martes, 13 de septiembre de 2016

PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO DE LOS ESPACIOS RURALES DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA, HORNOS DEL TRAPICHE DE OJO DE AGUA DE TOTOX PROPIEDAD DEL ING JUAN ROQUÉ & CIA. "EL POTRERO DE LOS ROQUÉ".





Destino de coraje. Pero la historia pareciera marcar a fuego este pueblo de dos mil habitantes. También en el mes de enero, en 1841, los cimientos de la localidad pasaron a albergar a cientos de víctimas de la denominada batalla de Sancala o San Cala, cuando las huestes del federal general Pacheco degollaron, de sorpresa, a las del general unitario Vilela que acampaban en el potrero Los Roqué.

D Carlos Lavado Roqué Lascano, distinguido, aprovecho para felicitarlo por la info de su pagina sobre los Roqué, me guió en una parte pues tengo un campo donde están las minas que pertenecieron a Juan Roqué & Cia. , están las ruinas de una planta de beneficio de galena argentifera que les pertenecio a Roqué y posteriormente a Ernesto Jaudín tambien frances de Burdeos, venia de la fiebre del oro en Calilfornia. Por otro lado Mercedes Güemes Echegaray era mi tia ancestral, fue la segunda esposa de Enrique Esteban Roqué Cassagne, toda una trama de familias francesas de Burdeos se radicaron en Cordoba traidos por los Roqué, Conil, Brian, Endreck Belisle etc.


El departamento es rico en historia y tradición ya que sus antiguos habitantes fueron en general pacíficos dando lugar a tierra disponible para ser poblada desde los comienzos del Régimen Colonial, comenzando a poblarse por colonos hispanos a pocos años de la fundación de la ciudad de Córdoba, en el siglo XVII lo que hoy constituye el departamento Minas era parte del curato de Pocho con cabecera principal en la parroquia de Salsacate, siendo la actividad principal la cría de mulas por encargo de los establecimientos jesuíticos quienes en gran parte controlaban su comercialización hacia los mercados del Alto Perú y Chile, la zona sur del departamento en aquel siglo unido al distrito administrativo y eclesiástico de Pocho pertenecía a la antigua estancia de San Juan de Dios con su cabecera alrededor del pueblo de Las Palmas siendo su propietario Don Juan de Oviedo quien fuera además el principal promotor de la construcción de la hoy histórica capilla de Las Palmas.


Posteriores subdivisiones de las estancias y otorgamiento de mercedes reales a nuevos propietarios generaron las estancias de la Yerba Buena, el Mayorazgo de Totox en el Sur, el de Chancaní y Pinas en el valle bajo del Oeste pasando a denominarse distrito del Monte, colindante con la jurisdicción de los Llanos de la Rioja en aquel siglo inhabitada por la escasez del recurso hídrico de superficie, y al norte la antigua merced de Auti dio lugar al distrito de Guasapampa y El Coro ésta ultima con epicentro en el pueblo que se formó alrededor de la capilla homónima dando lugar a las poblaciones hoy existentes, el este del departamento formó el distrito de Sancala pueblo que se encontraba al sur de lo que es hoy San Carlos Minas con jurisdicción sobre Sauce de los Quevedos, sierra de Paredes y Ciénaga de Britos hasta las cumbres de las sierras grandes. La prosperidad alcanzada por aquellos primeros colonos generó un fuerte interés poblacional en el siglo XVIII sobre todo de inmigrantes vascos que impulsaron establecimientos de molienda de harina de trigo, como así también el fomento de la cría de hacienda vacuna, momento en que también si bien en pequeña escala, comienza con la extracción de minerales de los abundantes y ricos yacimientos argentíferos del distrito de Cacapichi en proximidades de la localidad de La Argentina, como la mina "La Compañía" y alrededores del cerro "del Rosario", y "Agua Blanca" más al sur, actividad que en sus comienzos fue impulsada por la orden jesuita. 

Esta actividad minera tuvo su impulso mayor mediante el establecimiento de hornos y plantas de beneficio de la galena argentifera lo que generó la radicación de empresarios de origen francés. Posteriormente se comienza la explotación del distrito del "Guaico" un poco más al norte. 

Consta que para el año 1828 estaban construidos los hornos del trapiche de Ojo de Agua de Totox propiedad de Roqué hermanos desde el cual salían los lingotes de plata principalmente y aunque en menor cantidad de oro, para la acuñación en la casa de la moneda de Córdoba y la Rioja, fabricándose municiones con el plomo residual resultante del beneficio de la galena; establecimientos que fueron ampliados y modernizados por el año 1850 llegando a ocupar más de 200 operarios en forma directa en los hornos, más otro tanto indirectamente para la provisión de leña que los alimentaban, tiempos en los cuales se genera la división administrativa de Minas como parte del antiguo departamento de Pocho con cabecera en el pueblo de San Carlos el que comienza con la construcción de su parroquia. En este mismo siglo XIX el departamento fue escenario principal de las guerras entre unitarios y federales, la proximidad a la provincia de la Rioja, cabecera del movimiento federal al mando de Juan Facundo Quiroga, hizo que la zona fuera campo abierto a las invasiones de los bandos de éste como también de los unitarios al mando del General Paz. 

Aun así consta que para el primer censo nacional de 1869 el departamento fuera uno de los más poblados de la provincia, situación que se repite en 1895, tiempos en los cuales la construcción de las líneas férreas en otros lugares, como así también la baja de minerales, las sequías sin precedentes y un cambio en le política general del país que dejaron de lado el sistema productivo ganadero, generaron un éxodo poblacional hacia otros distritos haciendo hoy el departamento menos poblado de la provincia concentrando su importancia en los pueblos de San Carlos y Cienaga del Coro.- Los minerales que tiene en abundancia este departamento serrano, atrajeron el interés de los conquistadores, que penetraron para explorar el lugar. Ticua o "Ticas", en lengua quichua significa Minas, nombre que le quedó hasta nuestros días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario