concentrado en el Gran Buenos Aires, a una estructura racionalmente distribuida en todo el territorio, por el aumento notable de los ingresos del interior. Será un movimiento inverso al de la concentración y resolverá al mismo tiempo la miseria del conurbano y la baja densidad de la población del interior.   

El sector público -nacional, provincial y municipal- es el único que se reducirá en términos porcentuales, mejorando todos sus servicios a la población.

Se operará una transferencia voluntaria y permanente de la población activa de las actividades menos productivas a las más competitivas.

Todos los indicadores sociales mejorarán sustancialmente respecto de la situación actual.

Los niveles de protección de las actividades se reducirán a medida que aumenten su capacidad competitiva.

Este programa está pensado para ser difundido libremente por Internet,  a través de las redes sociales, y con una página para acceder libremente y adherir o no,  con el propósito de que con la necesaria base social, sea aceptado y aplicado por el futuro gobierno. 

Se propone con ese fin el siguiente programa de gobierno para el período 2015/2019: 

Propuesta

Capítulo I.

La reforma en el orden social

Se establecen los siguientes objetivos, que son realizables por las reformas económicas que se explican en el capitulo II, pero se les da prioridad en su enunciación por su importancia humana y política:

1) Incrementar en un 42% el salario real para el período 2015/2019, contratado por convenciones colectivas, contra un incremento del  4%  que se habrá  obtenido en el período que está finalizando, 2011/2015.

En el período 2003/2015 el salario se ha incrementado 70% aproximadamente, desde la base muy baja en que se encontraba, pero  solo el 40% a partir del 2001 y en el período 2015/2027 se va incrementar  269%. Algo menos que el PBI (300%) por el incremento de la población. Hoy el salario argentino es menos de la mitad del español y en el 2027 será aproximadamente igual.
      

2). El salario es el índice fundamental del bienestar social. Se debe restablecer su importancia relativa para volver a la cultura del trabajo. A su vez, su mejoramiento depende del  crecimiento del PBI y del pleno empleo, porque determinan la capacidad  económica para otorgarlo y aumentan la capacidad para negociarlo. Estas dos condiciones están garantizadas en este programa. 

3) Reducir el desempleo del 7% al 5% de la población activa.

4) Aumentar las jubilaciones también en el 42% en el período 2015/19.   

El promedio de las jubilaciones vigentes, después del reciente aumento de marzo del 2015, se hallan en el 50% del promedio de los salarios, según las declaraciones del Director de la ANSES, aunque el nivel de las jubilaciones concedidas  últimamente se encuentra en el 77%.

Si comparamos el aumento del nivel medio de las jubilaciones entre los años 2011 y 2015,  estimamos un nivel de 7616 pesos para fines de este año. Por su parte el aumento de los precios minoristas, en el mismo lapso -publicado por la oposición en el Congreso- arroja un aumento del 276%, computando un  25% por el 2015. Por tanto la jubilación media debería estar en 8823 $  y no finalizar con 7616 $, es decir con una pérdida del 16%, en valores constantes.
5) Contraer la informalidad laboral del 50% actual, al 20%. (El número de aportantes es de 7,8 millones de personas y la población activa es de 18 millones, por lo que restando los parados, los aportantes deben ser el doble –aproximadamente- del número actual). 

6) Eliminar la indigencia alimentaria del 5% de la población actual.

7) Bajar la pobreza del 26% actual, al 16%.  

8) Mantener todos los subsidios sociales y reglamentarlos por ley,  ajustándolos periódicamente para que conserven su valor real. Se pagarán directamente a los beneficiarios. Se eliminarán los subsidios a todas las organizaciones intermedias, salvo las de caridad.  

9) Disminuir la desigualdad social que -medida por índice GINI se encuentra en el 0,42- y debemos evolucionar a los menores  niveles de Europa Occidental, que se encuentran entre el 0,35 (España) y el 0,27 (Bélgica).

10). Aumentar la participación del salario en el ingreso nacional, por el mejoramiento de la productividad laboral, de un nivel aproximado al 42%, en forma progresiva, a un 50%, en una primera etapa, para superarla después. En los países desarrollados la participación del salario en la economía se encuentra entre el 60 y el 65%. Es muy importante la capacitación de la mano de obra, para lo cual este programa cuenta con un proyecto de reforma educacional que comprende a la clase trabajadora.

11) Mejorar la atención de  la salud pública. Argentina, que gasta alrededor del 8,4% del PBI nacional -más que en educación- equivalente a un valor aproximado a 40.000 millones de dólares, atendida por las obras sociales gremiales, el PAMI, los establecimientos públicos -en su inmensa mayoría provinciales y municipales- las obras sociales estatales y los establecimientos y sociedades privadas. Esta estructura se va a mantener, pero se debe mejorar su eficiencia. A ese efecto se impondrá como obligatoria una sindicatura profesional externa a las obras sociales,  al PAMI y a los ministerios y secretarias de salud -nacional, provincial y municipal- para que el gasto esté más cerca del costo real y final de la prestación, para disminuir la ineficiencia y mejorar la calidad del servicio.

12). Se crearán institutos de recuperación de la  drogadicción en todas las provincias del país, para que, sin costo para  los no pudientes y onerosamente para los pudientes, se ocupen de superar esta secuela del vicio. 
     
13) La inmigración se determinará por cuotas por países, de manera de no afectar los niveles de ocupación dentro del país.  

14) La Administración Nacional de Seguridad Social se transformará en una administración autónoma, con un directorio formado por un Presidente en representación del Estado Nacional y seis directores designados en representación y a propuesta de los trabajadores, de los jubilados y de los empleadores, con una auditoria externa. Esta es la única manera de evitar que el sistema previsional de los argentinos se use para facilitar la financiación del Estado, como ha sucedido reiteradamente en las últimas décadas. 

Lo mismo se hará con el PAMI, para ser administrado por representantes de los jubilados.

a). El Estado comenzará a regularizar su deuda con la ANSES, conviniendo el pago de intereses y plazos de amortización. 

b) Un objetivo básico  será aumentar el número de aportantes, incorporando a todos los miembros de la clase activa.

c) Asimismo el de otorgar mejores beneficios a medida que la economía lo permita, siguiendo la experiencia de los grandes institutos extranjeros de los países desarrollados.  .

d) Para facilitar esa política, el CUIL comenzará a ser obligatorio, como el DNI.

e) Cada aportante tendrá su cuenta individual, que podrá ser consultada por Internet. Una vez que haya cumplido con las condiciones para jubilarse debe tener el cálculo de la jubilación que le corresponde, si quiere hacer uso de la misma. 

f) Todas las prestaciones a cargo de la ANSES que no forman parte del sistema jubilatorio, se transferirán al Estado Nacional. Al mismo tiempo dejará de recibir los aportes del Tesoro Nacional por vía impositiva, con lo que se equivaldrán aproximadamente las prestaciones no jubilatorias transferidas, con el ingreso de carácter fiscal.  

g) Sobre la base de los estudios técnicos correspondientes, se deberán disminuir las contribuciones y los aportes.

h) Deben hacerse las diferenciaciones regionales correspondientes, para determinar los aportes y contribución y los beneficios, teniendo en cuenta el promedio de vida, para evitar favorecer a las regiones de mayores ingresos con poblaciones de mayor edad promedio.  

i) Su administración se descentralizará por regiones, a fin de que sus grandes depósitos contribuyan a fortalecer las regiones de donde provienen.

Capítulo II

La reforma en el orden económico.

Se establecen los siguientes objetivos y la forma de alcanzarlos:

1) Aumentar el PBI a razón del 10% anual, o 46% en el período 2015/2019, en valores constantes, contra  un aumento del  3,5  % del 2011al 2015 y del 40% del 2001 al 2015. En cada período de cuatro años aumentará el 46%, por lo que en el 2027 aumentará 311% sobre el año base del 2015.

Los  principales factores  de esta expansión serán:

a)  La alineación de los precios internos de los sectores exportables, con los precios internacionales.
b) Simultáneamente el crecimiento del crédito bancario, de los bajísimos niveles actuales, hasta alcanzar los niveles de los países desarrollados, en medio de una economía con estabilidad monetaria, para financiar las inversiones necesarias.    
c)    El desarrollo de todos los sectores sobre la base del uso de una alta tecnología.
d)  La modernización y construcción de toda la infraestructura de caminos, red ferroviaria, puertos, aeropuertos, vías navegables, viviendas y todos los servicios demandados por una sociedad moderna.
e)  La capacitación de toda la población hasta alcanzar los niveles de los países desarrollados, mediante una profunda reforma del sistema educacional y de las mayores inversiones en el desarrollo científico y tecnológico, hasta alcanzar la inversión  de los países que lideran estas inversiones.  
f)  La inversión extranjera directa por su aporte económico y tecnológico.  
                                 

2) La inflación se eliminará porque la emisión monetaria será igual al crecimiento del PBI y no habrá déficit fiscal. Pero en el primer año habrá una modificación de los precios relativos, es decir, se valorizaran unos y otros bajaran y en adelante las tendencias serán mucho más estables, con una gradual baja de los costos por la mayor productividad de la economía argentina, resultado de su modernización general y progresiva. 

La inflación en el período 2003/2015 alcanzará a 948% -estimando un 25% para el año 2015- y la inflación calculada para el período 2015/2027, no existirá, aunque sí la mencionada  modificación de  los precios relativos. Sin embargo admitimos como posible una inflación del 2% anual.
          
3) La inversión se elevará del 17% -según el presupuesto del 2015-, al 30% del PBI.

De este total, la inversión pública nacional será del 5% del PBI.

La inversión pública nacional del 2003 al 2015 llegará a 100.000 millones de dólares. Sólo en el primer período presidencial del 2015/2019 será igualada con la misma cifra. La inversión pública de la Nación en los doce años del 2015 al 2027 será ligeramente superior a 400.000 millones de dólares, cuatro veces superior al periodo del 2003/2015.

El crecimiento de la inversión en el período 2023/2027 se debe a que el presupuesto crece en proporción al PBI, después que ha alcanzado su reducción al 25% del PBI, en el 2023. En este periodo 2023/2027 la inversión pública se hallará en el orden de  200.000 millones de dólares. Todas las obras públicas se harán por la actividad privada nacional o extranjera previa licitación    
       

Además, las obras en el período 2003/2015 fueron injustificadamente  de costos muy elevados: de acuerdo con declaraciones del Ministro De Vido se gastaron 350.000 millones de pesos para construir 1800 kilómetros de autopistas y 5.000 kilómetros de carreteras, lo que significa que se ha pagado más de 35 veces sobre los costos promedios en Alemania, Francia, España y Polonia, según estudios de la Comunidad Europea.  

4) El crédito bancario al sector privado aumentará del 13% actual al 50% del PBI, en cuatro años; al 80% en ocho y al 100% a los 12 años. Esto significa aumentar el credito al sector privado de 65.000 millones de dólares actuales (en pesos) a 365.000 millones de dólares (en pesos), en cuatro años; 800.000 millones de dólares, (en pesos) en el 2023 y a 1,5 billones de dólares (en pesos) en el 2027. Tomamos como base la experiencia de Irlanda, España o Corea del Sur, en sus períodos de rápido crecimiento. Este aumento del crédito se debe al aumento del dinero bancario, por efecto del multiplicador bancario, pero este dinero es costoso a diferencia del originado en la emisión y debe ser devuelto. Responde a la demanda del crecimiento.     
          
5) El control estatal de precios se eliminará, sustituido por la intensificación de la competencia, siendo previsible que los sectores no transables reduzcan sus márgenes de precios, exageradamente elevados durante el período anterior. Esto a pesar de que desde la Secretaría de seguirá la evolución de los precios, para evitar maniobras monopólicas.

6) El presupuesto de todo el sector público será equilibrado y el gasto público -nacional, provincial y municipal- que hoy llega al 45% del PBI, se mantendrá en valores absolutos, pero descenderá en porcentaje del PBI al 33% en el año 2019 y al 25% en el año 2023, similar al de Australia. En el tercer período crecerá en proporción al PBI. 

Pero, para comparar correctamente el monto del gasto público se debe tener en cuenta el gasto en seguridad social, que no está a cargo del Estado en EEUU, Australia o Chile y sí en la Argentina. Si  no consideramos este gasto como público, en la Argentina el gasto total llega al 41% del PBI y no al 49%. Por tal motivo nos parece que el gasto previsional debe tener un status jurídico especial, porque su patrimonio será solventado por sus afiliados y sus inversiones y gastos, decidida por sus autoridades.

En esta forma el gasto público en el año 2020 llegará a representar el 25% del PBI, no computando los gastos del ANSES. Su evolución de acuerdo con este criterio será así:
7) La balanza de pagos será  siempre favorable, por mantener un tipo de cambio realista, eliminar los impuestos a las exportaciones y modificar la política energética. Las exportaciones en cuatro años se elevarán en un  50%, para llegar a 150.000 millones de dólares en el 2019; a 225.000 millones en el 2023 y 337.000 millones en el 2027, conservando el rango del 20% del PBI. La Argentina incrementará su participación del 0,45% en el 2015 al 0,9% en el 2027 en el comercio mundial, en contraste a la reducción en el comercio mundial del 2,8% alcanzado al final de la segunda guerra mundial, al 0,45% actual. La proporción del año 1948 fue muy alta, porque gran parte del mundo tenía su capacidad productiva muy afectada por la guerra, pero el descenso argentino fue mucho más grave que el de Australia, Nueva Zelanda o Brasil. 

8) Se eliminará el default externo mediante el correspondiente acuerdo con  todos los acreedores. El Estado argentino y sus empresas y ciudadanos tendrán libre acceso a la financiación internacional. El riesgo argentino se reducirá de 500 a 150.

9) El desarrollo industrial se impulsará a través de la modernización de las plantas al nivel de las más adelantadas del mundo, con la cooperación de los grandes países industriales. Así la industria nacional será competitiva a nivel internacional, la única vía para convertir a la Argentina en un país  de gran desarrollo industrial.     

10) El sector agroindustrial, al tener un tipo de cambio siempre realista, sin impuestos a las exportaciones, todo el crédito que demande y aplicando una alta tecnología, expandirá el área bajo explotación y en particular el área bajo riego, produciendo su revolución “azul”, vaticinada por Borlaug, por el uso intensivo del agua y seguirá siendo el gran exportador de materias primas y productos elaborados, conforme a la demanda mundial, como lo hace EEUU.

El problema de las pequeñas explotaciones -por su reducida extensión- esta mal encarado. No se debe buscar a través de precios diferenciales, porque eso es un subsidio irracional, sin posibilidades de continuidad. Se debe cambiar el destino de la explotación por aquellos de alta producción en pequeña extensión, para lo cual habrá todo el crédito necesario.    

11) El INDEC será declarado autónomo y sus directivos serán renovados y designados por concurso público.
 
12) La financiación de la obra pública será realizada con recursos del presupuesto y con préstamos externos, en la proporción que sea posible, conforme a la rentabilidad de la obra. El costo de la obra pública se ajustará a los valores internacionales y será  contratada por concursos públicos nacionales o internacionales. En el período 2015/19 se invertirá por el sector público 100.000 millones de dólares en la construcción de una red de 10.000 kilómetros de hidro y autovías, 5.000 kilómetros de una nueva red ferroviaria,  dos puertos de aguas profundas, aeropuertos en todas las ciudades de más de 100.000 habitantes, 400.000 viviendas para los sectores de menores recursos, obras hidroeléctricas para el oeste argentino, 2 millones de hectáreas de riego y 2 millones de hectáreas forestadas.

En estas inversiones figurarán también las que tienden a superar los defectos del territorio y del clima, que provocan inundaciones, sequías, salinización o para mejorar su aprovechamiento. Éste ritmo de inversiones públicas se mantendrá en los ocho años siguientes, como se ha explicado,  con lo que al año 2027 se contará con una infraestructura totalmente moderna.

13) El problema energético se resolverá con las inversiones del sector privado, nacional y extranjero, tanto en el campo de la exploración, extracción, transporte, refinamiento y distribución, o construcción y operación en su caso,  de petróleo, gas, electricidad, hidroelectricidad o nuclear, en condiciones de libre competencia y total transparencia, cuidando que los costos internos sean del mismo nivel que las extranjeras de gran eficiencia, como los EEUU. Entre los actores en este campo intervendrán las empresas públicas y las privadas, nacionales o extranjeras, en igualdad de condiciones. Se volverá al autoabastecimiento energético en el 2015/2019.

14) La obra de interés público realizada por capitales privados será mucho más importante que la inversión pública. Por ejemplo en el orden de la vivienda se cubrirá totalmente el déficit, sobre la base del préstamo bancario, como ha sucedido en todos países desarrollados. Se construirán 2,6 millones de viviendas por esta vía.

15) Se modificará la ley del Banco Central y su directorio de 8 miembros representará dos al Estado Nacional, dos a los depositantes, dos a los tomadores de créditos y dos a los bancos. Sus finalidades serán similares a los de la Reserva Federal y tendrá directorios regionales. Nadie tiene mayor interés en el correcto manejo del sector bancario que los depositantes, los tomadores de créditos y los bancos, para que compongan su directorio. Sustituirá a un directorio actual de burócratas sumisos del Poder Ejecutivo. El directorio actual cesará al modificarse la ley del Banco Central.

16). Las reservas se incrementarán del actual 6% de la deuda externa total, pública y privada, al 100%, en doce años.
        
17) El incremento de la deuda externa únicamente tendrá lugar cuando haya que financiar una obra pública cuya rentabilidad lo justifique y no haya posibilidad de hacerlo con los recursos del presupuesto.
   
18) Las concesiones de pesca en el Atlántico se concederán por licitaciones públicas, todos los años, entre todos los oferentes, en igualdad de condiciones.
 
19).    Se suprimirán los feriados nacionales del  24 de marzo, del 2 de abril, el 12 de octubre y el 23 de noviembre y los llamados feriados puentes para reafirmar una economía de actividad productiva. 

El período de transformación.

Este período durará seis meses, es decir finalizara el 10 de junio del 2016.

En ese lapso se liberará el mercado de cambios, se eliminaran los impuestos a las exportaciones, se ajustará el presupuesto, se negociará con los acreedores externos  pendientes de pago, se eliminarán los subsidios a las empresas del transporte, electricidad, gas, etc, se enunciará la nueva política monetaria  y se otorgará un aumento de salarios y jubilaciones compensatorio de los aumentos que produzcan estas reformas en el costo de vida.

En el orden del presupuesto del sector público nacional, actualizados a diciembre del 2015 -con un incremento del 25%-, se  adoptarán las siguientes modificaciones enlos ingresos y gastos (en miles de millones de pesos).
                             PBI $ 6250
Gastos del sector público nacional $ 1683
Ingresos del sector público nacional $ 1622     


Resultado: Los gastos del sector público nacional darán un total de 1419 mil millones de pesos a fines del 2016, equilibrado con los ingresos, igual al 22,7% delPBI.

Explicación
                            
1)        Modificación de ingresos  

a) Se incrementará la recaudación en un 10%, por el aumento del PBI en esa proporción.

b) Por la creación de nuevos impuestos o aumentos de gravámenes (imp al juego; a actividades financieras, concesiones de pesca -sin determinar-.

c) La eliminación del adelanto y préstamos que actualmente recibe el Estado del Banco Central y de la ANSES. (-3%)  

2) Modificación de los gastos

a).- Se eliminarán los subsidios a las empresas de transporte, eléctricas, proveedoras de gas, agua, contra liberación de sus precios, ajustado a sus costos y una rentabilidad razonable, salvo para los consumidores de más bajos ingresos. Esto equivaldrá a una reducción de gastos del 15%. 

b) Se realizarán ahorros por el 8 % del presupuesto por el efecto de la estabilidad de precios y el pago en término, en todas las compras del Estado; la reducción de las tasas de interés sobre la deuda publica; la reducción espontánea del personal  -más la cesantía de los nombrados en el último año- y la no reposición de las bajas;

c) Eliminación  de los impuestos a las exportaciones (-6% netos) porque originan el aumentos de otros impuestos que permanecen, como IVA y ganancias.

d) La eliminación del impuesto a los créditos y  depósitos bancarios (-10%).

4). La situación fiscal de las provincias.

Las 24 jurisdicciones provinciales de la Argentina tienen gastos que, en total, representan el 15% del PBI nacional.

Ese gasto deberá reducirse al 11% del PBI al cabo de los cuatro años, manteniendo los valores absolutos, contra el crecimiento del 46% del PBI.

Como se elevará el ingreso provincial, los gobiernos locales deberán reducir las alícuotas de los impuestos a los ingresos brutos y a la propiedad inmobiliaria, especialmente.

Esto es posible porque hay una gran ineficiencia en el gasto provincial. Por ejemplo según datos aproximativos, por falta de una correcta información oficial, de los 3.200.000 empleados públicos, 640.000 son del Estado Nacional, 2.000.000 son de las provincias, 540.000 son de las municipalidades. El 21% de la clase activa argentina esta empleada en el Estado y solo el 14% en EEUU y Australia. 

El extraordinario desarrollo proyectado está concentrado en el sector privado, por lo que se producirá un natural trasvasamiento de la ocupación del sector público hacia el sector privado.

El balance social en la transición

a)     La devaluación.

No será decretada por el gobierno. Se producirá por la liberación cambiaria. Se estima que llegará al 50%. Es decir, si el actual gobierno llega -como dice- con un  tipo oficial de cambio en $ 9,45 por dólar, la cotización en el mercado libre llegará a $ 15 por dólar.

Esta decisión debe ir acompañada necesariamente con una simultánea política de estabilidad monetaria, con ajuste de la emisión monetaria al crecimiento del PBI.

