miércoles, 11 de enero de 2017

DESPUÉS DE 20 AÑOS, EL ESTADO SE HACE CARGO DE LAS FRONTERAS. Luis Green, Secretario de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación.





Quiero darte una muy buena noticia. 

El Presidente Mauricio Macri firmó un decreto que refuerza la presencia efectiva del Estado Nacional en nuestras fronteras y decidió que, como Secretario de Fronteras, lleve adelante esta tarea. Vamos a coordinar políticas públicas contra el delito trasnacional, como el contrabando, el narcotráfico y la trata de personas en la Zona de Seguridad de Fronteras de acuerdo a lo que establece la Ley de Seguridad Interior, respaldando el accionar de Gendarmería y Prefectura

Sumaremos a los organismos municipales, provinciales y nacionales para que implementen allí las normas de seguridad correspondientes. También, en 180 días enviaremos al Congreso una nueva Ley de Fronteras acorde a lo que necesita nuestro país en el siglo XXI. Así contamos con más herramientas para lograr el objetivo de tener una  Argentina sin Narcotráfico.

Luis Green Secretario de Fronteras
del Ministerio de Seguridad de la Nación

El Presidente Mauricio Macri, mediante la firma del decreto 27/2017, decidió hoy impulsar una política de estado integral para asegurar la presencia efectiva del Estado Nacional en los más de 9600 kilómetros de extensión de nuestras fronteras. 

Se trata de la modificación de la normativa referida a la Zona de Seguridad de Fronteras. Los cambios efectuados son el resultado de un trabajo conjunto de la Mesa interministerial de gestión integrada de fronteras que durante el último año realizó un diagnóstico exhaustivo de la problemática.

El decreto 27/2017 se refiere a la Zona de Seguridad de Fronteras, que constituyen una faja a lo largo de la frontera terrestre y marítima de una extensión máxima de 150 km en el límite terrestre y 50 km en el marítimo. Fue creada en 1944 para asegurar la defensa nacional respondiendo a visiones estratégicas propias de la época relacionadas con el mundo de la Segunda Guerra Mundial. La legislación fue reformada en 1996 pero su autoridad de aplicación es la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad, que hace casi una década no sesiona por hallarse sin presidente designado. 

Es por esto que ahora se transfiere dicha Comisión a la órbita del Ministerio de Seguridad y designa al Secretario de Fronteras como su presidente, quien podrá revisar el alcance geográfico de la Zona de Seguridad de Fronteras según las actuales realidades del delito trasnacional y proponer las modificaciones normativas que correspondan a fin de enfrentar los actuales desafíos de seguridad de fronteras de una manera acorde con lo dispuesto por la Ley de Seguridad Interior. 

Al respecto, la Ministra de Seguridad, Dra. Patricia Bullrich destacó que “la lucha contra el narcotráfico es prioridad para este gobierno y no es posible sin una política nacional en las fronteras”. Por su parte, el Secretario de Fronteras, Lic. Luis Green remarcó que “el objetivo es tener fronteras abiertas a la integración con los países limítrofes, al turismo y al comercio internacional pero cerradas a los delitos transnacionales y blindadas contra el narcotráfico”. 

De esta manera, contamos con más herramientas para lograr el objetivo de tener una Argentina sin Narcotráfico. Hacia una nueva Ley de Fronteras 

En 180 días enviaremos al Congreso de la Nación una nueva Ley de Fronteras. 

Es una deuda de la democracia que la legislación vigente tenga más de 70 años. Necesitamos consensuar una normativa moderna y eficaz para combatir el narcotráfico y la complejidad del delito trasnacional. 

Por eso consultaremos con ministerios, gobernadores y especialistas para redactar la mejor ley posible. Una ley pensada en los desafíos y complejidades del siglo XXI dejando atrás una normativa obsoleta, redactada en medio de la Segunda Guerra Mundial. Hace 22 años que no se revisa el ancho geográfico de la Zona de Seguridad de Fronteras. 

Vamos a devolverle al Estado la capacidad de coordinar políticas públicas en la Zona de Seguridad de Fronteras de acuerdo a lo que establece la Ley de Seguridad Interior, respaldando el accionar de Gendarmería y Prefectura

Queremos dejarlo bien claro. Bajo ningún aspecto la modificación de esta norma implica la intervención de las Fuerzas Armadas en las tareas de Seguridad Interior y en el patrullaje en la frontera. Es todo lo contrario. Significa otorgarle a Gendarmería Nacional y a Prefectura Naval el respaldo no sólo del Ministerio de Seguridad sino de toda la Administración Pública Nacional para la ejecución de las tareas administrativas y aquellas políticas públicas que apoyen y respalden su accionar en el terreno. 

Para que cada gendarme y prefecto no se sienta sólo. Hay un Estado Nacional dispuesto a respaldar el trabajo que todos los días esos hombres y mujeres hacen en nuestras fronteras. 

Anexo con referencias normativas La Comisión Nacional de Zonas de Seguridad es el organismo nacional encargado de la Zona de Seguridad de Fronteras (ver Dec.-Ley 15.385/1944), que constituye una faja a lo largo de la frontera terrestre y marítima de una extensión máxima de 150 km en el límite terrestre y 50 km en el marítimo. 

En 1996 (ver Decs. 1409/96 y 1410/96) se la transfirió de la órbita militar a la civil, pero al crearse el Ministerio de Seguridad en 2010 (Dec. 1993/2010) no se la incluyó entre sus competencias, dejando así a la Zona de Seguridad de Fronteras fuera del sistema nacional de seguridad interior. 

Al designar presidente de la Comisión al Secretario de Fronteras y transferirla a la órbita de esa secretaría del Ministerio de Seguridad, este decreto viene a salvar ese error enmarcando definitivamente a la Zona de Seguridad de Fronteras en el sistema de seguridad interior (ver Ley 24.059) a fin de prevenir y combatir los delitos transnacionales complejos, y de esa manera resguardar desde las fronteras la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes de la Nación, sus derechos y garantías y la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional. 

La conformación de la Comisión definida en 1996 (ver art. 16° Dec. 1410/96) estaba todavía muy militarizada ya que incluía entre sus vocales permanentes al Jefe de Operaciones e Inteligencia del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas y al Director de Tránsito Aéreo del Comando de Regiones Aéreas del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea. 

En cambio, su nueva integración comprende al Subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico, al Subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial, al Subsecretario de Desarrollo de Fronteras y al Subsecretario de Coordinación del Ministerio de Seguridad. Asimismo, participarán al Subsecretario de Asuntos Latinoamericanos y Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto por la necesidad de cooperar y coordinar con los países limítrofes, y al Subsecretario de Planeamiento Estratégico y Política Militar del Ministerio de Defensa porque el control del espacio aéreo y la operación de los radares son responsabilidad de ese ministerio. 

Este decreto no abre la puerta al patrullaje de las fronteras por las Fuerzas Armadas sino que por el contrario respalda y potencia el que vienen haciendo la Gendarmería Nacional Argentina y la Prefectura Naval Argentina, que conforme a sus respectivas leyes orgánicas (ver arts. 4° y 9° Ley 18.711, art. 4° Ley 18.398 y arts. 1° y 2° Ley 19.349) tienen competencias en la Zona de Seguridad de Fronteras. 

A partir de la modernización y nuevo enfoque de la Comisión de Zonas de Seguridad, el Estado Nacional podrá coordinar políticas públicas de seguridad en nuestras fronteras en el marco de una estrategia integral de lucha contra el narcotráfico, la trata de personas, el contrabando y demás delitos trasnacionales, incluyendo a las distintas autoridades locales, provinciales y municipales. 

Asimismo, a partir de este decreto se asume el compromiso de actualizar la legislación en materia de fronteras y redefinir la extensión de la Zona de Seguridad de Fronteras – lo que no se realiza desde hace 22 años (ver Dec. 887/94)–, utilizando criterios que prioricen la lucha contra el delito trasnacional y respondan a información fidedigna y mapas del delito debidamente actualizados, en permanente comunicación con las Provincias y Municipios fronterizos. 

La tarea que culminará en un proyecto de ley a ser elevado por el Ministerio de Seguridad al Congreso Nacional para renovar la normativa sobre esta materia, ya obsoleta por responder a concepciones propias de la Segunda Guerra Mundial y su inmediata posguerra, y darnos así una Ley de Fronteras de la democracia planeada para los desafíos que como Nación nos presenta el siglo XXI.


Fronteras | Símbolo de soberanía (video).




"Desde las luchas por la Independencia Nacional, hasta la guerra por recuperar las Islas Malvinas, fueron muchos los argentinos que dieron su vida por defender la Patria; lo hicieron por millones de compatriotas, contemporáneos y venideros, demostrando una valentía suprema y un amor inconmensurable. En los libros de historia sólo podemos encontrar unos pocos nombres, que se han destacado por su acción. Hoy nosotros queremos rendir un merecido homenaje a esos soldados desconocidos, que no figuran en libros, diarios y revistas, pero que murieron en suelo de nuestra Patria y nos representaron a todos los habitantes, tan dignamente, defendiendo nuestros derechos. Sólo podemos expresar, además de nuestro recuerdo, un

lunes, 9 de enero de 2017

Los Lascano - Parte I. DOMINGO DE LASCANO DE ITURBURU, Dueño, Señor y Pariente Mayor de la Casa Solar y Armera de ese apellido.




I)- DOMINGO DE LASCANO DE ITURBURU, Dueño, Señor y Pariente Mayor de la Casa Solar y Armera de ese apellido, quien debió florecer por el año 1505, más o menos, contrajo nupcias allí con doña Maria de Gorospe, de ilustra abolengo, cuya Casa, dice el Cronista y Rey de Armas Dn. Francisco Zazo y Rosillo, en una certificación expedida a un miembro de este linaje “ es de las más salientes y esclarecidas que constituyen la villa de Cegama, comprensiva en la M.N.Y.M.L. Provincia  de Guipúzcoa, como una de sus pobladoras; cuyos parientes mayores con los de otros solares de mucha consecuencia, no solo resistieron las repetidas invasiones de la celebrada Región de Cantabria, sino que llevados del católico zelo, ayudaron a sacudir el yugo mahometano en la batalla de Clavijo,,presentada a los moros en el Reynado de Dn Ramiro I de León en las Navas de Tolosa; y en otros muchos reencuentros dignos de eterna memoria y alabanza; cuyos ínclitos sucesores han esparcido sus ramas por dicha región Cantábrica y demás partes de estos reinos en defensa de la religión y de sus soberanos han dado a todos tiempos repetidas pruebas de su esclarecida nobleza, siendo sus armas: en un campo de oro un árbol verde, y a su tronco un jabalí negro; Orla roja con cuatro aspas, y cuatro estrellas de oro” Dicho Domingo de Lazcano debió ser hijo o nieto, cuando mucho del, primer Lazcano que entronco en la Casa de Iturburu,,pues todas las diferentes ramas de este apellido convergen, según se desprende de los expedientes de hidalguía y partidas sacramentales, en los referidos esposos Domingo de Lazcano y Dña. María de Gorospe. Del expresado consorcio nacieron.

1.          Pedro de Lazcano de Iturburu y Gorospe, que sigue, y
2.          Domingo de Lazcano de Iturburu y Gorospe, que casó con Dña. Catalina de Elorza, con larga descendencia.

II) PEDRO DE LAZCANO DE ITURBURU Y GOROSPE, natural de Cegama, que sucedió en la Casa, contrajo nupcias con Dña. Catalina de Mendalde, del ilustre solar y Casa-Armera de su apellido de reconocida nobleza en Cegama, el que ostenta las siguientes armas: En un campo de oro un árbol verde sobre un prado con n lobo negro andante atravesado al pié y dos flores de lís, una a cada lado de la copa; orla azul, con ocho estrellas de oro.
De dicho enlace nacieron:

1.            Domingo de Lazcano de Iturburu y Mendalde, que continua, y
2.            Pedro de Lazcano de Iturburu y Mendalde

III)- DOMINGO DE LAZCANO DE ITURBURU Y MENDALDE, Señor de la Casa de su apellido, litigó y gano hidalguía en Cegama juntamente con su hermano Pedro. Casó con Dña. Catalina de Arrieta, de reconocida nobleza, como se prueba en la referida hidalguía.
Las armas de Arrieta son: En campo de oro un árbol verde. De esta unión nacieron:

1.            Martín de Lazcano-Iturburu y Arrieta (el Viejo), que se unió en matrimonio a Dña. Mariana de Aguirre (c.s)
2.            Domingo de Lazcano-Iturburu y Arrieta, que sigue en IV lugar
3.            Nicolás de Lazcano-Iturburu y Arrieta, y
4.           Pedro de Lazcano-Iturburu y Arrieta, que celebró enlace con Dña. Gracia de Aranguren (c.s.)

IV)- DOMINGO DE LAZCANO-ITURBURU Y ARRIETA, litigo hidalguía en Cegama juntamente con sus hermanos el año 1616, probando descender “ por sus padres y abuelos de los nobles hijosdalgo notorios de sangre y originarios de esta muy Noble y muy Leal Provincia de Guipúzcoa, descendientes y dependientes por línea recta del Barón de la casa solar infanzona de Lazcano-Iturburu, que es nuestro apellido y origen y solar conocido de notorios hijos dalgos sita en esta villa de Zegama del distrito de esta Provincia y por la misma razón somos cristianos viejos limpios de toda mala raza de judíos, moros reconciliados por el santo oficio de la inquisición y de otra seta reprobada y en esta posesión de tales hijosdalgo notorios de buena sangre emos estado y estuvieron nuestros padres, abuelos y antepasados sin contradicción alguna de diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta, ciento y más años a esta parte ya de tiempo acá de nobles en memoria de hombres no a avido  ni ay cossa en contrario, etc., etc.” El referido Domingo contrajo nupcias en Cegama el 18 de Enero de 1604 con Dña. María de Lecea, descendiente de la importante y antigua casa alavesa de este apellido, cuyas armas son: De plata, con árbol de sinople, y dos lobos de sable, atravesado al pie del tronco uno por delate y otro por detrás. Bordura de gules con ocho sotueres  de oro. Dicho enlace fue favorecido con los siguientes hijos:

1.            Juan de Lazcano- Iturburu y Lecea, nacido el año 1611, casado con Dña. María de Olaran y Arrese.
2.            Pedro de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacido el año 1613, casó en Cegama en 1644 con Dña. Catalina de Calfalsoro y López de Ayspe (c.s.)
3.            Domingo de Lazcano-Iturburu y Lecea, que continua
4.            Gregorio de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacido en 1616, contrajo nupcias en Cegama en 1641, con Dña. María Ramos de Ayspe, con descendencia de cuya línea procede el Caballero de Carlos III Dn. José Manuel Leandro, que figura en la Parroquia de Cegama en el cuadro de los hijos ilustres de la villa, y de quien dice:” Cirujano honorario de la Cámara de S.M. Fernando VII, primero del Ejercito, del Ilmo. Cabildo de la Santa Iglesia Magistral de Santiago, Jubilado del Grande y Real Hospital de la misma Ciudad. Condecorado con las cruces de la Distinción del Ejercito y Batallón de Villafranca y Lugo”. Como hecho destacado en sus servicios se señala que hizo una amputación y curo de sus grandes heridas que recibió el Exmo. Señor Dn. Nazario de Eguía, dignísimo Capitán  Gral. De Galicia.

5.            María de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1621, esposa de Dn, Juan Azurmendi.
6.            Juana de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1624
7.         Francisca de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1625, que dio su mano a Dn. Pedro de Arrieta.
8.       Mari Andrés de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1627, casada con Dn. Gabriel Verunzagasti
9.            Ángela de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1629
10.          Francisco de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacido en 1631
11.          Luisa de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1633, y
12.          Magdalena de Lazcano-Iturburu y Lecea, nacida en 1635 y casada en 1654 con Dn. Juan de Omarzabal y Aguirreburualde

V)- DOMINGO DE LAZCANO-ITURBURU Y LECEA, bautizado en Cegama el 27 de diciembre de 1614, donde fue Alcalde de la Santa Hermandad, Regidor, Alcalde de 2º  voto, figurando, además, entre los caballeros Hijosdalgos en razón del repartimiento que se hizo de tres infantes para completar 200. que ofreció la provincia de Guipúzcoa a S.M., contrajo nupcias allí el 12 de junio de 1639 con Dña. María de Ormazábal y Zabalo, de igual naturaleza , bautizada el 20 de julio de 1614 ( hija de Dn. Juan de Ormazábal, de la antigua casa solariega de su apellido en Cegama, y de Dña. Maria de Zabalo, de notoria nobleza en Guipúzcoa). De este enlace nacieron:

1.   Prudenciana de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacida en 1640, que contrajo nupcias con Pedro de Aseguinolaza y Antía, de la casa solar de su apellido en Placencia de las Armas, padres de Andrés de Aseguinolaza de Lazcano-Iturburu.
2.  Ana de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacida  en 1642, casada con Juan de Irimo
3. Juan de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacido en 1643, Presbítero, Capellán de la Capellanía fundada por su tío carnal Dn. Gregorio de Ormazábal.
4.  Domingo de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, que sigue
5.  María de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, bautizada en 1648, esposa de Dn. Pedro de Guruceta
6.            Pedro de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, Dr. en Medicina, nacida en 1651, ilustre médico titular de Mondragón y Alcalde y Juez Ordinario de Cegama. Casó con Dña. Josefa de Zavalía y Doncel-Tallero
7.  Francisco de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacido en 1654, esposo de Dña. Catalina de Arrondo.
8.  Mariana de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacida en 1656
9.  Andrés de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacido en 1658 y
10.  Juana Antonia de Lazcano-Iturburu y Ormazábal, nacida en 1661

VI) DOMINGO DE LAZCANO-ITURBURU Y ORMAZABAL, bautizado en Cegama el 6 de marzo de 1646, litigó y gano hidalguía en Mondragón el año 1691 juntamente con sus hermanos Andrés y Pedro. Fue en Cegama Alcalde, Juez Ordinario, Regidor, Mayordomo de su hospital, Procurador en Juntas Generales, y, como todos sus antepasados y parientes, Cofrade de la Cofradía de nobles de San Bartolomé de Cegama, en cuya iglesia contrajo matrimonio el 15 de abril de 1667, con Dña. Catalina de Larrea y Arrieta, bautizada en el mismo Cegama el 15 de abril de 1643 (hija de Dn. Bartolomé de Larrea y de Dña. Catalina de Arrieta, Cofrades de San Bartolomé, naturales de Cegama donde se casaron en 1632; nieta paterna de  Dn. Juan de Larrea y de Dña. Catalina Vicuña, ambos de esclarecido linaje, y por la materna de Dn. Mateo de Arrieta y de Dña. Magdalena de Iturburu, de igual al calidad y nobleza). Del referido enlace nacieron:

1.       María Ignacia de Lazcano-Iturburu y Larrea, nacida en 1667
2.        Francisca de Lazcano-Iturburu y Larrea, nacida en 1668
3.       Catalina de Lazcano-Iturburu y Larrea, nacida en 1672, casad con Dn. Domingo de Ornamuño
4.       Juanes de Lazcano-Iturburu y Larrea, bautizada en 1667
5.    Mari Ascensión de Lazcano-Iturburu y Larrea, nacida en 1678, esposa de Dn. Pedro de Aracama, y
6.      Andrés de Lazcano-Iturburu y Larrea, que continua


VII)- ANDRES DE LAZCANO-ITURBURU Y LARREA, bautizado e Cegama el 18 de febrero de 1681, Cofrade de San Bartolomé, paso a la villa de Oñate, donde casó el 26 de julio de 1713, con doña Maria Magdalena de Inza y Ascasubi, bautizada en Oñate el 26 de julio de 1689 (hija de Don Bartolomé de Inza, Alcalde de la Santa Hermandad, Procurador Sindico Gral. De Oñate, Mayordomo Bolsero de la Cofradía de Nobles, etc., etc. y de Dña. Francisca de Ascasubi; nieta paterna de Dn. Martín de Inza y de Dn. Nicolás de Ascasubi y de Dña Maria Esther de Elorriaga). De dicho consorcio nacieron:

1.            Francisco Javier Ignacio de Lazcano-Iturburu e Inza, Dr. En Medicina, bautizado en Oñate el 11 de mayote 1714. Se avecindo en Murguía (Vizcaya) donde ejerció su profesión de médico, y
2.            Andrés Antonio de Lazcano-Iturburu e Inza que continúa

VIII)  ANDRES ANTONIO DE LAZCANO ITURBURU E INZA, fundador de la extensa rama argentina, nació en Oñate, donde fue bautizado el 20 de febrero de 1716 en la Iglesia Parroquial de San Miguel, por el Presbítero Dn. Gabriel de Soraluce, siendo sus padrinos Dn Francisco Javier de Inza y Dña. Maria Antonia de Inza, vecinos de Berazategui. Hombre de cultura, talento y preparación, como se consigna en los documentos, y lo prueba su actuación en nuestro medio, debió adquirir su saber en la celebre Universidad de Oñate. Contaría con unos veinticuatro años mas o menos, cando pasó al Perú  estableciéndose en la ciudad de los Reyes, y de allí, seguramente movido por sus negocios, se dirigió a los de Córdoba del Tucumán, a donde llego en el año 1742 y fijó su residencia definitiva. En esta ciudad ocupo empleos honoríficos importantes, entre ellos el de Procurador General de la Ciudad, “por ser las personas en quien concurren las prendas y calidades que requieren para tal cargo”, como manifiestan abiertamente los cabildantes que le conceden el nombramiento. Fue también Notario y Familiar del Santo Oficio, titulo que le confieren en el Perú el año de 1755 los señores del Consejo de Su Majestad de la Santa General Inquisición, “por cuanto habiendo sido informado de a calidad, prenda y suficiencia que concurren en la persona de vos Dn. Andrés Antonio de Lazcano-Iturburu”, dice el decreto respectivo.Estando en América litigo, conjuntamente con su hermano Francisco Javier, su filiación, nobleza e hidalguía contra el Consejo de Justicia y Regimiento de la Villa de Oñate y su Procurador Sindico General. Los referidos hermanos dieron poder para tal fin a Dn. Alfonso de Zavaleta, quien inicio las tramitaciones del caso con el siguiente escrito. Alfonso de Zabaleta, en nombre de Dn. Francisco Ignacio y de Dn. Andrés Antonio de Lazcano, cuyo poder y caución de rato presento y juro. Ante vm. Parezco como mejor pueda en derecho y digo que mis partes son hijos legítimos de Andrés de Lazcano y María Magdalena de Inza su mujer, del referido Andrés fue igualmente hijo legitimo de Domingo de Lazcano y de Catalina de Larrea, su mujer, vecinos que fueron de la villa de Cegama: y la referida María Magdalena, fue hija legitima de Bartolomé de Inza y Maria Francisca de Azcasubi su mujer, vecinos que fueron de la villa de Oñate. Y es así que dicho mis partes y los expresados Andrés y Domingo de Lazcano su padre y abuelo son descendientes por línea recta de varón en varón de la Casa Solar infanzona de Lazcano Iturburu, sita en dicha villa de Cegama, la cual es de muy antiguos pobladores de la Muy Noble y Muy Leal Provincia de Guipúzcoa: y así mismo son mis partes hijosdalgos notorios de sangre por sí sus padres y abuelos y han estado en posesión de nobles y descendientes de dicha Casa de inmemorial tiempo  por la parte de que hay pública voz y fama sin cosa en contrario. Por línea materna son dichos mis partes descendientes de la Casa Solar de Inza, sita en la villa de Berázategui. En la misma conformidad fueron nobles dichas Catalina de Larrea y María Francisca de Azcasubi abuelas de mis partes a que difunda que por todas las líneas son limpias de toda mala sangre de judíos, moros, agotes y penitenciados por el Santo Oficio de la Inquisición y cristianos viejos por si y dichos sus pares y abuelos. Por lo tanto y en atención a que desean la vecindad y comunicación de oficios Honoríficos de República a V.M. Suplico se sirva mandar que mis partes sean admitidos a uno y a otro asentándoles en la lista y matricula de los nobles hijosdalgos de esa villa y se les confiera los demás honores y empleos privativos de tales, condenando a ello en caso necesario a esta dicha Villa, a quien para hacerla notoria a esta demanda se la cite en su Ayuntamiento general: pido justicia y costas. – Dr. Aranazlaza – Alfonso de Zabaleta”.

Recibida la causa a  prueba  y practicada la misma consistente en la información testifical y documental en las Villas de Oñate y Cegama, se dicto la siguiente sentencia: “Vistos, etc. Fallo atento a los autos y meritos del proceso a que me refiero que debo declarar y declaro haber probado, lo que probar les convenía a los mencionados Dn. Francisco Ignacio y Dn. Andrés Antonio, y ha contraído no haber comprobado el relacionado Síndico Procurador General.: en cuya consecuencia debo mandar y mando que sean admitidos a la vecindad y oficios honoríficos, a que solamente se admite los caballeros hijosdalgos, los nominados Dn. Andrés Antonio y Dn. Francisco Javier Ignacio, etc. etc.”

En el folio 118 y siguientes de los referidos autos, se hace constar el Escribano real y del número y Ayuntamiento de la Villa de Oñate dando fe y verdadero testimonio, que con fecha 15 de marzo de 1747, se reunieron los Señores Justicia y Regimiento de dicha villa y acordaron y mandaron que en virtud y en atención de estar legítimamente substanciadas dichas causas, se cumpla y ejecute la sentencia, asentándoselos en las listas y matriculas de los noblkes hijosdalgos, etc. Dn Andrés contrajo nupcias en Córdoba el 11 de setiembre de 1743 con Doña Antonia Usandivaras y de la Sierra (hija del Capitán Dn. Pedro de Usandivaras, cuyo esclarecido linaje consignamos al tratar este apellido, y de Dña. Maria de la Sierra y Cuerno; nieta materna del Capitán Dn. Juan Antonio de la Sierra y Cuerno, natural de San Sebastián, Guipúzcoa y de Dña. Paula de Losa Bravo y Peralta, natural de Córdoba del Tucumán (ver LOSA); segunda nieta materna de Dn Francisco Santos de la Sierra y Cuerno y de Dña Jacinta Galíndez de Beópez, vecinos de San Sebastián y naturales de Camargo la Menor (Montañas de Burgos). Del expresado enlace nacieron:

1) Bertolina de Lazcano y Usandivaras

2) Ignacio Antonio de Lazcano y Usandivaras, nacido el 29 de julio de 1748 y casado el 16 de agosto de 1777, con Dña. Maria Josefa Argañaraz ( hija de Dn Timoteo de Argañaraz y de Dña. Catalina de Figueroa), padres de Timoteo de Lazcano y Argañaraz que paso a Chile y se casó con Dolores Vicuña Basterrica padres de: Carmen Lazcano y Viciña, nacida en Quillota en 1817 casada el 30-3-1845 en Quillita, con Santiago de Figueroa y Martínez de Betancour

3) Maria Catalina de Lazcano y Usandivaras

4) Maria Gregoria de Lazcano y Usandivaras y

5) Hilario  Andrés  Lazcano y Usandivaras, que continua.