En esta forma se puede estimar el índice de precios minoristas registrará un alza del 6,5%. La misma proporción que registró este índice en el año 2002, con respecto a la devaluación del 300%. Esto es así por un doble efecto:

.- la devaluación con estabilidad monetaria, se traslada sólo a los productos exportables e importables, -de donde la incidencia en el IPM se reduce al  20%, teniendo en cuenta su participación en  el PBI-.
.- se produce un reajuste en la composición de los precios internos, aumentado la participación de los productos exportables e importables y disminuyendo la proporción de los otros componentes del costo. 

b)   La eliminación de los impuestos a la exportación.  

La recaudación de este impuesto está prevista en $ 118.000 millones, es decir 12500 millones de dólares, principalmente  por exportaciones agroindustriales, industriales y de combustibles. Esta medida no tendrá efecto sobre el IPM, porque será absorbida por los sectores de la industria, la distribución y comercialización que acrecentaron su participación en el periodo anterior.

C. La eliminación de los subsidios al consumo  de transporte, luz, gas y agua.

En el año 2013 se calculó que la eliminación de estos subsidios implicaría un gasto adicional de 795 pesos, por usuario y por mes, lo que actualizado al fin del 2015 equivaldrá a $ 1350. (Liliana Franco- Ámbito Financiero 18.3.2015).

Se puede incrementar más fuertemente la tarifa de los pudientes y menos de los de menores recursos, para que socialmente sea soportable.

Conclusión final del balance social.

El aumento del 6,5% en el índice de precios minoristas por efecto de la devaluación, se compensará con el incremento del salario del 10%, todo a condición que se aplique la política anti-inflacionaria comentada. A partir del  segundo año no habrá más devaluación.

Pero además aumentará el empleo, se reducirá la informalidad, aparecerá el crédito de largo plazo, a tasas reducidas, se obtendrá la auto administración de la ANSES y el PAMI y para todos se resolverá el déficit de viviendas.     

Capítulo III.

La reforma en el orden político e institucional.

Se establecen los siguientes objetivos:

1) Libertad de prensa.

Se  garantizará la libertad de prensa, tanto para las empresas como individualmente para los periodistas y todo ciudadano y se contemplarán tratamientos más favorables para los emprendimientos medianos y pequeños en su etapa inicial. La propaganda oficial -reducida- se distribuirá en forma equitativa, como un derecho exigible judicialmente.

2) La justicia.

Se asegurará  la autonomía de la justicia y del  Ministerio Público. A ese fin:

.- La integración de la  Corte Suprema de Justicia será ampliada a siete miembros. Los nuevos miembros a designarse deberán estar consustanciados con la función de la Corte como custodia de la Constitución y de la limitación al Ejecutivo y al Legislativo en defensa de los derechos individuales y de las minorías. 

.- el Consejo Nacional de la Magistratura será modificado en su integración para que se cumpla con el art. 114 de la Constitución Nacional.
.- los fiscales serán designados y removidos por un procedimiento similar al de los jueces. A la Procuradora  General de la Nación se la relevará mediante el correspondiente juicio político. El nuevo Procurador tendrá la instrucción especial de perseguir la criminalidad, el narcotráfico, el lavado de dinero y la corrupción pasada y presente.

Se reducirá la mora judicial a un año, para lo cual:

.- Se introducirá el procedimiento informático, a fin de sustituir  los expedientes de papel por los digitales y todos los procedimientos y las notificaciones  se  realizarán a través de Internet.

.- Se  crearán todos los tribunales que sean necesarios para asegurar la reducción prevista de la mora judicial.

.- Se establecerán procedimientos especiales más simples para los procesos de menor importancia económica.

3) La seguridad

La política nacional de seguridad se coordinará con las provincias, a los efectos de reducir sustancialmente los índices de corrupción, criminalidad y narcotráfico, hasta llegar a los niveles de Europa Occidental. A ese fin:

.- en este orden no habrá limites presupuestarios, es decir se gastará todo lo que sea necesario.

.- para prevenir la corrupción la Sindicatura General de la Nación -el órgano de contralor de la administración pública nacional- será autónoma y sus directivos serán designados por el Congreso de la Nación, dos a propuesta de la mayoría y dos a propuesta de la minoría -hoy son designados por el Poder Ejecutivo-.

.- se creará en el orden nacional y provincial, una policía de investigaciones con todos los recursos técnicos necesarios y la requerida profesionalidad, con asesoramiento externo de las mejores policías del mundo.