IX) HILARIO ANDRES DE LAZCANO Y USANDIVARAS, Nació en Córdoba el 14 de enero de 1755, siguió la carrera de las armas alcanzando el grado de Capitán de las Milicias del regimiento de Caballería de la jurisdicción de Santiago del Estero. Fue en Córdoba Regidor y uno de los principales colaboradores del Marques de Sobremonte. Contrajo nupcias en Santiago del Estero con Dña. Andrea del Castillo y  Hernández de León (hija del Coronel Dn. Antonio del Castillo, Gobernador de Armas de Santiago del Estero y Alcalde en Córdoba, y de Dña. Paulina Hernández de León; nieta materna de Dn Juan Hernández de León y de Dña. Francisca Pérez y Calderón). De dicho enlace nacieron:

1) Benito de Lazcano y del Castillo, nacido en Santiago del Estero el 21 de marzo de 1778. (En su tierna edad paso a esta ciudad con su familia donde se educo desde las primeras letras. Lo ordeno sacerdote en el año 1802 el Ilmo. Señor  Dr. Dn. Ángel Mariano Moscoso a quien sirvió de familiar; fue Sacristán Mayor de la Iglesia Catedral, de donde salio de cura propietario del Rió Tercero arriba; de allí, pasó al servicio de uno de los rectorales de esta ciudad; luego obtuvo una prebenda  de la que ascendió a canónico  de merced, de aquí a la divinidad de Tesorero, y de esta  ala de Deán. Entonces hizo dos entradas a los indios infieles del sur, y pudo conseguir la reducción de cincuenta entre grandes y pequeños de uno y otro sexo, que fueron bautizados y con los que fundo el pueblo de Capilla de Rodríguez. Fue dos veces diputado de esta provincia para los Congresos Nacionales y otras dos representantes de la Honorable Legislatura de Córdoba, en uno y otro obtuvo su presidencia. Fue dos años consecutivos Cancelario de esta Universidad Mayor y uno rector del Colegio de Nuestra Señora de Monserrat; tres veces fue Provisor y Gobernador del Obispado” Leyenda  del retrato al leo de Mons. Lazcano expuesto en la Sala Rectoral del Obispado de Córdoba). El 1º de noviembre de 1831 fue consagrado Obispo de Córdoba. El señor Lazcano se distinguió por su gran carácter,  rectitud y talento, siendo considerado, según Monseñor Pablo Cabrera, como el mejor escritor sagrado de la época.  Victima de la injusticia del gobierno de Reinafé, fué desterrado a Corrientes de donde paso a La Rioja, regresando allí después de solucionarse el conflicto con el gobierno de Córdoba, cuya entrada triunfal el mismo la relata en estos términos: “ Mi entrada en esta capital ha tocado mi corazón no como quiera, porque en ella vi unas demostraciones tan completas de júbilo y respeto a mi autoridad, que  desmentían enteramente la impiedad de los desgraciados tiempos que vivimos. El mismo Gobierno en persona, acompañado de todas las autoridades del pueblo, y mucho pueblo, salió a recibirme a extramuros, y desde allí fui conducido como en triunfo por entre vivas de un inmenso pueblo, calles entapizadas de flores y agua de olores que se arrojaban de rejas, balcones y azoteas, repiques generales y una lucida tropa de caballería e infantería que guarnecía las calles, junto con el cañón que hacia salvas de triunfo y alegría” Falleció el 30 de julio de 1836.

2) Victoriano de Lazcano y del Castillo, nacido en Santiago del Estero, abrazo la carrera del sacerdocio, y también como el anterior ocupo importantes cargos electivos.

3) José de la Cruz de Lazcano y del Castillo, que sigue en Parte II: Rama Primera

4) Luisa Ramona de Lazcano y del Castillo

5) Claudia Josefa de Lazcano y del Castillo

6) José Andrés de Lazcano y del Castillo, fallecido de tierna edad.

7) Francisco Javier de Lazcano y del Castillo, que formo la Rama Segunda

8) José Manuel de Lazcano y del Castillo

9) Juana Paula de Lazcano y del Castillo, esposa de Dn. Gregorio de Igarzábal (ver Igarzábal)

10) José Benito de Lazcano y del Castillo, que formo la Rama Tercera

11) Felipe Roqué de Lazcano y del Castillo y

12) Paula Fortunata de Lazcano y del Castillo

Dr. en Física José Antonio Balseiro. (1919 – 1962). Historia de la Comisión Nacional de Energía Atómica CNEA.




En la época cuando José Antonio Balseiro eran muy joven, la ciencia atómica mundial comenzaba en una etapa de novedosa investigación en lo que respectaba a su origen y funcionamiento, que lamentablemente derivara en la explosión nuclear de 1945 en Hiroshima y Nagasaki.

En Argentina no se contaba aún con ningún laboratorio dedicado al estudio de esta área, pero si, ya rondaba en las ideas de este futuro físico iniciar trabajos de investigación para hacer de Argentina un país que se integre con los avances tecnológicos y científicos del mundo. Para ello, tuvo que casi convertirse en un autodidacta, debido al atraso científico de la época.

“La investigación es una. disciplina que se aprende al lado de aquél que sabe hacerlo.”

Balseiro, tuvo un muy importante papel en el desarrollo de la física atómica y nuclear en la República Argentina.

José Antonio Balseiro nació en la ciudad de Córdoba el 29 de marzo de 1919, cuarto hijo de Antonio Balseiro, quien había emigrado de España en su adolescencia, y de Victoria Lahore, argentina de origen francés.

En 1933 ingresa al Colegio Nacional de Monserrat dependiente de la Universidad de Córdoba, de donde egresa con el título de bachiller en 1938.

En 1942 había llegado a la Argentina el profesor austríaco Guido Beck, que se instaló en el Observatorio Nacional de Córdoba. Beck traía las últimas novedades sobre los avances de la física en Europa y se propuso difundirlas en la Argentina, especialmente entre los estudiantes jóvenes que habían recibido una visión estática de la ciencia, fruto de la escasa o nula actividad de investigación de sus profesores.