.- se profesionalizará toda la policía de prevención, estableciéndose una proporción de agentes ajustada a la población, con todos lo recursos de movilidad y armamento necesarios. Herir o matar a un agente del orden tendrá un agravamiento especial de la pena.    

.- se construirán rápidamente cárceles e institutos de seguridad, de manera de duplicar la capacidad actual a fin de dar cabida segura y digna a los detenidos actuales y el aumento previsible de las condenas. Y se continuará  aumentando la capacidad carcelaria, hasta reducir la criminalidad a los índices medios de Europa Occidental.  El trabajo será obligatorio en las cárceles, para todo tipo de detenido o condenado.

.- la vigilancia de las fronteras será efectiva por tierra, mar y aire y a ese fin de dotará a las Fuerzas -en un año- de todos los elementos necesarios.     

.- se dará un mandato especial al nuevo Procurador, proyectado a todos los fiscales de la Nación,  para activar la función acusatoria contra los delitos de corrupción, el narco tráfico y lavado de dinero. Se debe seguir la experiencia de la justicia italiana y la más reciente de España.
 
5) Garantizar la eficiencia y transparencia de la administración pública.

Con ese objeto para el ingreso y el ascenso en la administración pública se establecerá la obligatoriedad de exámenes de competencia y oposición ante tribunales independientes. Se informatizará todo el procedimiento administrativo para que se pueda iniciar y seguir por Internet.

De todas las bajas de personal solo se podrá reemplazar el 10%, pues se partirá del objetivo de lograr una reducción sustancial del personal. 

6) La política internacional

Por el desarrollo económico proyectado la Argentina en el 2027 debería ocupar -por su PBI global- el lugar 14 contra el 26 que  ocupa actualmente. Nuestro país dejará de ser una nación  en desarrollo para ser una nación  desarrollada. La política exterior se debe ordenar a  esta visión.
                      

Nuestra ubicación por nuestros valores culturales y políticos, se hallará entre las democracias occidentales, sin perjuicio de nuestros compromisos regionales y de nuestra política comercial abierta a todos los países.  

A través de un acuerdo con Chile, nos convertiremos en un país bioceánico, construyendo todas las obras de conexiones previstas a los puertos del Pacífico.  
 
7) La defensa nacional

En el orden de la defensa nacional se restablecerá la política en base a las hipótesis de conflicto que se deberán fijar por las Fuerzas Armadas, autónomas y profesionales, que recomendarán la compra del armamento necesario para cubrir la grave situación de indefensión actual, para lo cual no existirá limite presupuestario hasta la cobertura de nuestras necesidades.  

8) La defensa de los derechos humanos.
Para resolver la situación de los detenidos, procesados y condenados por delitos de lesa humanidad, autores de la represión ordenada por las autoridades constitucionales o de facto, frente a la libertad de todos los autores de los crimines de la subversión, serán sometidos a la revisión de la Corte Penal Internacional, regida por el Estatuto de Roma, al que nuestro país se halla adherido, como la más alta autoridad. Dicho tribunal deberá resolver sobre la legitimidad de dichos actos y procesos, iniciados a partir del año 2003. Entretanto se aplicarán a dichos detenidos el tratamiento que corresponde de acuerdo con las normas procesales en vigencia, permitiéndoles el cumplimiento de las penas en su domicilio a los mayores de 70 años, como legalmente esta previsto.

9). Se sustituirá la política de falsear u  omitir las informaciones sobre aspectos claves de la realidad nacional, con un cuidadoso control sobre la veracidad y la disponibilidad pública de toda información oficial salvo las que tengan por causa razones de defensa o seguridad pública. El falseamiento se considerará un delito por incumplimiento de los deberes del funcionario público.

10. El fortalecimiento del sistema federal.

El fortalecimiento del federalismo se operará a través de la expansión del sector privado y de la eficiencia del sector público, a diferencia de lo que se plantea hoy a un simple aumento de los presupuestos provinciales:    