Gracias haber podido participar en un grupo de investigación de avan­zada, dirigido por Guido Beck, una autoridad mundial en física atómica, quien se hallaba de visita en el país, el físico argentino pudo ponerse al tanto de la ciencia nuclear mundial.

Balseiro fue admitido en el Observatorio para completar una pasantía post doctoral bajo la dirección de Beck. Del citado profesor austríaco, Balseiro recibió los elementos necesarios para dominar las técnicas de la física teórica de la época. La relación con su maestro amplió sus horizontes intelectuales y emocionales enriqueciendo su personalidad. Esto lo reconocería Balseiro en una carta en que le decía: “Usted, de quien aprendí más que física”.

En 1946 el entonces presidente Juan D. Perón creía de que la Argentina podía lograr la fusión nuclear controlada. El emprendimiento de Richter, instalado en la Isla Huemul, en Bariloche, consumía grandes cantidades de dinero y el gobierno comenzó a desconfiar sobre la probabilidad de obtener los resultados prometidos, por lo que se descartó definitivamente la continuidad del proyecto.

En 1955, usando parte de lo que fueron las instalaciones del Proyecto Huemul, la Comisión Nacional de Energía Atómica creó el Instituto de Física de Bariloche. Balseiro jugó un rol importante en la creación del instituto y fue su primer director.

Balseiro muere por leucemia en Bariloche el 26 de marzo de 1962, unos días antes de cumplir los 43 años. Dejó tras de si un ejemplo de vida regida por los más altos principios de honestidad y decencia, dedicada en buena parte al avance de la ciencia en la Argentina.

Ya en la Universidad de La Plata, José Antonio Balseiro (1919-1962) demostró su enorme vocación por la física. Obtuvo el doctorado, trabajó en el Observatorio Astronómico de Córdoba y logró una beca en el Reino Unido. De allí volvió para investigar los trabajos de Ronald Richter en la isla Huemul. Presidió el Instituto de Física de Bariloche, actual Instituto Balseiro.

LA GRAN MENTIRA DE RICHTER


La investigación de los experimentos de Ronald Richter en la isla Huemul (custodiada por la Gendarmería Nacional Argentina a cargo del 2do Cte Frisina), cerca de Bariloche, cambió la vida de Balseiro. En 1952, el presidente Juan D. Perón convocó a Balseiro y a otros científicos para que comprobaran si Richter lo había engañado con sus ensayos sobre fusión nuclear controlada.

Al visitar la isla Huemul, Balseiro comprobó que Perón había sido embaucado. Richter trabajó para los nazis y abandonó Alemania tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Aseguraba haber logrado la fusión nuclear controlada, algo que los científicos todavía no habían conseguido.

Le informó a Perón que “el 16 de febrero de 1951 en isla Huemul se llevaron a cabo reacciones termonucleares bajo condiciones de control en escala técnica”. La comisión que integraba Balseiro visitó las instalaciones en septiembre de 1952 ycomprobó que las investigaciones eran una farsa. El presidente suspendió el proyecto y mandó a Richter a un chalé de Monte Grande. El engaño, tuvo su costado positivo.

Por entonces, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) iniciaba el desarrollo de la física nuclear en el país. En 1953, algunos de sus asesores propusieron la creación de un Instituto de Física, en Bariloche. El gobierno creó el instituto en 1955 y nombró a Balseiro como su primer presidente. 

El científico había estudiado física en la Universidad de La Plata y trabajado en el Observatorio Astronómico de Córdoba entre 1945 y 1947. Allí conoció a Guido Beck, uno de los mayores expertos en física atómica en aquellos años. En 1950, gracias a una beca del British Council, Balseiro partió a Manchester para dedicarse a la física nuclear. Luego ingresó a la CNEA y presidió el Instituto de Física.

Su tarea al frente del Instituto y del Centro Atómico Bariloche presentó numerosas dificultades. Debido a la ausencia de varios profesores pioneros, tuvo que hacerse cargo de tareas administrativas, de dirección y el dictado simultáneo de hasta tres cursos por cuatrimestre. No se dio por vencido, ni siquiera ante las dificultades derivadas de la falta de presupuesto.

En 1961, Balseiro dijo: “Enseñar para ser físico significa enseñar a ser investigadores y no se puede enseñar a ser investigadores si no se investiga. La investigación es una disciplina que se aprende al lado de aquél que sabe hacerlo”. (Fuente Consultada: Revista TIME El Siglo de la Ciencia).


El Cte Pr (R) Dr D Carlos Gustavo Lavado Roqué Ph.D, es Diplomado en Defensa Nacional, Posgrado Internacional en Protección Radiológica y Seguridad Nuclear (OIEA), se desempeñó durante siete años como: Delegado por la Gendarmería Nacional Argentina, en el Comité Asesor en Protección Física de Instalaciones y Materiales Nucleares de la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.). Participando en la confección de la Norma de Protección Física de Materiales e Instalaciones Nucleares (AR 10.13-1). Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Comisión Nacional de Energía Atómica (C.N.E.A.), Oficial de Enlace de Gendarmería Nacional Argentina ante la Autoridad Regulatoria Nuclear (A.R.N.).todos dependientes de la Presidencia de la Nación. Participó en representación de la República Argentina en la “International Conference On Security Of Material-Mesures To Prevent, Intercept And Respond To Ilicit Uses Of Nuclear Material And Radioactive Sources” organizado por la IAEA, e INTERPOL el 07-11MAY01 en Stockholm, Sweden. Fué Jefe de la Div Seguridad de Objetivos Nucleares y Estratégicos que custodia la Gendarmería Nacional Argentina.

LA COMPAÑÍA DE BASKOS EN LA DEFENSA DE BUENOS AIRES EL 5 DE JULIO DEL AÑO 1807 (Texto extraído del libro “Los Baskos en ...





José María Rojas Argerich, participó en las invasiones inglesas, 
luego como capitán de artillería en la primera expedición 
auxiliadora al Alto Perú, luchando en la batalla 
de Suipacha y en la de Huaqui 

ASOCIACIÓN DESCENDIENTES DE GUERREROS Y 
PRÓCERES DE LA INDEPENDENCIA

"Desde las luchas por la Independencia Nacional, hasta la guerra por recuperar las Islas Malvinas, fueron muchos los argentinos que dieron su vida por defender la Patria; lo hicieron por millones de compatriotas, contemporáneos y venideros, demostrando una valentía suprema y un amor inconmensurable. En los libros de historia sólo podemos encontrar unos pocos nombres, que se han destacado por su acción. Hoy nosotros queremos rendir un merecido homenaje a esos soldados desconocidos, que no figuran en libros, diarios y revistas, pero que murieron en suelo de nuestra Patria y nos representaron a todos los habitantes, tan dignamente, defendiendo nuestros derechos. Sólo podemos expresar, además de nuestro recuerdo, un

" ¡VIVA LA PATRIA!


En esta fraternal iniciativa que la colectividad baska brinda a la República Argentina, con motivo de su Centenario, creo de oportunidad se publique la lista de los bizkainos y nabarros que formaban las cinco compañías agregadas al Batallón Voluntarios de Kantabria, que peleó en el Puente de Barracas, Corrales de Miserere y en la acción general de la Plaza, en los días 2, 3, 4, y 5 de Julio del año 1807, cuando nos invadió la Inglaterra con un ejército de las tres armas compuestos de 9.800 soldados al mando del general J. Witelock, coroneles Cranfurd y Pack. 

Véase del Estado Mayor General de la fuerza efectiva del Batallón Voluntarios de Kantabria, que formaban las compañías de bizkainos y nabarros, en el acto de partir para el campamento del ejército, al otro lado del Puente de Barracas, en la tarde del día 1º de Julio del año 1807. 

Plana Mayor

1º Comandante: Don Prudencio Murgiondo (Comandante de Voluntarios del Río de la Plata). 
2º Comandante: Don Ignacio de Rezábal, actual primer Comandante del Batallón de Voluntarios de Kantabria. 
Ayudante: Juan Ángel de Goikochea. 
Capellanes: el R. P. Mastre Fray Gregorio Torres del Orden de Predicadores. 
Presbítero: Don José Antonio Achega. 
Cirujanos: Don Gerónimo Arechaga, y ayudante cirujano, Don Javier de Azpiazu. 

2º Compañía de Bizkainos y Nabarros 
Capitán: Don José Agustín Lizaur. 
Teniente: Don Juan Pedro de Garnalena. 
Subteniente: Don José de Muguerza. 
Decuriones (este nombre equivale en la Milicia al grado de Cabo de Compañía): Don José de Izurrieta, Domingo de Echeberría, Juan Pedro Barangoi. 

Camaradas (soldados): 
Vicente de Gainza, Martín de Aguirre, Pedro Francisco de Agote, José de Berbedel, Juan Bautista de Ituarte, Francisco de Echebarría, Miguel de Villar, Narciso de Iranzuaya, José María de Agote, Andrés de Migoia, Francisco Ramón de Udaeta, José Lino de Chopites, Patricio Zabalía, Juan Ramón de Agote, Ramón de Laso, Antonio de Arechaga, Juan Antonio de Arrien, Francisco Recabarren, Francisco Merino, José de Ereño, Nicolás de Segura, Fermín de Camino, Sebastián Iparragirre, Gregorio Allende, Joaquín de Zubillaga, Ángel de Echebarría, Cipriano de Sagastizábal, Ramón de Quintana, Antonio Luis Badal, Santiago de Arce, Hipólito de Echanis, Pelayo de Arocena, Pastor de Tellechea, Juan Cruz Parodi, Pedro de Muñoz, Juna de Araujo, Francisco de Aramburu, Joaquín Ibarnia, José María Errazquin, Juan José de Villasante, Elías de Leguina, Lázaro de Elortondo, José Gregorio Salao, José Guardo, Ramón Fernández, José Gabino de Castro, Santiago Sánchez, Mauricio de Pizarro, Antonio de Cortaberría, José de Hontaneda, Agustín Sáenz y Feliciano de Isurrieta. 

3º Compañía 
Capitanes: Norberto de Quirno y José Santos de Irigoyen. 
Teniente: Pedro de Berro. 
Decuriones: Don Manuel de Lezama, Antonio de Macazaga y Juan Miguel de Carlos. 
Camaradas: 
Don José de Goya, Juan de Anchordoki, Anselmo Bermegillo, Pedro Maruri, Melchor Albín, Contador de la Real Renta de Correos, Luis de Gardeazábal, Juan Bautista Gaiztarro, Julián Giztarro, José Amézaga, Pedro Añorki, Bartolomé Zaballa, Lino José de la Torre, Ramón de Ansó, Manuel Olaskoaga, José Arana, José Felipe de Nekochea, Juan Antonio de Isa, Domingo de Alburu, Pedro Cartucha, Domingo Velesi, Pedro Ignacio Satalani, Bruno Moranchel, Marcelino Vega, Gregorio Salaya, Juan Bautista Prusain, Francisco Ansó, Martín de Echarte, Nicolás Vicente Labunal, Pedro Cipriano Barace, José María Ezcurra, Higinio Gardeazábal, Manuel Gorostizaga, Martín Elordi, Tomás Landaeta, Pedro de Salcedo, Juan Pedro de Zelayeta, Pedro Pablo de Urquiaga, Francisco de Uriarte, Albaro Dabalillo, Juan José Arregui, Mariano de Iparragirre, José Bontí, Cayetano Artayeta, Marcos Lerman, Bautista Brusain, Manuel Fruto. 

4º Compañía

Capitán: Juan Antonio de Santa Coloma.
Teniente: Pedro Real de Asúa.
Decuriones: Tomás de Echechikia, Lorenzo Antonio Uriarte, Manuel Garrastazu, Rafael Zaldarriaga. Camaradas: Ramón de Uriarte, Jorge P. Terrada, Francisco Pombo de Otero, Pedro Budiola, José Zerraeta, Tomás Garay, Modesto Uribelarrea,, Juan Arriola, Antonio Rubio, Manuel Villaluenga Torres, Tomás Peña, Ramón Izaguerre, Pedro José Ibarra, Juan Luis Licona, Juan de la Franea, Domingo M. Gaudencio Noble, Elías Gil, Santiago Ferrari, Félix Urioste, Juan Antonio Gana, Mariano Gazcón, Ruperto de la Concha, José Alday, Juan Bautista Jáuregui, Miguel Iturraspe, Marcos Quiroga é Ibarrola, Antonio Babañoli, Francisco Goñe, Francisco Barbachano, Miguel José de Ugalde, Juan Luis Erresola, Juan Pedro de Brea, José Arestegui.