a)   Por el aumento sustancial de los precios de su producción por el reconocimiento del valor real de la misma, por efecto de la libertad cambiaria y la eliminación de los impuestos y trabas a las exportaciones.
b)  Por la construcción de todas las obras de infraestructura que abaratarán el trasporte hasta los grandes centros de consumo y de exportación, sobre los grandes ríos, nuevos canales,  o sobre el Atlántico o el Pacífico.
c)   En particular todo el oeste argentino, incluido el noroeste, mejorará sus costos de accesos a los puertos de ultramar.
d)   Por el aumento sustancial del crédito bancario al sector privado,  -del 13% actual al 50% del PBI en el 2015/19 y al desconcentrarse los depósitos de la ANSES, aumentará la capacidad prestable en el interior.
e)      El Banco Central tendrá la administración federal, como el Banco de la Reserva Federal de los EEUU y lo mismo la Anses, con lo que se distribuirá geográficamente en forma más racional la inversión de los depósitos bancarios y de los fondos previsionales.
f) La nueva política educacional eliminará las enormes diferencias de niveles de capacitación actuales entre el interior y los grandes centros urbanos.
g)                                                         Por el enorme beneficio en la productividad de la economía provincial, que significará la reducción del gasto público del 15% actual, al 11% del PBI, conservando el nivel de ingresos en términos absolutos y  mejorando la calidad de los servicios.
h) La expansión de las industrias será factible porque el crédito bancario al sector privado se expandirá más de cuatro veces en los siguientes cuatro años, en valores constantes, y se podrán comprar los equipos más modernos para desarrollar industrias eficientes a nivel internacional.
i)     Por la  revisión de la ley de coparticipación fiscal, conforme a la distribución  en otras repúblicas federales, como EEUU, Alemania y Australia.  
  
Capítulo IV

La reforma en el orden cultural, científico y tecnológico

En esta materia Argentina ha descendido notablemente después de haber tenido tres Premios Nóbel en Ciencias (Houssay, Leloir y Milstein), como consecuencia de haber reducido las exigencias en la calidad de la enseñanza en los diferentes niveles, con excepción de algunos centros públicos y privados a los que se deben algunos resultados alcanzados.

También ha descendido en el respeto y práctica de los valores tradicionales en el seno de la familia,  la solidaridad con el prójimo, la preocupación por la eficiencia en el trabajo, la verdad, la justicia, la responsabilidad por el destino de la Nación y una sana ambición de mejorar.       

La Argentina como parte de su política de transformación en una nación desarrollada, debe modificar radicalmente esta tendencia, para transformarla en un factor altamente creativo, para ello debe aumentar las inversiones al nivel de los países más innovadores, al mismo tiempo que mejorar  la calidad de la enseñanza en todo el sistema educacional.

1) Las inversiones en ciencia y tecnología se incrementarán de 0,65% del PBI al 1,5%, en el primer período (2015/2019) y al 3% en los siguientes cuatro años.

2). Con este incremento de las inversiones en ciencias y tecnología esperamos ubicarnos en la primera veintena de países, con  3.000 patentes de invención registradas por año en el 2027, contra las 50 que actualmente registramos. Corea del Sur -en diez años- de 1988 a 1998 aumentó de 96 a 3200 y registra actualmente 79.000 patentes, España 3600 y toda la América Latina no llega a 300.     

3) A través del Consejo Federal de Educación para uniformar la enseñanza en las escuelas públicas de todo el país,  en el más alto nivel,  la reforma consistirá en  programas preparados por los mejores profesores,  trasmitidos a través de Internet a las computadoras de los alumnos, controlando el nivel del aprendizaje por medio de exámenes tomados por la misma vía, todo bajo la supervisión de los docentes argentinos que recibirán también una educación especial. En los exámenes internacionales  PISA del año 2012 -de alumnos de 15 años, de 65 países, en matemáticas, lenguaje y ciencias-,  la Argentina  se ubicó en el lugar 59, es decir, entre los seis peores, -con una ligera mejora del 6% para los alumnos de la Ciudad de Buenos Aires-, siendo los mejores promedios para los seis participantes asiáticos, seguidos por los europeos, con promedios superiores a 500, contra 397 de la Argentina.

Esto revela el bajo rendimiento del gasto argentino del 6% del PBI en educación, porque muchos de los países con los mejores resultados invierten mucho menos

4) Para mejorar la capacitación en las fábricas, recibirán la enseñanza en los lugares de trabajo o en sus domicilios, por vía informática.  

5) Los desocupados recibirán enseñanza obligatoria en institutos especiales, habilitados a nivel municipal. 

6) Se instituirán becas para los alumnos con los mejores promedios y sin recursos, para facilitar su formación en todos los niveles.  


ARGENTINA 18 DE MARZO DE 2015

Adhesiones:

Mario A. Cadenas Madariaga  (siguen las firmas)
Abogado DNI 4.241.650
Grl Retirado-DNI 6.217.777
Carlos Gustavo Lavado Roqué
Cte Pr Retirado-DNI 7.654.583