5º Compañía

Capitán: Pedro Ansoategui.
Tenientes: Manuel Ortiz Basualdo, Juan Antonio Zelaya.
Decuriones: Joaquín de las Carreras, Juan Murrieta, Fermín Ibáñez, Juan Bautista Ruiz, Miguel de Elordi, Manuel Latorre, Tomás Ortiz Quintiliano Ferreyra, Francisco Sanginés, Juan José de Ansoategui, Pedro Murrieta, Luis Añorga, Domingo Sierra, Juan Pedro Echepare, Domingo Mendiburu, León Urain, Ramón Durañona, José de Larraechea, Nicolás Nieto, Juan Francisco de Viguri, Domingo de Inchaurregui, Manuel Basarte, Tiburcio de Llano, José María Susaya, Camilo Iduarte, Francisco Barace, José María Aguilar, José Manuel de Inchaurregui, José María Santú, José de Aguirre, Juan Francisco Alisal, Martín Pereda, Agustín Arza, Agustín de Urioste, Vicente Casares y Murrieta, José Lopetegi, Manuel Larota, Manuel Iduarte, Pedro Murúa y Alzaga, Joaquín Suárez, Miguel Peñaloza.

6º Compañía

Capitán: Juan de la Elguera.
Teniente: José Antonio de Irigoyen.
Decuriones: Juan Bautista Mujica, Juan José Zapiola, Andrés Lascano, Pelayo Zapiola. Camaradas: Miguel de Irigoyen, Agustín de Unzaga, Juan de Dios Arresain, Juan Bautista Olazarri, Félix Lascano, Agustín Abasolo, Nicolás Suárez, Domingo Lascano, Roque Velásquez, Juan Fco. Minondo, Ramón Burzaco, Juan Enrique Aguirre, Juan Jauregui, Domingo Eizaga, Agustín Onederra, Juan Ventura Cobeaga, Angel Ananto, Miguel de Sasturain, Auseio Arechaga, Juan Lazaga, José Zuda, Fco. Arecha, José Artechabarría, Fco. Ortúzar, Martín Iraola, Juan Albarasturi, Simón Lejarza, Ramón de Reguna, José Buenechea, Fco. Isidro de Larrabide, José Ignacio Irureta, José de Elejaburu, Simón de Escarza, Gaspar Chacón, Juan José Córdoba, Antonio Chupitea, Pedro Uribe, Domingo Laris, Juan de Tejeda, Manuel de Migoia. Baskongados muertos en los combates del día 2 de Julio en los Corrales de Miserere, en las guerrillas ó acciones parciales de los días 3 y 4 de Julio y el combate general del 5 del mismo mes:

Soldados: Cazadores, José Ignacio Alcáraz, José Gabriel Chaparro, Baltasar Feijoo.
Capitanes: José Santos de Irigoyen, José de Muguerza.

Tomo lo nombres de estos valientes baskongados de la memoria que publicaron sus jefes los comandantes don Prudencio Murguiondo y dos Ignacio de Rezábal. El alma de la heroica defensa de Buenos Aires lo fue el alcalde de primer voto don Martín de Alzaga, secundado por el Cabildo y el pueblo, que abriendo fosos, formando cantones y trincheras esperó al extranjero invasor. En esos días no sólo se distinguieron los soldados, nuestras abuelas pelearon a su lado y más de una se distinguió en una acción heroica (1).

En esos combates, muchos euskaros regaron con su sangre generosa el suelo de la patria. En Santo Domingo cayeron el capitán de la tercera compañía don José Santos de Irigoyen y don José de Muguerza de la segunda, sin poder haber visto triunfante y libre a su patria adoptiva.

Cuando se rindió el general Pack, que ocupaba el Convento, tenía ochenta muertos en la torre, por los certeros tiros que con un cañón le hizo desde el patio de una casa vecina, el capitán de Patricios don Jacobo Adrián Varela, y cuyas balas aún pueden verse incrustadas en la torre del Convento.

El famoso general Pack, que con sus tropas había asesinado a las familias de Maderna y Unquera y a tres religiosos del Convento de Santo Domingo, cuando en la madrugada del día 5 de Julio tomó esta ventajosa posición, no tuvo inconveniente de pedir que lo ocultaran cuando los patricios lo buscaban, después de vencer a sus soldados. Esos buenos frailes a quienes había ofendido, fueron su amparo, tres veces buscado con ahínco por los patriotas, fue otras tantas sustraído a la venganza del pueblo, por la ilustre filantropía y bendita caridad del respetable Prior Fray Francisco Javier Leyva, que ocultándole a la activa diligencia con que le buscaban, pudo salvarse escondiéndose en el camarín de la efigie de la virgen en el altar mayor.

En ese Convento fue rendido el general Cranfurd con 930 soldados y toda su oficialidad, sus banderas (que pueden verse dentro del templo) y entre ellas las del famoso Regimiento 71 que jamás fue vencido (2).

Así concluyó, y tal fue el fin que tuvo la dispendiosa empresa de la Gran Bretaña sobre el Río de la Plata, pues se le obligó a evacuar a Buenos Aires en el plazo de diez y ocho horas.

Muchos bakongados del alto comercio se distinguieron en esta gloriosa defensa. Tengo a a la vista la nómina donde consta que ofrecieron sus caudales para equipar a este batallón, y en primera línea se destacan los nombres de Martín de Sarratea, Tomás de Balanzategui, Martín de Alzaga, alcalde de primer voto; Francisco Antonio de Letamendi, Francisco Ignacio de Ugarte, Juan Bautista de Elorriaga, Cristóbal de Aguirre, José Ramón de Ugarteche, Juan Antonio Lezica, Tomás de Ansoategui, oidor decano; Andrés de Migoia, alcalde de primer voto del Cabildo de Luján; José Santos Ichaurregui, Domingo Antonio de Achával, Gabriel Real de Asua, Joaquín Madariaga, Agustín de Olavarría, Benito de Olazábal, Juan Ignacio Ezcurra, Francisco Ortúzar, Mateo Chavarría y Sebastián Eyzaga. Esta lista publicó la Imprenta de Niños Expósitos en 1808.

Sólo nos falta que paguemos la deuda que tenemos con los valientes capitanes Irigoyen y Muguerza, y al doblar una rodilla ante la tumba de estos dos héroes, invitó a los bakongados y a sus hijos a hacerles la justicia póstuma, colocando una placa de bronce con sus nombres en el vestíbulo del Templo de Santo Domingo, donde ya está la de sus valientes compañeros.

Julio Migoya García (1) Una de ellas mató un soldado inglés y presentó el fusil al virrey Liniers que le dio el grano de alférez y le decretó una pensión.
(2) Cuando el Regimiento Inglés 71 estaba prisionero en el Cabildo aparecieron en las paredes estos versos escritos con carbón:

Aquí yace el famoso regimiento 
Nombrado del inglés 71; 
Que en lides mil salió con lucimiento, 
A la fuerza y valor de unos soldados 
Que sin brillo, sin lustre y desastrados 
Abatieron en orgullo en un momento. 
Llora Inglaterra esta desgracia 
Sirviendo de escarmiento a su osadía 
Al saber sucumbieron por su audacia
 Cerca de dos mil hombres… que manía 
Intentar dominar su ineficacia. 
Del “Argentino” el brío y valentía.